El fútbol amateur pitiuso tiene mañana la cita más importante de la temporada. El campo municipal de San Antonio es el escenario, a partir de las 19:00 horas, del partidazo que enfrenta al Portmany, segundo clasificado de la Regional Preferente con 31 puntos y el líder intratable de la categoría, un CD Ibiza que manda en la tabla con 33 dígitos y que afronta el duelo sin conocer la derrota, contando todos sus partidos por victorias excepto uno, cuando empató (1-1) ante los portamnyistas en la primera vuelta.

Ambos adversarios se juegan mucho en el envite. El plantel que entrena Vicente Fernández tiene ante sí la mejor oportunidad del curso para asaltar la primera plaza y depender de sí mismo para entonar el alirón y jugar la fase de ascenso a Tercera División a falta de las últimas cinco jornadas, mientras que la escuadra de Iván Córdoba puede dejar sentenciado el torneo si logra el triunfo, ya que se escaparía a 6 puntos de diferencia y un calendario por delante con partidos favorables, siendo el choque ante el Inter Ibiza el más exigente.

En San Antonio viven las horas previas al trascendental encuentro con muchas ganas e ilusión. El plantel rojillo no tiene el ascenso como objetivo prioritario, pero no van a dejar escapar el dulce caramelo que supone conquistar la Liga y jugar el play-off después de varias temporadas en blanco. “Imagínate cómo puede estar el equipo. Todos estamos impacientes por jugar este partido, el cual va a ser muy entretenido y emocionante”, asegura el capitán Toni Ramírez, una de las voces autorizadas en la caseta del Portmany.

El delantero y goleador, no obstante, puntualiza que el cuadro sanantoniense no tiene ninguna obligación en cuanto a subir a Tercera, por lo que traslada toda la presión al CD Ibiza. “Ellos son los que se han propuesto ascender esta temporada; también tienen un presupuesto elevado y algunos de sus jugadores perciben una cantidad económica, así que tienen más obligación de ganar la Preferente y jugar la liguilla”, dice el futbolista, que recuerda: “Nosotros no vemos ni un euro por jugar a fútbol”.

“A pesar de que el club no se ha marcado la meta de dar el salto de categoría, tenemos una buena ocasión por delante para intentarlo, así que vamos a tratar de llegar hasta el final con opciones y todo pasa por lograr el triunfo ante el CD Ibiza, aunque después tendríamos cruces muy complicados, ya que nos tenemos que medir a rivales como el Ciudad de Ibiza, Sant Jordi e Inter Ibiza”, aclara Toni Ramírez, que reitera la gran ilusión que se respira en la plantilla por hacer “algo grande este año”.

“Soy de los que opina que el pueblo de San Antonio merece tener un equipo en Tercera División. El Portmany, por historia, también tendría que estar en categoría nacional y, aunque no sea nuestra prioridad, vamos pelear por intentar dar una alegría a nuestros aficionados”, asegura Toni Ramírez, que espera que la hinchada acuda a la llamada del equipo en uno de los momentos más importantes de la temporada. “Pienso que la gente vendrá a animarnos y con su aliento trataremos de sumar los tres puntos”, subraya.

En cuanto al partido, el futbolista opina que sobre el verde se verá una bonita batalla entre dos adversarios que lo van a dar todo hasta que pite el árbitro el final del partido. “Va a estar la cosa muy igualada y competida. Los dos sabemos lo que hay en juego y ganar no va a ser fácil ni para nosotros ni para ellos”, indica el atacante, que realza la figura de un jugador. “Bonilla es nuestro crack; está viviendo una segunda juventud futbolística y está viendo puerta con facilidad”, afirma con sentido del humor.

Pero también valoró el papel que están desempeñando los compañeros más jóvenes. “En el vestuario convivimos futbolistas veteranos, con experiencia en categorías superiores y gente más nueva que se está adaptando perfectamente a la dinámica de trabajo y competitividad del grupo. Y lo cierto que esta combinación nos está yendo muy bien. Futbolistas con Estela y Fabián, por ejemplo, lo están haciendo de maravilla, aunque no quiero olvidarme del resto, que también están haciendo un gran trabajo”, apunta.

Pero Toni Ramírez no olvida al capitán de la nave portmanyista, el técnico Vicente Fernádez. “Qué puedo decir yo del míster que no sepamos todos. Es un crack. Lleva ya cuatro campañas en el Portmany y desde el primer día ha demostrado lo excepcional preparador que es. Sabe gestionar perfectamente un vestuario y de fútbol sabe mucho. Todos estamos muy contentos y orgullosos de tenerle en el equipo y ojalá esté mucho tiempo más en San Antonio”, finaliza el delantero.

¡Aquí está el Portmany!

El fútbol amateur pitiuso tiene mañana la cita más importante de la temporada. El campo municipal de San Antonio es el escenario, a partir de las 19:00 horas, del partidazo que enfrenta al Portmany, segundo clasificado de la Regional Preferente con 31 puntos y el líder intratable de la categoría, un CD Ibiza que manda en la tabla con 33 dígitos y que afronta el duelo sin conocer la derrota, contando todos sus partidos por victorias excepto uno, cuando empató (1-1) ante los portamnyistas en la primera vuelta. Ambos adversarios se juegan mucho en el envite. El plantel que entrena Vicente Fernández tiene ante sí la mejor oportunidad del curso para asaltar la primera plaza y depender de sí mismo para entonar el alirón y jugar la fase de ascenso a Tercera División a falta de las últimas cinco jornadas, mientras que la escuadra de Iván Córdoba puede dejar sentenciado el torneo si logra el triunfo, ya que se escaparía a 6 puntos de diferencia y un calendario por delante con partidos favorables, siendo el choque ante el Inter Ibiza el más exigente. En San Antonio viven las horas previas al trascendental encuentro con muchas ganas e ilusión. El plantel rojillo no tiene el ascenso como objetivo prioritario, pero no van a dejar escapar el dulce caramelo que supone conquistar la Liga y jugar el play-off después de varias temporadas en blanco. "Imagínate cómo puede estar el equipo. Todos estamos impacientes por jugar este partido, el cual va a ser muy entretenido y emocionante", asegura el capitán Toni Ramírez, una de las voces autorizadas en la caseta del Portmany. El delantero y goleador, no obstante, puntualiza que el cuadro sanantoniense no tiene ninguna obligación en cuanto a subir a Tercera, por lo que traslada toda la presión al CD Ibiza. "Ellos son los que se han propuesto ascender esta temporada; también tienen un presupuesto elevado y algunos de sus jugadores perciben una cantidad económica, así que tienen más obligación de ganar la Preferente y jugar la liguilla", dice el futbolista, que recuerda: "Nosotros no vemos ni un euro por jugar a fútbol". "A pesar de que el club no se ha marcado la meta de dar el salto de categoría, tenemos una buena ocasión por delante para intentarlo, así que vamos a tratar de llegar hasta el final con opciones y todo pasa por lograr el triunfo ante el CD Ibiza, aunque después tendríamos cruces muy complicados, ya que nos tenemos que medir a rivales como el Ciudad de Ibiza, Sant Jordi e Inter Ibiza", aclara Toni Ramírez, que reitera la gran ilusión que se respira en la plantilla por hacer "algo grande este año".
"Soy de los que opina que el pueblo de San Antonio merece tener un equipo en Tercera División. El Portmany, por historia, también tendría que estar en categoría nacional y, aunque no sea nuestra prioridad, vamos pelear por intentar dar una alegría a nuestros aficionados", asegura Toni Ramírez, que espera que la hinchada acuda a la llamada del equipo en uno de los momentos más importantes de la temporada. "Pienso que la gente vendrá a animarnos y con su aliento trataremos de sumar los tres puntos", subraya. En cuanto al partido, el futbolista opina que sobre el verde se verá una bonita batalla entre dos adversarios que lo van a dar todo hasta que pite el árbitro el final del partido. "Va a estar la cosa muy igualada y competida. Los dos sabemos lo que hay en juego y ganar no va a ser fácil ni para nosotros ni para ellos", indica el atacante, que realza la figura de un jugador. "Bonilla es nuestro crack; está viviendo una segunda juventud futbolística y está viendo puerta con facilidad", afirma con sentido del humor. Pero también valoró el papel que están desempeñando los compañeros más jóvenes. "En el vestuario convivimos futbolistas veteranos, con experiencia en categorías superiores y gente más nueva que se está adaptando perfectamente a la dinámica de trabajo y competitividad del grupo. Y lo cierto que esta combinación nos está yendo muy bien. Futbolistas con Estela y Fabián, por ejemplo, lo están haciendo de maravilla, aunque no quiero olvidarme del resto, que también están haciendo un gran trabajo", apunta. Pero Toni Ramírez no olvida al capitán de la nave portmanyista, el técnico Vicente Fernádez. "Qué puedo decir yo del míster que no sepamos todos. Es un crack. Lleva ya cuatro campañas en el Portmany y desde el primer día ha demostrado lo excepcional preparador que es. Sabe gestionar perfectamente un vestuario y de fútbol sabe mucho. Todos estamos muy contentos y orgullosos de tenerle en el equipo y ojalá esté mucho tiempo más en San Antonio", finaliza el delantero.

No hay comentarios

Dejar respuesta