El Rapid Bfit no ha tenido piedad de un débil e inoperante San José.

Despertó la fiera. El Rapid Bfit, ese equipazo que brilló en la Liga Interpueblos, pero que empezó renqueante en la Preferente, ha dado un puñetazo encima de la mesa y está dispuesto a pelear por el título después de la paliza que le ha dado a un San José roto y sin alma. Bien es cierto que al cuadro naranja le faltan varias jugadores titulares, pero no es excusa para que se hayan marcado de Can Misses vapuleados por un equipo que ha sumado ya 13 goles en los dos últimos enfrentamientos y que ha protagonizado el resultado más escandaloso de la temporada.
Los ibicencos han maltratado a un rival que se quedó sin el portero Koki a las primeras de cambio. Nada más arrancar el partido, unas manos fuera del área del aquero en un mano a mano con un atacante fueron señaladas con roja directa por el colegiado Josep Roig. A los visitantes les tocaba remar contracorriente con muchos minutos por delante y acabaron sucumbiendo ante la calidad y la pegada del Rapid Bfit, que se fue al descanso ganando 5-0.
David Gor brilló con luz propia y fue el autor de los cuatro primeros chicharros del submarino amarillo, mientras que Edu Orduña anotó el quinto de la tarde antes de que se llegara al asueto. Y el ex del Sant Jordi fue quien estableció el sexto a los pocos minutos de la reanudación, un gol muy celebrado por el delantero, que sigue demostrando su instinto asesino. Carlos Jiménez enchufó el 7-0 y Marcos Behar puso la guinda a la fiesta con el octavo y último gol del partido.
Pero el San José no quiso irse sin ver puerta e Ivan Aledda se encargó de establecer el tanto del honor de un equipo que se hunde en la clasificación y que ha tenido que jugar con su entrenador, Julio García, en la grada, ya que cumplía su segundo partido de suspensión tras ser sancionado por los incidentes del día del Portmany. “Sólo quiero felicitar al Rapid Bfit por el partido”, significó el míster al final del enfrentamiento.
Por su parte, Iván Córdoba aseveró: “Parece que ahora nos están saliendo las cosas y seguimos con opciones en la pelea por el título. De todos modos, ni antes éramos tan malos ni ahora tan buenos. Ahora, toca pensar ya en el partido del Puig d’en Valls, que va a ser muy duro y el equipo tendrá que estar muy metido si queremos sacar algo positivo”.

8-1. El Rapid Bfit aplasta al San José

El Rapid Bfit no ha tenido piedad de un débil e inoperante San José.
Despertó la fiera. El Rapid Bfit, ese equipazo que brilló en la Liga Interpueblos, pero que empezó renqueante en la Preferente, ha dado un puñetazo encima de la mesa y está dispuesto a pelear por el título después de la paliza que le ha dado a un San José roto y sin alma. Bien es cierto que al cuadro naranja le faltan varias jugadores titulares, pero no es excusa para que se hayan marcado de Can Misses vapuleados por un equipo que ha sumado ya 13 goles en los dos últimos enfrentamientos y que ha protagonizado el resultado más escandaloso de la temporada. Los ibicencos han maltratado a un rival que se quedó sin el portero Koki a las primeras de cambio. Nada más arrancar el partido, unas manos fuera del área del aquero en un mano a mano con un atacante fueron señaladas con roja directa por el colegiado Josep Roig. A los visitantes les tocaba remar contracorriente con muchos minutos por delante y acabaron sucumbiendo ante la calidad y la pegada del Rapid Bfit, que se fue al descanso ganando 5-0. David Gor brilló con luz propia y fue el autor de los cuatro primeros chicharros del submarino amarillo, mientras que Edu Orduña anotó el quinto de la tarde antes de que se llegara al asueto. Y el ex del Sant Jordi fue quien estableció el sexto a los pocos minutos de la reanudación, un gol muy celebrado por el delantero, que sigue demostrando su instinto asesino. Carlos Jiménez enchufó el 7-0 y Marcos Behar puso la guinda a la fiesta con el octavo y último gol del partido. Pero el San José no quiso irse sin ver puerta e Ivan Aledda se encargó de establecer el tanto del honor de un equipo que se hunde en la clasificación y que ha tenido que jugar con su entrenador, Julio García, en la grada, ya que cumplía su segundo partido de suspensión tras ser sancionado por los incidentes del día del Portmany. "Sólo quiero felicitar al Rapid Bfit por el partido", significó el míster al final del enfrentamiento. Por su parte, Iván Córdoba aseveró: "Parece que ahora nos están saliendo las cosas y seguimos con opciones en la pelea por el título. De todos modos, ni antes éramos tan malos ni ahora tan buenos. Ahora, toca pensar ya en el partido del Puig d'en Valls, que va a ser muy duro y el equipo tendrá que estar muy metido si queremos sacar algo positivo".

No hay comentarios

Dejar respuesta