300x250_baner agenda

Paco Natera El formato del fútbol regional que todos conocemos hasta ahora ya es historia. A partir de la próxima temporada, la 2017-2018, el torneo doméstico en Ibiza y Formentera se equiparará al mallorquín y al menorquín, por lo que la denominada Liga Interpueblos (fase regular donde los seis primeros se clasificaban para la competición decisiva) desaparece y únicamente se disputará la Regional Preferente propiamente dicha, aunque antes, para ganar tiempo e igualar el final de campaña con el resto de las islas baleares, se disputará una Copa como se hace desde hace tiempo en Menorca, por ejemplo. En Mallorca, al contar con más equipos en competición, arranca directamente la Preferente.

La Federación Balear ha decidido que en Ibiza y Formentera tiene que aplicarse la normativa vigente porque hasta el curso pasado se ha tenido bastante manga ancha, pero el cambio de formato “tiene que aplicarse ya”, según asegura Manuel Bosch, secretario de la FFIB. “Se ha dejado a la delegación insular organizar la competición en función de la voluntad de los clubes, pero la temporada que viene, el fútbol regional en las Pitiusas tendrá que planificarse como reza el reglamento, es decir, los equipos competirán directamente en la Regional Preferente y el campeón será el que promocione a la fase de ascenso a Tercera División”, confirma a Fútbol Pitiuso el responsable federativo.

Mobile Ibiza

“Como en las Pitiusas no hay tantos equipos, como es el caso de Mallorca, para iniciar la temporada podrán arrancar, como se hace en el fútbol menorquín, con una Copa, que puede ser de dos grupos o simplemente de uno, detalle que tendrán que decidir los clubes que participen. Una vez que finalice este torneo copero empezará la Regional Preferente y el vencedor será el rival más regular a lo largo de las jornadas que dure. Si la temporada que viene participan, por ejemplo, 10 equipos, el calendario estará formado por 18 fechas”, agrega Manuel Bosch, que avisa de la obligatoriedad que tendrán los entrenadores de los conjuntos a poseer el Nivel 2 para sentarse en los banquillos. “En la Preferente es obligatorio tener este título”, aclara. Además, otro de los aspectos a tener en cuenta es que todos los jugadores tendrán que tener la documentación en regla, es decir, tendrán que ser españoles o tener pasaporte comunitario. En la Liga Interpueblos se permitía la participación de futbolistas extranjeros sin cumplir este requisito.

Con el nuevo sistema de competición, el fútbol regional en Ibiza y Formentera será más justo y el campeón, el rival que juegue la liguilla de ascenso, será el adversario que se muestre más regular a lo largo de toda la temporada, circunstancia que a veces no ocurría con el anterior formato, donde algunos equipos habían ganado de calle la Liga Interpueblos y en la parte decisiva, un torneo de únicamente 10 jornadas a ida y vuelta donde no había mucho margen de error, pinchaban en algún partido y decían adiós al objetivo por el que habían estado peleando duro todo el año. El nuevo modelo de competición coronará al mejor plantel del fútbol doméstico, al que se muestre más solvente a lo largo de la temporada. Los equipos que se hayan marcado como objetivo luchar por el ascenso no se jugarán las ‘lentejas’ en una liguilla de seis rivales; tendrán la oportunidad de campeonar con más flexibilidad.

Muebles Aragón

Desaparece la Liga Interpueblos

300x250_baner agenda Paco Natera El formato del fútbol regional que todos conocemos hasta ahora ya es historia. A partir de la próxima temporada, la 2017-2018, el torneo doméstico en Ibiza y Formentera se equiparará al mallorquín y al menorquín, por lo que la denominada Liga Interpueblos (fase regular donde los seis primeros se clasificaban para la competición decisiva) desaparece y únicamente se disputará la Regional Preferente propiamente dicha, aunque antes, para ganar tiempo e igualar el final de campaña con el resto de las islas baleares, se disputará una Copa como se hace desde hace tiempo en Menorca, por ejemplo. En Mallorca, al contar con más equipos en competición, arranca directamente la Preferente. La Federación Balear ha decidido que en Ibiza y Formentera tiene que aplicarse la normativa vigente porque hasta el curso pasado se ha tenido bastante manga ancha, pero el cambio de formato "tiene que aplicarse ya", según asegura Manuel Bosch, secretario de la FFIB. "Se ha dejado a la delegación insular organizar la competición en función de la voluntad de los clubes, pero la temporada que viene, el fútbol regional en las Pitiusas tendrá que planificarse como reza el reglamento, es decir, los equipos competirán directamente en la Regional Preferente y el campeón será el que promocione a la fase de ascenso a Tercera División", confirma a Fútbol Pitiuso el responsable federativo. Mobile Ibiza "Como en las Pitiusas no hay tantos equipos, como es el caso de Mallorca, para iniciar la temporada podrán arrancar, como se hace en el fútbol menorquín, con una Copa, que puede ser de dos grupos o simplemente de uno, detalle que tendrán que decidir los clubes que participen. Una vez que finalice este torneo copero empezará la Regional Preferente y el vencedor será el rival más regular a lo largo de las jornadas que dure. Si la temporada que viene participan, por ejemplo, 10 equipos, el calendario estará formado por 18 fechas", agrega Manuel Bosch, que avisa de la obligatoriedad que tendrán los entrenadores de los conjuntos a poseer el Nivel 2 para sentarse en los banquillos. "En la Preferente es obligatorio tener este título", aclara. Además, otro de los aspectos a tener en cuenta es que todos los jugadores tendrán que tener la documentación en regla, es decir, tendrán que ser españoles o tener pasaporte comunitario. En la Liga Interpueblos se permitía la participación de futbolistas extranjeros sin cumplir este requisito. Con el nuevo sistema de competición, el fútbol regional en Ibiza y Formentera será más justo y el campeón, el rival que juegue la liguilla de ascenso, será el adversario que se muestre más regular a lo largo de toda la temporada, circunstancia que a veces no ocurría con el anterior formato, donde algunos equipos habían ganado de calle la Liga Interpueblos y en la parte decisiva, un torneo de únicamente 10 jornadas a ida y vuelta donde no había mucho margen de error, pinchaban en algún partido y decían adiós al objetivo por el que habían estado peleando duro todo el año. El nuevo modelo de competición coronará al mejor plantel del fútbol doméstico, al que se muestre más solvente a lo largo de la temporada. Los equipos que se hayan marcado como objetivo luchar por el ascenso no se jugarán las 'lentejas' en una liguilla de seis rivales; tendrán la oportunidad de campeonar con más flexibilidad. Muebles Aragón

No hay comentarios

Dejar respuesta