David Torres dirige al CD Ibiza Islas Pitiusas.
David Torres dirige al CD Ibiza Islas Pitiusas.
Paco Natera Empezó a entrenar siendo jugador cadete del Atlético Jesús y en la actualidad, con 37 años, sigue disfrutando del fútbol desde el banquillo del CD Ibiza Islas Pitiusas. David Torres forma parte de la penúltima hornada de técnicos con Nivel 3 de las Pitiusas, acumulando una importante trayectoria, en la que destacan dos ascensos a Liga Nacional juvenil. El estratega ibicenco, que también dirigió al Isleño en Tercera División, ha concedido a Fútbol Pitiuso una interesante entrevista.

¿Qué significa para ti ser entrenador de fútbol?
Pues dirigir y/o coordinar a un grupo de personas muy diferentes entre sí para que cada uno aporte lo mejor de sí mismo en beneficio de los objetivos del equipo. En el aspecto personal me resulta muy gratificante, aunque a veces puede ser un trabajo duro e injusto. No obstante, la mayoría de las veces el balance es positivo.

¿A que edad empezaste a entrenar? ¿Por qué motivo?
Me inicié con 15 años en la escuela de fútbol del Atlético Jesús. Yo jugaba en los cadetes y el club nos propuso, a un compañero y a mí, entrenar a los niños pequeños. Nos hizo ilusión, empezamos a entrenar y hasta el día de hoy.

Defínete como entrenador
No me gusta considerarme un “ser superior” dentro del equipo. Me gusta ponerme al nivel de los jugadores, tratarlos como a personas y hablar con ellos cara a cara. Creo que el grupo funciona mejor si todo el mundo conoce sus funciones y responsabilidades, al mismo tiempo que se respeten las normas comunes. Si yo estoy al mismo nivel que el resto del grupo, cuando alguien se salta estas normas, no me falta al respeto solo a mí sino también a sus compañeros.

Siempre se habla que el jugador nace o se hace, ¿y el entrenador?
Considero que el entrenador se hace. En mi caso, con 15 años, ni había pensado en ser preparador. Pero a medida que han ido pasando los años he ido ganando en experiencia; me he seguido formando y noto que mi curiosidad por seguir aprendiendo es cada vez mayor.

¿Mejor momento como entrenador?
Los dos ascensos a Liga Nacional con el Atco. Jesús y San Jordi, pero si me tengo que quedar con uno de ellos sería con el ascenso del San Jordi. Cuando llegué al equipo me encontré que lo habían desmantelado y que solo quedaban tres jugadores. Tuve que hacer un grupo totalmente nuevo y evidentemente no estábamos entre la terna de favoritos. Fue un año muy bonito y con una implicación muy grande de los jugadores.

¿Se adaptan los jugadores al entrenador o el entrenador a los jugadores?
Una mezcla de ambos. El entrenador tiene que ser capaz de implantar sus métodos de trabajo adaptándose a las características de sus jugadores.

¿Cómo crees que debe ser la relación entre el entrenador y los jugadores?
Una relación cordial, respetuosa, sincera y sobre todo de mucha confianza por ambas partes.

¿Cómo motivas a tus jugadores al saltar al terreno de juego?
Depende del tramo de la temporada y de lo que nos estemos jugando, pero en líneas generales intento respetar los rituales o manías de cada uno y me preocupo de darles confianza y que salgan al campo sintiéndose capaces de ganar el partido.

Cuéntanos una anécdota negativa y otra positiva en tu carrera como entrenador.
Negativa: Tener un “presidente” que se creía con derecho de estar en el banquillo, en el vestuario y en el campo como si eso fuera su cortijo particular y que además no aportaba nada positivo al equipo, solo criticaba y creaba un ambiente negativo que nos acabó perjudicando.
Positiva: Encontrarme a alguien a quien he entrenado siendo pequeño (benjamín, prebenjamín) y que con 18 ó 20 años se alegra de verme y me recuerda con cariño. Esa es una de las partes más bonitas del fútbol y que me ha ocurrido varias veces.

¿Qué es lo primero que haces cuando llegas a un nuevo equipo y los jugadores no te conocen?
Sin charlas ni preámbulos cojo los balones y empezamos a entrenar. Mi primera sesión de la temporada es introductoria al trabajo que haremos durante el año, explico algunas normas de los entrenamientos y algunas reglas de provocación que busco en mis tareas.

¿Crees sinceramente que entre el aspecto psicológico, físico, técnico y táctico de un jugador, hay alguno que sobresalga sobre los demás? ¿Por qué?
No. Si un jugador tiene uno de estos aspectos más desarrollado será un jugador descompensado. Lo ideal es el equilibrio y tener trabajados todos los aspectos. Yo prefiero un jugador que sea un 7 en todo a uno que sea un 10 en una cosa y un 3 en otra.

¿Cuál es tu sistema de juego preferido? ¿Qué pros y qué contras crees que tienen?
No tengo un sistema de juego fijo ni definido; como he dicho antes, intento adaptarme a los jugadores que tengo. Creo que las posiciones fijas en el campo son muy relativas e irreales. Considero más importante que todos los jugadores conozcan y dominen sus funciones en el campo, independientemente de la posición en la que se les dibuje en la pizarra.

Cita algunos de los valores que te gustan que se vean reflejados en los jugadores de tu equipo.
Que sean fieles al equipo, comprometidos, sacrificados, inteligentes al leer los partidos y respetuosos con compañeros, rivales y árbitros.

¿Sigues algún tipo de ritual o manía antes de un partido?
Si, unos cuantos. Ya sabes lo que dicen… “Cuando algo funciona, no se toca”

¿Cómo valoras el aporte de las nuevas tecnologías (software) al fútbol dentro del ámbito de gestión, creación y organización de un equipo?
Cuando te acostumbras a utilizar la tecnología es una gozada lo que disfrutas y haces con ella. Hace unos años solo los equipos de élite utilizaban la tecnología, pero actualmente hay infinidad de programas y aplicaciones al alcance de cualquiera que te facilitan mucho el trabajo diario.

¿Qué opinión te merece el coaching deportivo? ¿Crees que es importante esta figura en el mundo del fútbol?
Es importantísimo para un equipo; es una figura que cada vez se irá integrando más en los cuerpos técnicos de cualquier club. No hace muchos años el preparador físico tampoco estaba muy valorado y solo en el fútbol profesional veías esta figura. Actualmente cualquier club modesto tiene a este profesional en su staff técnico. Creo que con el coaching pasará lo mismo.

Vemos que en el fútbol actual cada entrenador tiene sus métodos y actúa con una psicología diferente para dirigir a sus equipos. Si tuvieras que elegir entre Guardiola, Del Bosque, Mourinho o Simeone, ¿Con cuál te quedarías?
Me quedo con la metodología de trabajo de Guardiola y la psicología y las formas de Vicente del Bosque. Un híbrido entre ambos sería mi entrenador ideal.

David Torres: “La relación de un entrenador con sus jugadores debe ser cordial, respetuosa y sincera”

David Torres dirige al CD Ibiza Islas Pitiusas.
David Torres dirige al CD Ibiza Islas Pitiusas.
Paco Natera Empezó a entrenar siendo jugador cadete del Atlético Jesús y en la actualidad, con 37 años, sigue disfrutando del fútbol desde el banquillo del CD Ibiza Islas Pitiusas. David Torres forma parte de la penúltima hornada de técnicos con Nivel 3 de las Pitiusas, acumulando una importante trayectoria, en la que destacan dos ascensos a Liga Nacional juvenil. El estratega ibicenco, que también dirigió al Isleño en Tercera División, ha concedido a Fútbol Pitiuso una interesante entrevista. ¿Qué significa para ti ser entrenador de fútbol? Pues dirigir y/o coordinar a un grupo de personas muy diferentes entre sí para que cada uno aporte lo mejor de sí mismo en beneficio de los objetivos del equipo. En el aspecto personal me resulta muy gratificante, aunque a veces puede ser un trabajo duro e injusto. No obstante, la mayoría de las veces el balance es positivo. ¿A que edad empezaste a entrenar? ¿Por qué motivo? Me inicié con 15 años en la escuela de fútbol del Atlético Jesús. Yo jugaba en los cadetes y el club nos propuso, a un compañero y a mí, entrenar a los niños pequeños. Nos hizo ilusión, empezamos a entrenar y hasta el día de hoy. Defínete como entrenador No me gusta considerarme un “ser superior” dentro del equipo. Me gusta ponerme al nivel de los jugadores, tratarlos como a personas y hablar con ellos cara a cara. Creo que el grupo funciona mejor si todo el mundo conoce sus funciones y responsabilidades, al mismo tiempo que se respeten las normas comunes. Si yo estoy al mismo nivel que el resto del grupo, cuando alguien se salta estas normas, no me falta al respeto solo a mí sino también a sus compañeros. Siempre se habla que el jugador nace o se hace, ¿y el entrenador? Considero que el entrenador se hace. En mi caso, con 15 años, ni había pensado en ser preparador. Pero a medida que han ido pasando los años he ido ganando en experiencia; me he seguido formando y noto que mi curiosidad por seguir aprendiendo es cada vez mayor. ¿Mejor momento como entrenador? Los dos ascensos a Liga Nacional con el Atco. Jesús y San Jordi, pero si me tengo que quedar con uno de ellos sería con el ascenso del San Jordi. Cuando llegué al equipo me encontré que lo habían desmantelado y que solo quedaban tres jugadores. Tuve que hacer un grupo totalmente nuevo y evidentemente no estábamos entre la terna de favoritos. Fue un año muy bonito y con una implicación muy grande de los jugadores. ¿Se adaptan los jugadores al entrenador o el entrenador a los jugadores? Una mezcla de ambos. El entrenador tiene que ser capaz de implantar sus métodos de trabajo adaptándose a las características de sus jugadores. ¿Cómo crees que debe ser la relación entre el entrenador y los jugadores? Una relación cordial, respetuosa, sincera y sobre todo de mucha confianza por ambas partes. ¿Cómo motivas a tus jugadores al saltar al terreno de juego? Depende del tramo de la temporada y de lo que nos estemos jugando, pero en líneas generales intento respetar los rituales o manías de cada uno y me preocupo de darles confianza y que salgan al campo sintiéndose capaces de ganar el partido. Cuéntanos una anécdota negativa y otra positiva en tu carrera como entrenador. Negativa: Tener un “presidente” que se creía con derecho de estar en el banquillo, en el vestuario y en el campo como si eso fuera su cortijo particular y que además no aportaba nada positivo al equipo, solo criticaba y creaba un ambiente negativo que nos acabó perjudicando. Positiva: Encontrarme a alguien a quien he entrenado siendo pequeño (benjamín, prebenjamín) y que con 18 ó 20 años se alegra de verme y me recuerda con cariño. Esa es una de las partes más bonitas del fútbol y que me ha ocurrido varias veces. ¿Qué es lo primero que haces cuando llegas a un nuevo equipo y los jugadores no te conocen? Sin charlas ni preámbulos cojo los balones y empezamos a entrenar. Mi primera sesión de la temporada es introductoria al trabajo que haremos durante el año, explico algunas normas de los entrenamientos y algunas reglas de provocación que busco en mis tareas. ¿Crees sinceramente que entre el aspecto psicológico, físico, técnico y táctico de un jugador, hay alguno que sobresalga sobre los demás? ¿Por qué? No. Si un jugador tiene uno de estos aspectos más desarrollado será un jugador descompensado. Lo ideal es el equilibrio y tener trabajados todos los aspectos. Yo prefiero un jugador que sea un 7 en todo a uno que sea un 10 en una cosa y un 3 en otra. ¿Cuál es tu sistema de juego preferido? ¿Qué pros y qué contras crees que tienen? No tengo un sistema de juego fijo ni definido; como he dicho antes, intento adaptarme a los jugadores que tengo. Creo que las posiciones fijas en el campo son muy relativas e irreales. Considero más importante que todos los jugadores conozcan y dominen sus funciones en el campo, independientemente de la posición en la que se les dibuje en la pizarra. Cita algunos de los valores que te gustan que se vean reflejados en los jugadores de tu equipo. Que sean fieles al equipo, comprometidos, sacrificados, inteligentes al leer los partidos y respetuosos con compañeros, rivales y árbitros. ¿Sigues algún tipo de ritual o manía antes de un partido? Si, unos cuantos. Ya sabes lo que dicen… “Cuando algo funciona, no se toca” ¿Cómo valoras el aporte de las nuevas tecnologías (software) al fútbol dentro del ámbito de gestión, creación y organización de un equipo? Cuando te acostumbras a utilizar la tecnología es una gozada lo que disfrutas y haces con ella. Hace unos años solo los equipos de élite utilizaban la tecnología, pero actualmente hay infinidad de programas y aplicaciones al alcance de cualquiera que te facilitan mucho el trabajo diario. ¿Qué opinión te merece el coaching deportivo? ¿Crees que es importante esta figura en el mundo del fútbol? Es importantísimo para un equipo; es una figura que cada vez se irá integrando más en los cuerpos técnicos de cualquier club. No hace muchos años el preparador físico tampoco estaba muy valorado y solo en el fútbol profesional veías esta figura. Actualmente cualquier club modesto tiene a este profesional en su staff técnico. Creo que con el coaching pasará lo mismo. Vemos que en el fútbol actual cada entrenador tiene sus métodos y actúa con una psicología diferente para dirigir a sus equipos. Si tuvieras que elegir entre Guardiola, Del Bosque, Mourinho o Simeone, ¿Con cuál te quedarías? Me quedo con la metodología de trabajo de Guardiola y la psicología y las formas de Vicente del Bosque. Un híbrido entre ambos sería mi entrenador ideal.

No hay comentarios

Dejar respuesta