La expedición peñista, con Labi Champion a la cabeza, visitó el Vicente Calderón (Foto: Fútbol Pitiuso).
La expedición peñista, con Labi Champion a la cabeza, visitó el Vicente Calderón (Foto: Fútbol Pitiuso).

El equipo cadete de la Peña Deportiva, que entrena Roberto Robles, vivió el pasado fin de semana en la Capital una experiencia muy intensa y llena de emociones. Gracias a la siempre desinteresada colaboración de Labi Champion, los jóvenes peñistas pudieron disfrutar de un partido en la ciudad deportiva del Atlético de Madrid ante el conjunto rojiblanco, un encuentro que perdieron, pero que disfrutaron al máximo, ya que pudieron enfrentarse, entre otros, a los hermanos Obama, dos de las firmes promesas del club que dirige Miguel Ángel Gil Marín.

Además, la expedición blanca pudo pasearse y conocer el Vicente Calderón, sentarse en el banquillo del Atlético y acceder al vestuario liderado por Simeone, entre otras cosas. Aunque también, los chavales pudieron disfrutar de un partido de Primera División en el campo del Getafe. “La verdad es que hemos pasado unos días irrepetibles; y gracias a Labi, que tiene muchos contactos en el Atlético de Madrid. Nos han atendido de lujo y se nota mucho la mano de Labi, a quien agradezco, tanto yo, como los chicos, todo lo que ha hecho por nosotros. Muy pocas personas hacen lo que ha hecho este hombre por mis chavales”, afirma Roberto Robles.

Inolvidable y colchonero fin de semana del cadete de la Peña Deportiva en Madrid

La expedición peñista, con Labi Champion a la cabeza, visitó el Vicente Calderón (Foto: Fútbol Pitiuso).
La expedición peñista, con Labi Champion a la cabeza, visitó el Vicente Calderón (Foto: Fútbol Pitiuso).
El equipo cadete de la Peña Deportiva, que entrena Roberto Robles, vivió el pasado fin de semana en la Capital una experiencia muy intensa y llena de emociones. Gracias a la siempre desinteresada colaboración de Labi Champion, los jóvenes peñistas pudieron disfrutar de un partido en la ciudad deportiva del Atlético de Madrid ante el conjunto rojiblanco, un encuentro que perdieron, pero que disfrutaron al máximo, ya que pudieron enfrentarse, entre otros, a los hermanos Obama, dos de las firmes promesas del club que dirige Miguel Ángel Gil Marín. Además, la expedición blanca pudo pasearse y conocer el Vicente Calderón, sentarse en el banquillo del Atlético y acceder al vestuario liderado por Simeone, entre otras cosas. Aunque también, los chavales pudieron disfrutar de un partido de Primera División en el campo del Getafe. "La verdad es que hemos pasado unos días irrepetibles; y gracias a Labi, que tiene muchos contactos en el Atlético de Madrid. Nos han atendido de lujo y se nota mucho la mano de Labi, a quien agradezco, tanto yo, como los chicos, todo lo que ha hecho por nosotros. Muy pocas personas hacen lo que ha hecho este hombre por mis chavales", afirma Roberto Robles.

No hay comentarios

Dejar respuesta