Juan Linde (izquierda) junto al presidente del Portmany, Juan José Forneri.

Francisco Natera

Se puede decir más alto, pero no tan claro. “Sí o sí el Portmany tiene que jugar en Tercera División la temporada que viene”. Son las ambiciosas palabras de Juan Linde, director deportivo del club sanantoniense, que añade: “El pueblo merece un equipo en categoría nacional”. Los responsables de la histórica sociedad deportiva agotan su legislatura la próxima campaña y quieren poner el broche de oro a su mandato devolviendo al primer equipo al torneo balear.
En la planta noble del Municipal no se habla de otra cosa últimamente. Con el Portmany clasificado ya para la segunda Liga, sus rectores aspiran al ascenso en una campaña donde el Rapid Bfit, el rival a batir y campeón de la Interpueblos a falta de dos jornadas, no puede disputar la fase de ascenso, aunque gane la Regional Preferente, según fuentes de la Federación Balear (El Rapid no puede subir ni a Tercera ni a Liga Nacional juvenil). Al conjunto de Vicente Fernández tan sólo le basta con quedar subcampeón de la liguilla para jugar la promoción. Aún así, el bloque de San Antonio peleará por el título del decisivo campeonato. “Aunque será complicado, nuestra intención es ganarlo”, aclara el responsable técnico. Y para ello Linde ya trabaja en el fichaje de un goleador, aunque también sondea el mercado en busca de un banda izquierda. “He mantenido un primer contacto con Fernando Giner, directivo del Valencia, para que nos ayude y, aunque de momento no hay nada cerrado, queremos traer a un delantero que garantices goles y a un extremo para suplir la baja de Álvaro Fraile, lesionado”, comenta el dirigente. “Si queremos tener opciones tenemos que firmar a un buen delantero, ya que hacemos muchas ocasiones, pero nos falta materializarlas”, añade Linde.
El director deportivo, además, tiene abierta una segunda vía en la búsqueda del estilete. En este sentido, mantiene conversaciones con un experto scouting de una agencia de representación catalana, que también se ha puesto manos a la obra con el fin de encontrar la mejor opción para el Portmany. “Ahora hay muchos jugadores de calidad que no cobran en sus respectivos clubes y que estarían dispuestos a venir. Estoy hablando de futbolistas de Tercera de equipos punteros y alguno de Segunda B”, prosigue el directivo, que quiere cerrar esta operación lo antes posible.
En el pueblo de la puesta de sol se respira Tercera División por todos sus rincones. La afición y el club están aburridos de ver competir a su equipo en el fútbol doméstico y, cogidos de la mano, quieren recuperar la categoría que se perdió hace ocho temporadas. “Hay estructura deportiva, cantera, afición y masa social. Este año es el ideal para lograr la gesta”, subraya Linde, que quiere ir con cautela. “El presupuesto está cubierto, así que empezaríamos de cero, sin deuda. Iríamos poco a poco y haciendo bien las cosas desde el principio”.
El sueño del director deportivo es construir un plantel con jugadores que hayan salido de la cantera portmanyista y apuntalarlo con dos o tres refuerzos de fuera. “Es la idea que tenemos y por la que vamos a trabajar”, concluye un ilusionado Linde.

Juan Linde: “Sí o sí el Portmany tiene que jugar en Tercera División la temporada que viene”

Juan Linde (izquierda) junto al presidente del Portmany, Juan José Forneri.

Francisco Natera

Se puede decir más alto, pero no tan claro. "Sí o sí el Portmany tiene que jugar en Tercera División la temporada que viene". Son las ambiciosas palabras de Juan Linde, director deportivo del club sanantoniense, que añade: "El pueblo merece un equipo en categoría nacional". Los responsables de la histórica sociedad deportiva agotan su legislatura la próxima campaña y quieren poner el broche de oro a su mandato devolviendo al primer equipo al torneo balear.
En la planta noble del Municipal no se habla de otra cosa últimamente. Con el Portmany clasificado ya para la segunda Liga, sus rectores aspiran al ascenso en una campaña donde el Rapid Bfit, el rival a batir y campeón de la Interpueblos a falta de dos jornadas, no puede disputar la fase de ascenso, aunque gane la Regional Preferente, según fuentes de la Federación Balear (El Rapid no puede subir ni a Tercera ni a Liga Nacional juvenil). Al conjunto de Vicente Fernández tan sólo le basta con quedar subcampeón de la liguilla para jugar la promoción. Aún así, el bloque de San Antonio peleará por el título del decisivo campeonato. "Aunque será complicado, nuestra intención es ganarlo", aclara el responsable técnico. Y para ello Linde ya trabaja en el fichaje de un goleador, aunque también sondea el mercado en busca de un banda izquierda. "He mantenido un primer contacto con Fernando Giner, directivo del Valencia, para que nos ayude y, aunque de momento no hay nada cerrado, queremos traer a un delantero que garantices goles y a un extremo para suplir la baja de Álvaro Fraile, lesionado", comenta el dirigente. "Si queremos tener opciones tenemos que firmar a un buen delantero, ya que hacemos muchas ocasiones, pero nos falta materializarlas", añade Linde.
El director deportivo, además, tiene abierta una segunda vía en la búsqueda del estilete. En este sentido, mantiene conversaciones con un experto scouting de una agencia de representación catalana, que también se ha puesto manos a la obra con el fin de encontrar la mejor opción para el Portmany. "Ahora hay muchos jugadores de calidad que no cobran en sus respectivos clubes y que estarían dispuestos a venir. Estoy hablando de futbolistas de Tercera de equipos punteros y alguno de Segunda B", prosigue el directivo, que quiere cerrar esta operación lo antes posible.
En el pueblo de la puesta de sol se respira Tercera División por todos sus rincones. La afición y el club están aburridos de ver competir a su equipo en el fútbol doméstico y, cogidos de la mano, quieren recuperar la categoría que se perdió hace ocho temporadas. "Hay estructura deportiva, cantera, afición y masa social. Este año es el ideal para lograr la gesta", subraya Linde, que quiere ir con cautela. "El presupuesto está cubierto, así que empezaríamos de cero, sin deuda. Iríamos poco a poco y haciendo bien las cosas desde el principio".
El sueño del director deportivo es construir un plantel con jugadores que hayan salido de la cantera portmanyista y apuntalarlo con dos o tres refuerzos de fuera. "Es la idea que tenemos y por la que vamos a trabajar", concluye un ilusionado Linde.

No hay comentarios

Dejar respuesta