El Formentera quiere vivir una escapada perfecta

0
26
El Formentera posa para una foto nada más aterrizar en el aeropuerto de Cantabria.
El Formentera posa para una foto nada más aterrizar en el aeropuerto de Cantabria.

diariodeibiza.es Francisco Marí, o Xicu de sa Volta, tenía 28 años cuando se convirtió en uno de los formenterenses que avalaron la compra de los terrenos donde, poco después, se construiría el campo de fútbol de la Sociedad Deportiva de la menor de las Pitiüses. Era 1972. Ayer, 41 años más tarde y con 69 en el DNI, Xicu se paseaba orgulloso por Cantabria. Su Formentera, el club por el que se ha desvivido «desde que era un al·lotet», viajaba al norte de España para disputar un partido oficial, nada menos que una promoción para ascender a Segunda B, y él no se lo podía perder. «Es que esto era impensable hace solo dos años. ¡Estar en Tercera ya nos parecía un lujo a los que hemos estado, de una manera u otra, detrás del club toda la vida!», comenta Marí, presidente rojinegro en la 1979/1980, la que, hasta esta campaña, era la única incursión del club en nivel nacional.

«El pasado domingo, cuando acabó el partido del Poblense y ya se disfrutaba la tercera plaza, me fundí en un abrazo con Xicu padre. Era una manera de devolverle todo el cariño que la gente como él ha puesto en el Formentera durante décadas». Como si no hiciera solo un año desde su desembarco en la Savina, Luis Elcacho narraba ayer las emociones que se han vivido durante los últimos seis días en los 83 kilómetros cuadrados (s’Espalmador y s’Espardell incluidos) de la isla. Esa «semana híper positiva» se ha transplantado a Cantabria. Xicu de sa Volta es solo uno entre la veintena de aficionados pitiusos que hoy, a partir de las doce del mediodía, pintarán de rojo una pequeña parte del campo del Club Deportivo Cayón, el primer equipo peninsular al que el Formentera se mide en partido oficial en sus 44 años de historia; todos, menos dos, los pasó enclaustrado en la Regional. «No tenemos presión, pero no te puedes imaginar las ganas que hay de volver a casa con una victoria», expresa meridiano Marí.

Éxito colectivo
«Indirectamente, el éxito del Formentera afecta a mucha gente. La temporada ha sido muy buena, pero yo he vivido en casa todo el trabajo que ha hecho falta para estar donde estamos», apunta por su lado Flor Portas, que no solo es prima del actual presidente («El único milagro que ha hecho Felip con este club es dedicarle todas las horas del mundo», explica esta pitiusa de 39 años), sino que también está casada con uno de los directivos, Toni Ferrer, Tretze, y tiene a su hijo Aarón jugando en el equipo cadete. «Como formenterense», ver que el equipo al que ha animado desde que era una cría haya despegado deportivamente tras muchos intentos fracasados no hace otra cosa que llenarla «de una alegría que no se puede describir». Ese énfasis se convertirá en gritos y cánticos cuando los Marcos Contreras, Carlos López, Diego Romero y compañía salten al césped.

A ese coro también se sumará Joan Ribas Marí, Gregori, empresario de la construcción y vecino de Porto Salè, otro corazón inflamado por el sentimiento que se extiende de faro a faro, de Barbaria a la Mola, para citarse cada quince días en el Municipal de Sant Francesc. «Algunos nos hemos recorrido toda Balears este año y venir a este partido era una oportunidad única de hacer turismo mientras animamos al equipo. Tengo una fe enorme en que mañana [por hoy] se consiga una victoria que ponga las cosas de cara para la vuelta en casa. Ojalá que lo podamos celebrar con una buena comida cuando se acabe».

Elcacho sabe que a los jugadores «les motiva verse acompañados». Según él, es un plus de responsabilidad en su compromiso para con sus vecinos. Si la misión de eliminar al Cayón (hay 180 minutos para dictar sentencia) se cumple, llegará, como mínimo, otro desplazamiento. Entonces, el cuentakilómetros del coche de Annabel Buixadera seguirá engordando. La esposa del míster estará este mediodía en Cantabria. En el viaje desde la Terra Ferma le acompañan sus dos hijas. «Eso es algo que me llena más que nada. Sobre todo, que las dos niñas vengan a verme cuando en Lleida están de fiesta mayor», explica Elcacho, en busca de una victoria que brindarle a sus tres mujeres y a la isla que le ha prendado.

Los desplazamientos del formentera en los 70: Cuando llegar a Ibiza era una odisea
Llegar hasta los Valles Pasiegos, tierra dulce donde las haya, cuna del sobao y con una fábrica de Nestlé enclavada en su verde geografía, no ha sido fácil para la SD Formentera. Barco a Eivissa, autobús al aeropuerto, vuelo a Madrid, otro avión a Santander y un nuevo autocar hasta el hotel. Durante la mañana de hoy, tendrán que desplazarse otra media hora por carretera para llegar a Santa María de Cayón. «¡Si esto no es nada! Lo difícil era llegar a Eivissa cuando creamos el club: muchas veces el barco tardaba dos horas y media en atracar en el puerto de Vila por culpa del mal tiempo. Y si tocaba jugar en Sant Antoni o Santa Eulària…», rememora Xicu Marí, recalcando que, en aquella década de los 70, «las instituciones y las federaciones no ponían ni una peseta».

Entre aquellas odiseas (solo han pasado unas décadas, pero ahora suenan a relato homérico) sin salir de las Pitiüses y al viaje de ayer, está comprendida toda la vida y obra de la SD Formentera. Ahora es su momento álgido.

Solo faltarán Mourad y Marc Rotoló

El marroquí Mourad y el formenterense Marc Rotoló son los únicos jugadores que no han podido entrar en la convocatoria de Luis Elcacho para afrontar el partido más importante en la historia de la SD Formentera. No sufren. Saben que la próxima semana, si se recuperan del golpe en el esternón del que se duele el extremo y de la infección en la planta del pie que sufre el centrocampista, el partido de vuelta tendrá la misma etiqueta. Y, en caso de salvarlo, lo mismo ocurrirá con los dos duelos de la siguiente eliminatoria. Así, hasta contar seis. Eso querría decir que se ha llegado a la tercera fase del play-off, que se pelearía a cara de perro por subir. «No adelantemos acontecimientos, vamos a disfrutar del presente», comentó Luis Elcacho, que ayer, nada más llegar a Santander, supervisó el trote y las abdominales con las que se machacaron sus efectivos por un parque de Boo de Guarnizo, la población en la que se hospeda el club. «Están tan motivados que no les hace falta ni entrenador», apuntó el ilerdense, que nada como pez en el agua en el mantra autofabricado de «no hay presión».

Dentro del césped, sí que se sentirá otro tipo de empuje. Será el del rival, un CD Cayón al que habrá que conocer sobre la marcha, pero que se presume granítico. La pizarra de Jesús Mantecón, el entrenador de los jugadores de amarillo y negro, prevé alinear a un solo delantero: Ibrahim Ruiz, punta que pasó por la Peña Deportiva en la temporada 2005/2006, la del segundo título santaeulaliense. Por detrás, dos extremos, un trivote y cuatro defensores. Elcacho no avanza la alineación. Se guarda sus cartas. Experto en jugar estas promociones (como Contreras, Moreno, Titi y el irremplazable Diego), dice pensar solo en clave rojinegra. Su experiencia con el Eivissa en esta fase (junio de 2007) comenzó horrible (3-0 perdió en Mareo con el Sporting B), pero acabó bañada en cava con el ascenso a Segunda B en Can Misses ante el Andorra turolense.

 

No hay comentarios

  1. todo esto esta muy bien,pero la realidad es que si no hubiera desembarcado un dia en la sabina un tecnico andaluz al que ahora no le reconocen sus meritos por que se ponen medallas gente que el unico merito que tienen es haber firmado un dia a D MIGUEL ANGEL RUIZ ,este sr es el que cambia todo en esta isla,el diseña el equipo que tenemos,asciende al equipo y deja un bloque hecho al 80% por el.

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.