Dos cracks paseando por Ibiza

0
257
Mateo, benjamín del Insular y Lucas Vázquez, promesa del Real Madrid (Foto: Fútbol Pitiuso).

Paco Natera A estas alturas, nadie puede poner en duda que Ibiza es la isla de moda para las estrellas nacionales y europeas. Los cracks del balón eligen a la mayor de las Pitiusas para pasar sus vacaciones y descansar para afrontar la nueva temporada con las pilas cargadas. Y uno de los últimos jugadores en llegar ha sido Lucas Vázquez, canterano del Real Madrid que ha conquistado este curso su primera Champions League, aunque no ha podido festejar un nuevo título en su debut con la selección española en la Eurocopa de Francia.

Paco Natera Logo

Lucas Vázquez disfruta con su pareja y amigos en la isla blanca y ayer domingo decidió ir a pasear por la zonza de la Marina, en el puerto de Vila. Allí, le asaltó con desparpajo un joven futbolista benjamín del Insular llamado Mateo. El chaval, fiel seguidor del Real Madrid, estaba dando una vuelta con su madre y cuando detectó la presencia del extremo merengue no dudó en preguntarle si podía hacerse una foto con él. El internacional, simpático y cercano, no puso ningún problema y se fotografío con el chaval, que guarda la foto como un tesoro.

Dos cracks paseando por Ibiza

Paco Natera A estas alturas, nadie puede poner en duda que Ibiza es la isla de moda para las estrellas nacionales y europeas. Los cracks del balón eligen a la mayor de las Pitiusas para pasar sus vacaciones y descansar para afrontar la nueva temporada con las pilas cargadas. Y uno de los últimos jugadores en llegar ha sido Lucas Vázquez, canterano del Real Madrid que ha conquistado este curso su primera Champions League, aunque no ha podido festejar un nuevo título en su debut con la selección española en la Eurocopa de Francia. Paco Natera Logo Lucas Vázquez disfruta con su pareja y amigos en la isla blanca y ayer domingo decidió ir a pasear por la zonza de la Marina, en el puerto de Vila. Allí, le asaltó con desparpajo un joven futbolista benjamín del Insular llamado Mateo. El chaval, fiel seguidor del Real Madrid, estaba dando una vuelta con su madre y cuando detectó la presencia del extremo merengue no dudó en preguntarle si podía hacerse una foto con él. El internacional, simpático y cercano, no puso ningún problema y se fotografío con el chaval, que guarda la foto como un tesoro.

No hay comentarios

Dejar respuesta