“Cuando se cierra una puerta a veces, sin saber por qué, se abre una ventana se abre”. Así ha empezado este mediodía Amadeo Salvo la rueda de prensa en la que ha explicado los planes de la Unión Deportiva Ibiza para competir en Segunda B. El presidente del club vilero ha insistido que, aunque no sea algo buscado, los ascensos administrativos forman parte de la competición futbolística. “Nos enteramos de que la plaza podía quedar libre cuando la Federación Española no aceptó la renuncia del Lorca. Nadie nos mandó un mail para avisarnos de que eso podía ocurrir. Fue casualidad. El año pasado ya hubo un caso similar con el Gavà. El Ibiza sube porque lo ha merecido. Primero rozamos el ascenso en el campo, que se escapó por ese maldito penalti contra el Levante. Y, después, entre los candidatos a subir éramos quien más puntos había conseguido durante la temporada pasada”. El propietario de Power Electronics ha reflexionado sobre el “compromiso” que deben tener los gestores de entidades deportivas: “Las leyes están para cumplirlas y cada año, desgraciadamente, tienen que descender equipos. No solamente ocurre en España, también pasa en ligas extranjeras. Lo que no se puede hacer es dejar tirado a un club porque ves que no tienes medios para competir en la Liga. Cuando supimos que era posible ocupar la plaza del Lorca, valoramos los pros y los contras. Había muchos inconvenientes porque no teníamos mucho tiempo para replantear nuestra planificación. Pero había un gran pro: acelerar el crecimiento de un proyecto con el que mis hermanos y yo estamos muy comprometidos”, ha dicho el empresario valenciano.

Salvo ha vuelto a hacer hincapié en que “no es lo mismo construir un equipo que construir un club”. El cambio de categoría supondrá mucho más que fichajes, que llegarán en los próximos días y podrían provocar alguna baja en la plantilla de Ñoño Méndez. Salvo no ha querido apuntar nombres, aunque ha agradecido la posible predisposición del Mallorca para ceder algún futbolista, posiblemente de edad sub’23, a la UD Ibiza. Eso sí, la secretaría técnica del club trabaja a destajo para apuntalar un equipo que, según su presidente, “con varios retoques estaría preparado para competir en el grupo IV de Segunda B”, que es donde jugará la entidad de Vila porque no se producirá una permuta con el Conquense, que está enrolado en el grupo III, el levantino. Los desplazamientos tampoco preocupan a un hombre que, durante la rueda de prensa, todavía procesaba el alegrón del salto de categoría: “Lo tenemos más cerca para ir a Murcia que el Sanluqueño o el Recre. Con los vuelos que hay hoy en día las distancias son relativas”.

Salvo ha incidido más durante la conferencia de prensa en las reformas que necesita Can Misses que en la confección de una plantilla, donde ha dicho preferir futbolistas con ambición y experiencia en equipos profesionales “que refuerzos de relumbrón”. Pero lo que realmente le preocupa al empresario es Can Misses, un estadio “de gran potencial”, pero con taras: “Este campo necesita readaptarse. Hoy es el día grande de las fiestas de la ciudad, pero la comunicación con el Ayuntamiento es buena y fluida. Nos sentaremos a hablar con ellos para exponerles las necesidades que tiene este estadio en materia de seguridad, accesos, prensa u ocio”, ha explicado Salvo, que podría proponer que se replantase el césped natural de la pista de atletismo anexa al campo de fútbol “para poder entrenar sobre hierba durante los días a los desplazamientos”, partidos que su Ibiza jugará en superficie no sintética.

El valenciano, que ha recalcado que el vínculo de su familia con la isla viene de largo (antes de iniciar el proyecto de la Unión Deportiva Ibiza en el verano de 2014, los Salvo son visitantes habituales desde que sus hermanos y él eran adolescentes), también ha hablado del convenio que su entidad firmó con el Ayuntamiento de Vila para definir los usos de Can Misses en caso de que se produjera el ascenso a la división de bronce: “El año pasado se firmó un convenio de donación cuando nosotros pagamos el cambio del césped artificial. El club no podía donar el césped así como así a la Administración. Legalmente, se tenían que pactar unas contraprestaciones. Vamos a hacerlo cumplir porque es un documento firmado que va en beneficio de todos”. Queda en el aire, sin embargo, si la UD Ibiza tendrá exclusividad para utilizar el estadio municipal. En principio, el Club Deportivo Ibiza tiene previsto jugar y entrenar en Can Misses. Lo que sí apuntó Salvo es que, debido al convenio, “si hay coincidencia de horarios”, tendrá preferencia el club de superior categoría. Para el presidente de la UD Ibiza, el campo tiene que ser “un punto de encuentro para los aficionados”. “A la larga vamos a abrir varias tiendas oficiales del club. Una me gustaría que estuviera en el estadio y las otras en la ciudad. Es fundamental para crear identidad y reforzar la marca del club. En la UD Ibiza van a trabajar cada vez más personas, aseguradas y que pagarán sus impuestos en la isla, porque un club profesional es mucho más que los 22 jugadores de la plantilla y los miembros del cuerpo técnico”.

Tampoco se ha mordido la lengua Amadeo Salvo cuando se le ha preguntado por las críticas que hace unos días hizo Joan Riera, directivo del CD Ibiza, a los celestes. Riera dijo que su club representa el espíritu del histórico Ibiza, conocido popularmente como Sa Deportiva y refundado en el SD Ibiza-Eivissa tras fusionarse con el Hospitalet en 1997, y que, en cambio, la entidad que preside Salvo “no tiene alma”. “Tenemos que hacer patria. Ellos pueden tener muchos duros pero no tienen alma”, comentó Riera, un veterano del fútbol ibicenco, en la presentación de la nueva directiva del CD Ibiza. “En esos temas nuestro club nunca va entrar en ninguna guerra. Ni llevan a nada ni sirven de nada. Si algún miembro del club cometiera el error de hacer unas declaraciones de ese tipo (porque creo que lo que le ha pasado a Joan Riera es que ha cometido un error), desde la UD Ibiza se pedirían disculpas públicamente y, probablemente, esa persona no estaría en el club, si no rectificara”, ha explicado Salvo. Para el presidente de los unionistas, “el alma la genera la afición del club”. Salvo quiso quitarle hierro a la polémica agradeciendo al Club Deportivo Ibiza la felicitación por el ascenso. En el Twitter de la entidad que preside Alberto Pérez se publicó ayer por la tarde, poco después de conocerse la noticia: “Enhorabuena a nuestros vecinos de la UD Ibiza por su ascenso a la categoría de bronce del fútbol español. Los aficionados de toda la isla de Ibiza podrán ver a equipos históricos como el Recreativo o el Real Murcia”.

Habla Amadeo Salvo

"Cuando se cierra una puerta a veces, sin saber por qué, se abre una ventana se abre". Así ha empezado este mediodía Amadeo Salvo la rueda de prensa en la que ha explicado los planes de la Unión Deportiva Ibiza para competir en Segunda B. El presidente del club vilero ha insistido que, aunque no sea algo buscado, los ascensos administrativos forman parte de la competición futbolística. "Nos enteramos de que la plaza podía quedar libre cuando la Federación Española no aceptó la renuncia del Lorca. Nadie nos mandó un mail para avisarnos de que eso podía ocurrir. Fue casualidad. El año pasado ya hubo un caso similar con el Gavà. El Ibiza sube porque lo ha merecido. Primero rozamos el ascenso en el campo, que se escapó por ese maldito penalti contra el Levante. Y, después, entre los candidatos a subir éramos quien más puntos había conseguido durante la temporada pasada". El propietario de Power Electronics ha reflexionado sobre el "compromiso" que deben tener los gestores de entidades deportivas: "Las leyes están para cumplirlas y cada año, desgraciadamente, tienen que descender equipos. No solamente ocurre en España, también pasa en ligas extranjeras. Lo que no se puede hacer es dejar tirado a un club porque ves que no tienes medios para competir en la Liga. Cuando supimos que era posible ocupar la plaza del Lorca, valoramos los pros y los contras. Había muchos inconvenientes porque no teníamos mucho tiempo para replantear nuestra planificación. Pero había un gran pro: acelerar el crecimiento de un proyecto con el que mis hermanos y yo estamos muy comprometidos", ha dicho el empresario valenciano. Salvo ha vuelto a hacer hincapié en que "no es lo mismo construir un equipo que construir un club". El cambio de categoría supondrá mucho más que fichajes, que llegarán en los próximos días y podrían provocar alguna baja en la plantilla de Ñoño Méndez. Salvo no ha querido apuntar nombres, aunque ha agradecido la posible predisposición del Mallorca para ceder algún futbolista, posiblemente de edad sub'23, a la UD Ibiza. Eso sí, la secretaría técnica del club trabaja a destajo para apuntalar un equipo que, según su presidente, "con varios retoques estaría preparado para competir en el grupo IV de Segunda B", que es donde jugará la entidad de Vila porque no se producirá una permuta con el Conquense, que está enrolado en el grupo III, el levantino. Los desplazamientos tampoco preocupan a un hombre que, durante la rueda de prensa, todavía procesaba el alegrón del salto de categoría: "Lo tenemos más cerca para ir a Murcia que el Sanluqueño o el Recre. Con los vuelos que hay hoy en día las distancias son relativas".
Salvo ha incidido más durante la conferencia de prensa en las reformas que necesita Can Misses que en la confección de una plantilla, donde ha dicho preferir futbolistas con ambición y experiencia en equipos profesionales "que refuerzos de relumbrón". Pero lo que realmente le preocupa al empresario es Can Misses, un estadio "de gran potencial", pero con taras: "Este campo necesita readaptarse. Hoy es el día grande de las fiestas de la ciudad, pero la comunicación con el Ayuntamiento es buena y fluida. Nos sentaremos a hablar con ellos para exponerles las necesidades que tiene este estadio en materia de seguridad, accesos, prensa u ocio", ha explicado Salvo, que podría proponer que se replantase el césped natural de la pista de atletismo anexa al campo de fútbol "para poder entrenar sobre hierba durante los días a los desplazamientos", partidos que su Ibiza jugará en superficie no sintética. El valenciano, que ha recalcado que el vínculo de su familia con la isla viene de largo (antes de iniciar el proyecto de la Unión Deportiva Ibiza en el verano de 2014, los Salvo son visitantes habituales desde que sus hermanos y él eran adolescentes), también ha hablado del convenio que su entidad firmó con el Ayuntamiento de Vila para definir los usos de Can Misses en caso de que se produjera el ascenso a la división de bronce: "El año pasado se firmó un convenio de donación cuando nosotros pagamos el cambio del césped artificial. El club no podía donar el césped así como así a la Administración. Legalmente, se tenían que pactar unas contraprestaciones. Vamos a hacerlo cumplir porque es un documento firmado que va en beneficio de todos". Queda en el aire, sin embargo, si la UD Ibiza tendrá exclusividad para utilizar el estadio municipal. En principio, el Club Deportivo Ibiza tiene previsto jugar y entrenar en Can Misses. Lo que sí apuntó Salvo es que, debido al convenio, "si hay coincidencia de horarios", tendrá preferencia el club de superior categoría. Para el presidente de la UD Ibiza, el campo tiene que ser "un punto de encuentro para los aficionados". "A la larga vamos a abrir varias tiendas oficiales del club. Una me gustaría que estuviera en el estadio y las otras en la ciudad. Es fundamental para crear identidad y reforzar la marca del club. En la UD Ibiza van a trabajar cada vez más personas, aseguradas y que pagarán sus impuestos en la isla, porque un club profesional es mucho más que los 22 jugadores de la plantilla y los miembros del cuerpo técnico".
Tampoco se ha mordido la lengua Amadeo Salvo cuando se le ha preguntado por las críticas que hace unos días hizo Joan Riera, directivo del CD Ibiza, a los celestes. Riera dijo que su club representa el espíritu del histórico Ibiza, conocido popularmente como Sa Deportiva y refundado en el SD Ibiza-Eivissa tras fusionarse con el Hospitalet en 1997, y que, en cambio, la entidad que preside Salvo "no tiene alma". "Tenemos que hacer patria. Ellos pueden tener muchos duros pero no tienen alma", comentó Riera, un veterano del fútbol ibicenco, en la presentación de la nueva directiva del CD Ibiza. "En esos temas nuestro club nunca va entrar en ninguna guerra. Ni llevan a nada ni sirven de nada. Si algún miembro del club cometiera el error de hacer unas declaraciones de ese tipo (porque creo que lo que le ha pasado a Joan Riera es que ha cometido un error), desde la UD Ibiza se pedirían disculpas públicamente y, probablemente, esa persona no estaría en el club, si no rectificara", ha explicado Salvo. Para el presidente de los unionistas, "el alma la genera la afición del club". Salvo quiso quitarle hierro a la polémica agradeciendo al Club Deportivo Ibiza la felicitación por el ascenso. En el Twitter de la entidad que preside Alberto Pérez se publicó ayer por la tarde, poco después de conocerse la noticia: "Enhorabuena a nuestros vecinos de la UD Ibiza por su ascenso a la categoría de bronce del fútbol español. Los aficionados de toda la isla de Ibiza podrán ver a equipos históricos como el Recreativo o el Real Murcia".

No hay comentarios

Dejar respuesta