Paco Natera Quedan seis jornadas para que concluya el campeonato juvenil Preferente y dos equipos son los que más opciones tienen de lograr el ascenso a Liga Nacional Juvenil esta temporada. San José, líder con 36 puntos, y Formentera, segundo con 34 y un partido pendiente, libran desde hace varias jornadas una intensa lucha por lograr un título que, en el caso del conjunto josepí, le permitiría festejar un histórico salto al torneo autonómico, donde nunca ha competido.

El plantel formenterense depende de sí mismo para regresar, una campaña después, a la Liga balear. Ganando todos los partidos que le quedan cantaría el alirón, pero el conjunto naranja, que todavía tiene que descansar una fecha, no va a renunciar a hacer realidad el sueño de ascender de categoría. El conjunto que entrena Xicu Ramis se ha conjurado para sacar adelante los cinco encuentros que le quedan y esperar el tropiezo de un Formentera que perdió su único partido hace dos jornadas frente al San José (2-0).

La próxima jornada se antoja clave para los intereses de uno y otro equipo. El Portamny B, tercero con 33 puntos, puede convertirse en el juez del campeonato y hacerle un favor al San José, ya que los portmanyistas, que no pueden subir, reciben la visita del Formentera, que está obligado a ganar en San Antonio si quiere seguir aspirando al título. El Portmany es un duro escollo y, además, quiere vengarse de la manita que sufrió en la primera vuelta en la pitiusa menor por lo que se presenta un encuentro donde pueden saltar chispas.

El San José, por su parte, se mide en casa a la Penya Blanc i Blava. A priori, la escuadra naranja es favorita para llevarse el gato al agua, aunque no deberá confiarse si no quiere tirar por la borda sus aspiraciones de ascenso. Lluis Costa, el cañonero del campeonato con 17 chicharros, tiene su rifle preparado y espera ser decisivo en un encuentro que se antoja de vital importancia. El ariete, que tiene anginas, no se quiere perder el partido y confía en su olfato de gol y para dar el triunfo a los suyos.

“La verdad es que estoy enfermo, pero quiere jugar ante la Penya Blanc i Blava y si puedo ayudar con goles, mejor”, apunta el futbolista, que se muestra ilusionado ante la posibilidad que tiene el San José de alcanzar el campeonato balear. “Tenemos todos muchas ganas, pero no dependemos de nosotros mismos. El Formentera lo tiene mejor y debemos esperar a que fallen, al menos, en dos partidos. A ver si pinchan esta jornada en el campo del Portmany B”, sostiene Lluis, que confía en la machada.

El que también tiene mucha fe en su grupo es el entrenador Xicu Ramis, que, al igual que todas las personas que dan vida al club, sueña con el histórico ascenso a Liga Nacional. “La verdad es que sería muy bonito y este es el objetivo que nos hemos marcado desde principios de temporada”, afirma. “La próxima jornada será clave. Tenemos que ganar a un buen equipo como es la Penya Blanc i Blava y esperar a que pinche el Formentera, ya que vamos a remolque de ellos”, añade el míster.

El San José sueña con un histórico ascenso a Liga Nacional

Paco Natera Quedan seis jornadas para que concluya el campeonato juvenil Preferente y dos equipos son los que más opciones tienen de lograr el ascenso a Liga Nacional Juvenil esta temporada. San José, líder con 36 puntos, y Formentera, segundo con 34 y un partido pendiente, libran desde hace varias jornadas una intensa lucha por lograr un título que, en el caso del conjunto josepí, le permitiría festejar un histórico salto al torneo autonómico, donde nunca ha competido. El plantel formenterense depende de sí mismo para regresar, una campaña después, a la Liga balear. Ganando todos los partidos que le quedan cantaría el alirón, pero el conjunto naranja, que todavía tiene que descansar una fecha, no va a renunciar a hacer realidad el sueño de ascender de categoría. El conjunto que entrena Xicu Ramis se ha conjurado para sacar adelante los cinco encuentros que le quedan y esperar el tropiezo de un Formentera que perdió su único partido hace dos jornadas frente al San José (2-0). La próxima jornada se antoja clave para los intereses de uno y otro equipo. El Portamny B, tercero con 33 puntos, puede convertirse en el juez del campeonato y hacerle un favor al San José, ya que los portmanyistas, que no pueden subir, reciben la visita del Formentera, que está obligado a ganar en San Antonio si quiere seguir aspirando al título. El Portmany es un duro escollo y, además, quiere vengarse de la manita que sufrió en la primera vuelta en la pitiusa menor por lo que se presenta un encuentro donde pueden saltar chispas. El San José, por su parte, se mide en casa a la Penya Blanc i Blava. A priori, la escuadra naranja es favorita para llevarse el gato al agua, aunque no deberá confiarse si no quiere tirar por la borda sus aspiraciones de ascenso. Lluis Costa, el cañonero del campeonato con 17 chicharros, tiene su rifle preparado y espera ser decisivo en un encuentro que se antoja de vital importancia. El ariete, que tiene anginas, no se quiere perder el partido y confía en su olfato de gol y para dar el triunfo a los suyos. "La verdad es que estoy enfermo, pero quiere jugar ante la Penya Blanc i Blava y si puedo ayudar con goles, mejor", apunta el futbolista, que se muestra ilusionado ante la posibilidad que tiene el San José de alcanzar el campeonato balear. "Tenemos todos muchas ganas, pero no dependemos de nosotros mismos. El Formentera lo tiene mejor y debemos esperar a que fallen, al menos, en dos partidos. A ver si pinchan esta jornada en el campo del Portmany B", sostiene Lluis, que confía en la machada. El que también tiene mucha fe en su grupo es el entrenador Xicu Ramis, que, al igual que todas las personas que dan vida al club, sueña con el histórico ascenso a Liga Nacional. "La verdad es que sería muy bonito y este es el objetivo que nos hemos marcado desde principios de temporada", afirma. "La próxima jornada será clave. Tenemos que ganar a un buen equipo como es la Penya Blanc i Blava y esperar a que pinche el Formentera, ya que vamos a remolque de ellos", añade el míster.

1 Comentario

  1. No os ilusioneis tanto que el modesto poldi esta moviendo hilos para desmantelar al jesus las jornadas que quedan y así subir ellos. Todo un caballero

Dejar respuesta