Adrián Ramos (i) y Guillem, la pareja de delanteros del San Rafael esta temporada (Foto: Francisco Natera).
Adrián Ramos (i) y Guillem, la pareja de delanteros del San Rafael esta temporada (Foto: Francisco Natera).

Francisco Natera. Ha tardado en ver puerta, pero en la cuarta jornada se ha reencontrado con el gol, su mejor aliado dentro del terreno de juego. Guillem, el killer de Cullera, estrenó su particular cuenta realizadora con el San Rafael el pasado fin de semana en el feudo del recién ascendido Atlético Rafal, abriendo el marcador en el minuto 14 y consiguiendo el empate (2-2) en el último minuto. El estilete, todo un experto en este arte, arranca con fuerza y se propone seguir metiendo chicharros para ayudar al equipo a salir del pozo de la clasificación. “Para eso estoy aquí, así que espero seguir clavando golitos en los próximos partidos”, apunta.

El ariete explica que durante los dos primeros partidos, ante Mallorca B y Manacor, estuvo espeso en ataque y apenas gozó de ocasiones de gol, pero ante el Playas todo cambió. “Estuve mejor y tuve mis opciones, aunque no logré hacer diana; fue mi particular punto de inflexión, ya que la jornada pasada hice pleno, firmando un doblete. La pena fue que sólo sumáramos un puntito”, subraya un Guillem ilusionado y que ha recuperado la confianza tras un irregular inicio liguero.

El atacante tiene hambre de gol y su ambición no tiene límites. “La temporada pasada marqué 25 tantos y voy a intentar igualar esta cifra en el San Rafael. Es difícil, pero es el reto que me he propuesto y saltaré al campo cada jornada con la portería rival en el punto de mira. Un delantero vive del gol y espero que los mios ayuden al plantel a conseguir la permanencia cuanto antes”, sostiene el jugador blue, que ha encontrado en Ramos el mejor compañero en la punta de lanza del ataque. “Es un gran futbolista y la verdad es que me compenetro con él muy bien en el campo y fuera de él”.

La próxima jornada, el Sanra recibe al Campos, uno de los rivales más fuertes del campeonato, con la imperiosa necesidad de conseguir un triunfo que alivie la pobre trayectoria del equipo en el arranque de este curso. No en vano, los de Vicente Román, que ocupan puestos de descenso, tan sólo suman dos puntos. “El equipo está con muchas ganas y sabemos que es vital sumar nuestra primera victoria para tomar oxígeno y salir reforzados para el resto de partidos. No será fácil conseguirla, pero vamos a dejarnos la piel para ofrecer a nuestra hinchada una alegría”, concluye Guillem.

Guillem despierta su instinto asesino

Adrián Ramos (i) y Guillem, la pareja de delanteros del San Rafael esta temporada (Foto: Francisco Natera).
Adrián Ramos (i) y Guillem, la pareja de delanteros del San Rafael esta temporada (Foto: Francisco Natera).
Francisco Natera. Ha tardado en ver puerta, pero en la cuarta jornada se ha reencontrado con el gol, su mejor aliado dentro del terreno de juego. Guillem, el killer de Cullera, estrenó su particular cuenta realizadora con el San Rafael el pasado fin de semana en el feudo del recién ascendido Atlético Rafal, abriendo el marcador en el minuto 14 y consiguiendo el empate (2-2) en el último minuto. El estilete, todo un experto en este arte, arranca con fuerza y se propone seguir metiendo chicharros para ayudar al equipo a salir del pozo de la clasificación. "Para eso estoy aquí, así que espero seguir clavando golitos en los próximos partidos", apunta. El ariete explica que durante los dos primeros partidos, ante Mallorca B y Manacor, estuvo espeso en ataque y apenas gozó de ocasiones de gol, pero ante el Playas todo cambió. "Estuve mejor y tuve mis opciones, aunque no logré hacer diana; fue mi particular punto de inflexión, ya que la jornada pasada hice pleno, firmando un doblete. La pena fue que sólo sumáramos un puntito", subraya un Guillem ilusionado y que ha recuperado la confianza tras un irregular inicio liguero. El atacante tiene hambre de gol y su ambición no tiene límites. "La temporada pasada marqué 25 tantos y voy a intentar igualar esta cifra en el San Rafael. Es difícil, pero es el reto que me he propuesto y saltaré al campo cada jornada con la portería rival en el punto de mira. Un delantero vive del gol y espero que los mios ayuden al plantel a conseguir la permanencia cuanto antes", sostiene el jugador blue, que ha encontrado en Ramos el mejor compañero en la punta de lanza del ataque. "Es un gran futbolista y la verdad es que me compenetro con él muy bien en el campo y fuera de él". La próxima jornada, el Sanra recibe al Campos, uno de los rivales más fuertes del campeonato, con la imperiosa necesidad de conseguir un triunfo que alivie la pobre trayectoria del equipo en el arranque de este curso. No en vano, los de Vicente Román, que ocupan puestos de descenso, tan sólo suman dos puntos. "El equipo está con muchas ganas y sabemos que es vital sumar nuestra primera victoria para tomar oxígeno y salir reforzados para el resto de partidos. No será fácil conseguirla, pero vamos a dejarnos la piel para ofrecer a nuestra hinchada una alegría", concluye Guillem.

No hay comentarios

Dejar respuesta