Paco Natera Fotografía Deportiva
Paco Natera Fotografía Deportiva

diariodeibiza.es El Sant Jordi denunció ayer, ante los responsables de la delegación insular de la Federació de Futbol de les Illes Balears, que dos de sus juveniles –que prefirieron no identificar– sufrieron insultos racistas. Los hechos ocurrieron, según manifestaron desde el club verdinegro, este martes, en el partido que el equipo juvenil B del Sant Jordi disputó ante el Sant Josep en Sant Agustí.

El colegiado del partido, Thierry G. Torres, recoge en el acta lo siguiente: «En el minuto 52 escucho desde la grada, entre otros, el siguiente insulto: ´negro´, refiriéndose al jugador número 7 del Sant Jordi B. Acto seguido se detiene el partido y requiero al delegado de campo para que no se repitan estos hechos». En el documento también se indica que el delegado se dirigió a la zona de donde provenían los insultos para advertir a sus supuestos autores, al parecer jóvenes aficionados.

En la entidad verdinegra no han quedado conformes con lo que se dice en el acta y tienen la intención de impugnarla, según confirmaron anoche fuentes de la propia delegación insular. El vicepresidente del club, Alfonso Rojo, se limitó a decir que actuarán en consecuencia cuando dispongan de todos los datos y la información necesaria: «Vamos a hablar mañana con los entrenadores presentes allí. Evidentemente no vamos a permitir insultos racistas», dijo el segundo máximo responsable de la junta.

En el Sant Jordi creen que lo sucedido en Sant Agustí fue más grave de lo que refleja el documento arbitral. Según los testimonios consultados por Diario de Ibiza, desde la grada se escucharon insultos como ´negro de mierda´ o ´vete a tu país´, entre otros.

Los compañeros de los futbolistas increpados se lo hicieron saber al colegiado, que al final acabó expulsando a cuatro jugadores del Sant Jordi B.

En la entidad del municipio de Sant Josep no entienden por qué el árbitro no suspendió el partido ante la gravedad de los hechos que se habían producido.

Versión del Sant Josep
Por su parte, Xicu Ramis, entrenador del Sant Josep, conjunto que se enfrentó a los verdinegros este martes, afirmó que desde la parte del campo en la que estaba no pudo escuchar si estos insultos se habían producido.

Aseguró también que el delegado de campo le negó hubiera habido insulto alguno mientras él mismo estuvo presente cerca de la grada, pero Ramis quiso ser prudente: «Si realmente ha sido así, y no me dicen la verdad [los supuestos autores de los insultos], es algo inaceptable», manifestó el entrenador del Sant Josep.

En los mismos términos se pronunció Vicente Bufí, delegado insular de fútbol: «Estos comportamientos hay que erradicarlos por completo», dijo.

El Sant Jordi denuncia insultos racistas contra dos juveniles del B

Paco Natera Fotografía Deportiva
Paco Natera Fotografía Deportiva
diariodeibiza.es El Sant Jordi denunció ayer, ante los responsables de la delegación insular de la Federació de Futbol de les Illes Balears, que dos de sus juveniles –que prefirieron no identificar– sufrieron insultos racistas. Los hechos ocurrieron, según manifestaron desde el club verdinegro, este martes, en el partido que el equipo juvenil B del Sant Jordi disputó ante el Sant Josep en Sant Agustí. El colegiado del partido, Thierry G. Torres, recoge en el acta lo siguiente: «En el minuto 52 escucho desde la grada, entre otros, el siguiente insulto: ´negro´, refiriéndose al jugador número 7 del Sant Jordi B. Acto seguido se detiene el partido y requiero al delegado de campo para que no se repitan estos hechos». En el documento también se indica que el delegado se dirigió a la zona de donde provenían los insultos para advertir a sus supuestos autores, al parecer jóvenes aficionados. En la entidad verdinegra no han quedado conformes con lo que se dice en el acta y tienen la intención de impugnarla, según confirmaron anoche fuentes de la propia delegación insular. El vicepresidente del club, Alfonso Rojo, se limitó a decir que actuarán en consecuencia cuando dispongan de todos los datos y la información necesaria: «Vamos a hablar mañana con los entrenadores presentes allí. Evidentemente no vamos a permitir insultos racistas», dijo el segundo máximo responsable de la junta. En el Sant Jordi creen que lo sucedido en Sant Agustí fue más grave de lo que refleja el documento arbitral. Según los testimonios consultados por Diario de Ibiza, desde la grada se escucharon insultos como ´negro de mierda´ o ´vete a tu país´, entre otros. Los compañeros de los futbolistas increpados se lo hicieron saber al colegiado, que al final acabó expulsando a cuatro jugadores del Sant Jordi B. En la entidad del municipio de Sant Josep no entienden por qué el árbitro no suspendió el partido ante la gravedad de los hechos que se habían producido. Versión del Sant Josep Por su parte, Xicu Ramis, entrenador del Sant Josep, conjunto que se enfrentó a los verdinegros este martes, afirmó que desde la parte del campo en la que estaba no pudo escuchar si estos insultos se habían producido. Aseguró también que el delegado de campo le negó hubiera habido insulto alguno mientras él mismo estuvo presente cerca de la grada, pero Ramis quiso ser prudente: «Si realmente ha sido así, y no me dicen la verdad [los supuestos autores de los insultos], es algo inaceptable», manifestó el entrenador del Sant Josep. En los mismos términos se pronunció Vicente Bufí, delegado insular de fútbol: «Estos comportamientos hay que erradicarlos por completo», dijo.

No hay comentarios

Dejar respuesta