El Formentera quiere volver a vivir las sensaciones experimientadas ante la Montañesa. Foto: Carles Ribas
El Formentera quiere volver a vivir las sensaciones experimientadas ante la Montañesa. Foto: Carles Ribas

noudiari.es Formentera y Eldense juegan este domingo en el campo de Sant Francesc (12 horas) el primero de los dos asaltos finales por el ascenso a Segunda División B. El ganador de esta eliminatoria obtendrá el salvoconducto necesario para jugar el curso que viene en la categoría inmediatamente superior. Para los valencianos, es una obligación. Ese fue el objetivo marcado en pretemporada y el motivo de la confección de una plantilla con mucho nombre, exjugadores de Primera, calidad y experiencia tanto en el once como en el banquillo y para cuya elaboración no se han escatimado gastos. Para los formenterenses, es un premio. Una consecuencia más de una gran temporada en la que se trazó la meta del play-off sin mirar más allá, sin pensar en subir ni estar exigido por ello. La presión no va con ellos.

Quien mejor se adapte al campo del rival tendrá mucho camino recorrido, aunque eso tampoco asegura nada de forma definitiva. Para el técnico del Formentera, Luis Elcacho, el Eldense cuenta con jugadores “muy buenos” y augura una eliminatoria “complicada”. No obstante, el técnico del conjunto de la menor de las Pitiüses no descarta la posibilidad de hacer saltar la sorpresa. “Opciones las tenemos todas, como el resto de equipos que llegan a esta eliminatoria, pero además de eso lo pienso por cómo he visto esta semana a los futbolistas”, explica.

Sabe Elcacho que el rival tiene “historia como club y unos jugadores y un entrenador con mucho rodaje y veteranía a quienes nada de lo que vea o suceda n en el encuentro les va a venir de nuevo. Sabrán cómo comportarse en cada momento”, sostiene.En las filas locales son duda Maikel y Trujillo, que están entre algodones, y no estará Adri, expulsado en Nou Barris, mientras que en el conjunto visitante se caen de la lista Adrián, sancionado, y Verdejo, con problemas en la rodilla.

Por los demás, los dos conjuntos cuentan con toda la artillería pesada para librar la última batalla de la temporada, una eliminatoria final a doble partido que presenta dos escenarios muy diferentes, por una parte el reducido campo del Formentera y por otra el amplio y remozado estadio del Eldense, de 11o metros de largo por 70 de ancho.

“Para muchos de los futbolistas del Eldense este encuentro representa uno más en su carrera por su dilatada experiencia en este deporte. Tenemos que presionar y vigilarles de cerca porque si levantan la cabeza y piensan no van a fallar el pase o el remate. Vamos a imprimir un ritmo alto al partido para tratar de imponernos en este aspecto porque si les dejamos respirar va a multiplicarse su nivel”, comenta Elcacho, para quien, de nuevo, el público puede ser decisivo en los ánimos de su equipo, más que en la presión que pueda ejercer sobre el adversario.

Por su parte, Sergio Egea, entrenador del Eldense, afirma que por todo lo que ha visto, el Formentera le parece “un buen conjunto” y le guarda, por tanto, “un gran respeto, principalmente por estar donde está, que no es casual. Es un equipo férreo, de desgaste, físico, que compite y que es peligroso. Vamos a tomar todas las precauciones para tratar que no nos sorprenda”, indica.

Preguntado por si la alta media de edad de la plantilla puede pasarle factura al equipo con el paso de los minutos, Egea es de los que piensan “que los partidos no se pueden jugar mirando el carnet de identidad de los futbolistas”. Cree el técnico del Eldense que la eliminatoria estará igualada y que las posibilidades de unos y otros “están al cincuenta por ciento”.

Formentera, tú si que puedes

El Formentera quiere volver a vivir las sensaciones experimientadas ante la Montañesa. Foto: Carles Ribas
El Formentera quiere volver a vivir las sensaciones experimientadas ante la Montañesa. Foto: Carles Ribas

noudiari.es Formentera y Eldense juegan este domingo en el campo de Sant Francesc (12 horas) el primero de los dos asaltos finales por el ascenso a Segunda División B. El ganador de esta eliminatoria obtendrá el salvoconducto necesario para jugar el curso que viene en la categoría inmediatamente superior. Para los valencianos, es una obligación. Ese fue el objetivo marcado en pretemporada y el motivo de la confección de una plantilla con mucho nombre, exjugadores de Primera, calidad y experiencia tanto en el once como en el banquillo y para cuya elaboración no se han escatimado gastos. Para los formenterenses, es un premio. Una consecuencia más de una gran temporada en la que se trazó la meta del play-off sin mirar más allá, sin pensar en subir ni estar exigido por ello. La presión no va con ellos.

Quien mejor se adapte al campo del rival tendrá mucho camino recorrido, aunque eso tampoco asegura nada de forma definitiva. Para el técnico del Formentera, Luis Elcacho, el Eldense cuenta con jugadores “muy buenos” y augura una eliminatoria “complicada”. No obstante, el técnico del conjunto de la menor de las Pitiüses no descarta la posibilidad de hacer saltar la sorpresa. “Opciones las tenemos todas, como el resto de equipos que llegan a esta eliminatoria, pero además de eso lo pienso por cómo he visto esta semana a los futbolistas”, explica.

Sabe Elcacho que el rival tiene “historia como club y unos jugadores y un entrenador con mucho rodaje y veteranía a quienes nada de lo que vea o suceda n en el encuentro les va a venir de nuevo. Sabrán cómo comportarse en cada momento”, sostiene.En las filas locales son duda Maikel y Trujillo, que están entre algodones, y no estará Adri, expulsado en Nou Barris, mientras que en el conjunto visitante se caen de la lista Adrián, sancionado, y Verdejo, con problemas en la rodilla.

Por los demás, los dos conjuntos cuentan con toda la artillería pesada para librar la última batalla de la temporada, una eliminatoria final a doble partido que presenta dos escenarios muy diferentes, por una parte el reducido campo del Formentera y por otra el amplio y remozado estadio del Eldense, de 11o metros de largo por 70 de ancho.

“Para muchos de los futbolistas del Eldense este encuentro representa uno más en su carrera por su dilatada experiencia en este deporte. Tenemos que presionar y vigilarles de cerca porque si levantan la cabeza y piensan no van a fallar el pase o el remate. Vamos a imprimir un ritmo alto al partido para tratar de imponernos en este aspecto porque si les dejamos respirar va a multiplicarse su nivel”, comenta Elcacho, para quien, de nuevo, el público puede ser decisivo en los ánimos de su equipo, más que en la presión que pueda ejercer sobre el adversario.

Por su parte, Sergio Egea, entrenador del Eldense, afirma que por todo lo que ha visto, el Formentera le parece “un buen conjunto” y le guarda, por tanto, “un gran respeto, principalmente por estar donde está, que no es casual. Es un equipo férreo, de desgaste, físico, que compite y que es peligroso. Vamos a tomar todas las precauciones para tratar que no nos sorprenda”, indica.

Preguntado por si la alta media de edad de la plantilla puede pasarle factura al equipo con el paso de los minutos, Egea es de los que piensan “que los partidos no se pueden jugar mirando el carnet de identidad de los futbolistas”. Cree el técnico del Eldense que la eliminatoria estará igualada y que las posibilidades de unos y otros “están al cincuenta por ciento”.

4 Comentarios

  1. Para el entrenador, que dice que nos lo van a hacer pasar mal. Nosotros también os lo haremos pasar mal a vosotros, tanto como aquiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii y NUESTROS GOLES VALEN DOBLE. No lo olvidéis.

  2. Si no robais como contra la montañesa con dos penaltis, os van a dar por…y como el año que biene o otro año os toque contra la monta…no os quejareis del sol ni de unos mossos, mejor no vengais, no se olvidara los comentarios ni actitudes…eso se paga..

Dejar respuesta