El Ibiza ya manda con autoridad la Tercera División balear. El equipo que entrena Toni Amor, tras la goleada al Llosetense (6-0) y después de la derrota del Mallorca B en el campo del Serverense (2-1), se aúpa en solitario en el liderato de la tabla clasificatoria con 33 puntos, dos más que el segundo, el Poblense y tres más que el filial bermellón, que pasa a ocupar la tercera plaza. Ocho victorias consecutivas sin encajar un gol ha catapultado a un plantel que no tiene límites y que va como un tiro, convirtiéndose en el rival más realizar del torneo, con 36 chicharros y en el menos goleado, con únicamente 3 dianas. Cirio, con 10 soles, es el máximo artillero de un equipo que, arropado por su fiel afición, ha puesto la directa hacia la Segunda División B.

Así manda el Ibiza

El Ibiza ya manda con autoridad la Tercera División balear. El equipo que entrena Toni Amor, tras la goleada al Llosetense (6-0) y después de la derrota del Mallorca B en el campo del Serverense (2-1), se aúpa en solitario en el liderato de la tabla clasificatoria con 33 puntos, dos más que el segundo, el Poblense y tres más que el filial bermellón, que pasa a ocupar la tercera plaza. Ocho victorias consecutivas sin encajar un gol ha catapultado a un plantel que no tiene límites y que va como un tiro, convirtiéndose en el rival más realizar del torneo, con 36 chicharros y en el menos goleado, con únicamente 3 dianas. Cirio, con 10 soles, es el máximo artillero de un equipo que, arropado por su fiel afición, ha puesto la directa hacia la Segunda División B.

No hay comentarios

Dejar respuesta