El Ibiza ya tiene a su Dios

0
1062

El Ibiza ya ha encontrado sustituto a Manel Benavente para que ejerza de asistente de Toni Amor hasta final de temporada. Se trata de Vicente Engonga (Barcelona, 20-10-1965), un exfutbolista y técnico de origen ecuatoguineano de 52 años que cuenta con una dilatada trayectoria profesional a sus espaldas y al que llegaron a apodar ‘Dios del Fútbol’ siendo jugador del Mallorca.

Al finalizar la temporada 2002-2003, Vicente Engonga colgó las botas para pasar a formar parte del organigrama técnico del Mallorca, siendo segundo entrenador del equipo filial hasta la campaña 2006-2007. Tras convertirse en entrenador del juvenil B del club mallorquinista, el 4 de agosto de 2008 fue nombrado nuevo seleccionador de Guinea Ecuatorial y su debut oficial fue el 6 de septiembre de 2008 en Freetown cuando sus pupilos perdieron 1-2 ante Sierra Leona por la fase eliminatoria de la Copa Mundial de Fútbol de 2010.

En 2011, el nuevo entrenador del Ibiza se hizo cargo del Mallorca B y en 2014 pasó a ser segundo entrenador de la primera plantilla de la entidad, pero sólo ejerció ese cargo durante algunos días, hasta que fue despedido junto al primer entrenador Miquel Soler. En la temporada 2014-2015 pasó a formar parte del staff técnico del Kitchee SC de Hong Kong y un año después se fue al equipo saudí Al-Shabab.

Como jugador, Vicente Engonga, que ocupaba la demarcación de centrocampista, debutó en Segunda B en 1987 con el Sporting Mahonés, donde estuvo hasta 1991, jugando un total de 109 partidos y marcando 25 goles. Después, el estratega firmó por el Valladolid, en Primera División, donde jugó una temporada, la 1991-1992, disputando 37 partidos y viendo puerta en dos ocasiones. Desde la campaña 1992-1993 hasta la 1993-1994, el ahora preparador unionista firmó por el Celta de Vigo, acumulando un total de 84 partidos y un curso después se marchó al Valencia, donde estuvo hasta la 1996-1997. En la ciudad del Turia acumuló 88 encuentros en la máxima categoría, anotando 3 goles.

Tras la finalización de su tercera campaña en el conjunto ché, en verano de 1997, Vicente Engonga recaló en la disciplina del recién ascendido Mallorca, dirigido entonces por Héctor Cúper. Se inició entonces la que probablemente fue la mejor etapa del futbolista como profesional, hecho que le hizo ganarse el apodo de ‘Dios del Fútbol’. En la isla balear llegó a disputar una final de la Copa del Rey de Fútbol (1998), una final de la Recopa (UEFA Cupwinner’s Cup, 1999), fue campeón de la Supercopa de España (1998) y disputó una edición de la Liga de Campeones (2001-2002), anotando el primer tanto de la historia del Mallorca en esta competición en su partido de debut contra el Arsenal.

Durante su etapa en Mallorca, el nuevo míster del Ibiza fue convocado por primera vez para representar a la selección española de fútbol, con la que disputó 14 partidos, en los que anotó un gol. José Antonio Camacho le hizo debutar con el combinado español el 23 de septiembre de 1998 en un amistoso contra Rusia en el estadio de Los Cármenes, Granada. Participó en la fase final de la Eurocopa 2000.

Tras la finalización de la temporada 2001-2002 y tras no renovar por el club balear, Engonga recaló en el Oviedo, de Segunda División, en el que permanecería seis meses, hasta fichar en enero de 2003 por el Coventry City de la Second Division inglesa, que fue su último club como jugador profesional.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.