@Noudiari / Ser árbitro es complicado y no solo por las muchas decisiones que en pocas décimas de segundo se deben tomar sobre el juego, sino por las críticas de los futbolistas, entrenadores y público que deben encajar, acierten o se equivoquen. En cierto modo, son gestores del ocio de jugadores y aficionados y a nadie le gusta perder cuando va a divertirse.

A pesar de haber cuajado un arbitraje correcto, de haber sido valiente a la hora de tomar decisiones sobre las que cuando los protagonistas las vean por la tele no les cabrá duda de que han sido acertadas, los dos entrenadores, Troya y Sanjuán, acabaron disgustados con su papel. Se agradece, en momentos como estos, palabras como las de Contreras, meta del Formentera, que salió en su defensa y desveló que el penalti señalado en contra de su equipo estuvo bien señalado. Cordura pura y dura.

El técnico del Formentera, Tito García Sanjuán, se mostró francamente satisfecho con su equipo y con el resultado y así lo manifestó tras el partido en declaraciones efectuadas a Ràdio Illa. “Si ganaba el Poblense decíamos adiós a la Liga, pero el grupo ha demostrado, una vez más, su valía y que los tiene bien puestos. Quizá no haya sido el mejor partido del mundo, pero me voy contento por la imagen que hemos dado y, cómo no, por los tres puntos que hemos conseguido. Hemos conseguido cerrar los espacios interiores para que no rompieran la línea defensiva por la espalda de los centrales y, especialmente en la segunda parte, se ha visto claramente que no encontraban el pasillo.

Sobre el arbitraje, el preparador del conjunto de la pitiusa Sur recordó que en la primera parte pidieron dos penaltis y que el que le señalaron en contra no lo vio “claro”. “La tensión ha sido la propia de un partido como este, aunque es cierto que el final ha sobrado. Hemos visto una agresión sobre Kiko y en estos momentos todvía no sabemos si tiene la nariz rota. Tampoco es normal que los jugadores del Poblense suban a la grada al final del partido aún vestidos de corto a hablar con el presidente de la Federación Balear… En fin, por lo que llevo en este grupo de Tercera División, en el que todavía soy nuevo, me da la impresión que hay criterios de arbitraje diferentes con el Formentera, como ya dije la semana pasada tras perder contra la Peña”.

Troya: “No nos hemos sentido cómodos con el arbitraje
Por su parte, el entrenador del Poblense, Òscar Troya, trató de quitar hierro a la derrota tras el encuentro y aseguró, según se desprende de sus declaraciones, que todavía cree ciegamente en las posibilidades de su equipo de cara a la consecución del título de campeón de la Liga balear de Tercera División a pesar de haber perdido el liderato.

“El liderato es circunstancia. Quedan 15 puntos en juego y tenemos que disputarlos a muerte. Aunque hubiéramos ganado nosotros no hubiese dicho que la Liga estaba decidida. La situación es la que es ahora lo más importante es recuperar tanto a los jugadores como las sensaciones que teníamos. No creo que hayamos merecido perder el partido. Creo que lo justo hubiera sido a lo sumo un empate. Es duro perder después de haber concedido solo dos o tres ocasiones. La calidad del rival ha decidido y ha sido la clave en dos acciones precedidas de un mal despeje y un despiste”.

También habló Troya del colegiado al término del encuentro. “No hemos perdido por el árbitro ni el Formentera ha ganado por el árbitro. Eso sí, no nos hemos sentido cómodos con el arbitraje. La expulsión de Héctor ha sido excesiva. Ninguna de las dos tarjetas que le han mostrado era amarilla y eso nos ha perjudicado. El reglamento es el mismo para todos”, ha concluido el preparador del primer equipo del club de sa Pobla.

Contreras: “El árbitro lo ha bordado”
Hablaron para Ràdio Illa, asimismo, el defensa Rosa, autor del primer tanto del Formentera, y el portero Marcos Contreras. El primero indicó que “lo difícil viene ahora”. “Aguantar arriba las jornadas que quedan no va a ser fácil, pero ese debe ser nuestro objetivo en las cinco jornadas que quedan hasta el final. Sabíamos que nos jugábamos la Liga y veníamos al campo con la ilusión de sacar el partido adelante con una victoria. Ha sido un encuentro de play-off por la calidad de los dos equipos y hemos demostrado que tenemos una buena plantilla y que en los momentos claves siempre damos la cara”.

Contreras, por otro lado, echó un capote al colegiado. “El árbitro tenía un papel muy complicado y lo ha bordado. El penalti que nos ha señalado en contra lo era y ha tomado la decisión correcta, con lo que en este sentido no hay nada que decir. Lo que hemos reclamado nosotros no sé si era o eran pena máxima o no porque me quedaba muy lejos. Independientemente de esto, creo que ha hecho un buen trabajo y no veo justo que se le recrimine nada. Sobre el partido en sí, destacaría que hemos sido el primer equipo capaz de ganar en este campo y ante este señor equipo en todo lo que va de temporada. No me gustaría que ahora que hemos ganado, los que dudaban de nosotros la semana pasada nos dieran una palmadita en la espalda por la victoria”, concluyó diciendo el meta respecto a las críticas recibidas tras la derrota encajada por su conjunto ante la Peña Deportiva.

García Sanjuán: “El grupo ha demostrado que los tiene bien puestos”

@Noudiari / Ser árbitro es complicado y no solo por las muchas decisiones que en pocas décimas de segundo se deben tomar sobre el juego, sino por las críticas de los futbolistas, entrenadores y público que deben encajar, acierten o se equivoquen. En cierto modo, son gestores del ocio de jugadores y aficionados y a nadie le gusta perder cuando va a divertirse. A pesar de haber cuajado un arbitraje correcto, de haber sido valiente a la hora de tomar decisiones sobre las que cuando los protagonistas las vean por la tele no les cabrá duda de que han sido acertadas, los dos entrenadores, Troya y Sanjuán, acabaron disgustados con su papel. Se agradece, en momentos como estos, palabras como las de Contreras, meta del Formentera, que salió en su defensa y desveló que el penalti señalado en contra de su equipo estuvo bien señalado. Cordura pura y dura. El técnico del Formentera, Tito García Sanjuán, se mostró francamente satisfecho con su equipo y con el resultado y así lo manifestó tras el partido en declaraciones efectuadas a Ràdio Illa. “Si ganaba el Poblense decíamos adiós a la Liga, pero el grupo ha demostrado, una vez más, su valía y que los tiene bien puestos. Quizá no haya sido el mejor partido del mundo, pero me voy contento por la imagen que hemos dado y, cómo no, por los tres puntos que hemos conseguido. Hemos conseguido cerrar los espacios interiores para que no rompieran la línea defensiva por la espalda de los centrales y, especialmente en la segunda parte, se ha visto claramente que no encontraban el pasillo. Sobre el arbitraje, el preparador del conjunto de la pitiusa Sur recordó que en la primera parte pidieron dos penaltis y que el que le señalaron en contra no lo vio “claro”. “La tensión ha sido la propia de un partido como este, aunque es cierto que el final ha sobrado. Hemos visto una agresión sobre Kiko y en estos momentos todvía no sabemos si tiene la nariz rota. Tampoco es normal que los jugadores del Poblense suban a la grada al final del partido aún vestidos de corto a hablar con el presidente de la Federación Balear… En fin, por lo que llevo en este grupo de Tercera División, en el que todavía soy nuevo, me da la impresión que hay criterios de arbitraje diferentes con el Formentera, como ya dije la semana pasada tras perder contra la Peña”. Troya: “No nos hemos sentido cómodos con el arbitraje” Por su parte, el entrenador del Poblense, Òscar Troya, trató de quitar hierro a la derrota tras el encuentro y aseguró, según se desprende de sus declaraciones, que todavía cree ciegamente en las posibilidades de su equipo de cara a la consecución del título de campeón de la Liga balear de Tercera División a pesar de haber perdido el liderato. “El liderato es circunstancia. Quedan 15 puntos en juego y tenemos que disputarlos a muerte. Aunque hubiéramos ganado nosotros no hubiese dicho que la Liga estaba decidida. La situación es la que es ahora lo más importante es recuperar tanto a los jugadores como las sensaciones que teníamos. No creo que hayamos merecido perder el partido. Creo que lo justo hubiera sido a lo sumo un empate. Es duro perder después de haber concedido solo dos o tres ocasiones. La calidad del rival ha decidido y ha sido la clave en dos acciones precedidas de un mal despeje y un despiste”. También habló Troya del colegiado al término del encuentro. “No hemos perdido por el árbitro ni el Formentera ha ganado por el árbitro. Eso sí, no nos hemos sentido cómodos con el arbitraje. La expulsión de Héctor ha sido excesiva. Ninguna de las dos tarjetas que le han mostrado era amarilla y eso nos ha perjudicado. El reglamento es el mismo para todos”, ha concluido el preparador del primer equipo del club de sa Pobla. Contreras: “El árbitro lo ha bordado” Hablaron para Ràdio Illa, asimismo, el defensa Rosa, autor del primer tanto del Formentera, y el portero Marcos Contreras. El primero indicó que “lo difícil viene ahora”. “Aguantar arriba las jornadas que quedan no va a ser fácil, pero ese debe ser nuestro objetivo en las cinco jornadas que quedan hasta el final. Sabíamos que nos jugábamos la Liga y veníamos al campo con la ilusión de sacar el partido adelante con una victoria. Ha sido un encuentro de play-off por la calidad de los dos equipos y hemos demostrado que tenemos una buena plantilla y que en los momentos claves siempre damos la cara”. Contreras, por otro lado, echó un capote al colegiado. “El árbitro tenía un papel muy complicado y lo ha bordado. El penalti que nos ha señalado en contra lo era y ha tomado la decisión correcta, con lo que en este sentido no hay nada que decir. Lo que hemos reclamado nosotros no sé si era o eran pena máxima o no porque me quedaba muy lejos. Independientemente de esto, creo que ha hecho un buen trabajo y no veo justo que se le recrimine nada. Sobre el partido en sí, destacaría que hemos sido el primer equipo capaz de ganar en este campo y ante este señor equipo en todo lo que va de temporada. No me gustaría que ahora que hemos ganado, los que dudaban de nosotros la semana pasada nos dieran una palmadita en la espalda por la victoria”, concluyó diciendo el meta respecto a las críticas recibidas tras la derrota encajada por su conjunto ante la Peña Deportiva.

No hay comentarios

Dejar respuesta