David Torres se muestra poco optimista a la hora de cobrar su contrato (Foto: Francisco Natera).

Francisco Natera. Si el Isleño no tenía suficientes problemas, ahora tiene uno más. Y es que el entrenador David Torres ha tramitado la correspondiente denuncia al Colegio de Entrenadores por el impago de su contrato, unos 6.000 euros. El preparador ibicenco interpuso la reclamación una semana antes de que acabara el campeonato de Liga. “Me vi obligado a reclamar el pago de mis mensualidades. No era mi intención, pero he intentado cobrar por las buenas y no ha habido manera. A pesar de que siempre busqué el diálogo con la directiva, ésta nunca respondió, así que no he tenido otra elección”, ha afirmado el míster a Fútbol Pitiuso esta misma tarde.

David Torres empezó la temporada pasada en el filial atlético y continuó con el equipo de Tercera después de la baja de Antonio Asensio, que también denunció su contrato (9.600 euros). “Sólo he cobrado un tercio de una mensualidad”, subraya el técnico, que confía en poder precibir sus emolumentos, aunque es poco optimista. “La verdad es que no sé si acabaré cobrando porque la cosa pinta muy mal. Lo único que espero es tener el apoyo del Colegio de Entrenadores”, indica.

El futuro del Isleño es poco esperanzador. De hecho, la única vía de salvación que tiene es que la primera plantilla se mantenga en Tercera División. Y esto pasa porque el Poblense logre ascender a Segunda División B y que el Constancia, que descendió tras caer eliminado ante el Zamora en el play-off por la permanencia, se quede en la división de bronce, circunstancia que parece probable después de la desaparición del Salamanca.

Recientemente, el Illa d’Eivissa envió un comunicado de prensa informando que rompía el contrato de filialidad con el Isleño y que su intención era inscribir equipos en la Federación desde prebenjamines hasta regional para competir la próxima temporada, por lo que si el club que preside Vicente Torres, Murtera, no logra aferrarse a la categoría nacional, tiene todos los números para desaparecer, dejando a deber miles de euros a técnicos, jugadores y proovedores.

Según anunció un diectivo de la entidad, en el caso de que el Isleño se mantenga en Tercera División, un grupo inversor podría reflotar el barco atlético, por lo que los acreedores del club podrían cobrar lo que tienen pendiente. Resaltar, asimismo, que los integrantes del plantel concluyeron la campaña sin cobrar los plazos pactados por la directiva.

Sea como fuere, lo cierto es que si el Isleño no paga a los entrenadores -Antonio Asensio y David Torres- no podrá tramitar fichas para participar en las diferentes competiciones, aunque este extremo preocupa poco a sus dirigentes, ya que el Illa d’Eivissa está limpio de deudas con la Federación y sería este club el que aglutinaría a las distintas formaciones con las que competirá la entidad en el curso 2013-2014.

 

David Torres denuncia al Isleño por el impago de su contrato, que asciende a 6000 euros

David Torres se muestra poco optimista a la hora de cobrar su contrato (Foto: Francisco Natera).
Francisco Natera. Si el Isleño no tenía suficientes problemas, ahora tiene uno más. Y es que el entrenador David Torres ha tramitado la correspondiente denuncia al Colegio de Entrenadores por el impago de su contrato, unos 6.000 euros. El preparador ibicenco interpuso la reclamación una semana antes de que acabara el campeonato de Liga. "Me vi obligado a reclamar el pago de mis mensualidades. No era mi intención, pero he intentado cobrar por las buenas y no ha habido manera. A pesar de que siempre busqué el diálogo con la directiva, ésta nunca respondió, así que no he tenido otra elección", ha afirmado el míster a Fútbol Pitiuso esta misma tarde. David Torres empezó la temporada pasada en el filial atlético y continuó con el equipo de Tercera después de la baja de Antonio Asensio, que también denunció su contrato (9.600 euros). "Sólo he cobrado un tercio de una mensualidad", subraya el técnico, que confía en poder precibir sus emolumentos, aunque es poco optimista. "La verdad es que no sé si acabaré cobrando porque la cosa pinta muy mal. Lo único que espero es tener el apoyo del Colegio de Entrenadores", indica. El futuro del Isleño es poco esperanzador. De hecho, la única vía de salvación que tiene es que la primera plantilla se mantenga en Tercera División. Y esto pasa porque el Poblense logre ascender a Segunda División B y que el Constancia, que descendió tras caer eliminado ante el Zamora en el play-off por la permanencia, se quede en la división de bronce, circunstancia que parece probable después de la desaparición del Salamanca. Recientemente, el Illa d'Eivissa envió un comunicado de prensa informando que rompía el contrato de filialidad con el Isleño y que su intención era inscribir equipos en la Federación desde prebenjamines hasta regional para competir la próxima temporada, por lo que si el club que preside Vicente Torres, Murtera, no logra aferrarse a la categoría nacional, tiene todos los números para desaparecer, dejando a deber miles de euros a técnicos, jugadores y proovedores. Según anunció un diectivo de la entidad, en el caso de que el Isleño se mantenga en Tercera División, un grupo inversor podría reflotar el barco atlético, por lo que los acreedores del club podrían cobrar lo que tienen pendiente. Resaltar, asimismo, que los integrantes del plantel concluyeron la campaña sin cobrar los plazos pactados por la directiva. Sea como fuere, lo cierto es que si el Isleño no paga a los entrenadores -Antonio Asensio y David Torres- no podrá tramitar fichas para participar en las diferentes competiciones, aunque este extremo preocupa poco a sus dirigentes, ya que el Illa d'Eivissa está limpio de deudas con la Federación y sería este club el que aglutinaría a las distintas formaciones con las que competirá la entidad en el curso 2013-2014.  

No hay comentarios

Dejar respuesta