“Jugar en el Helmántico es la hostia”

0
595
Mansour posa en el Estadio Helmántico, donde jugará esta temporada con el Salmantino.

Paco Natera Mansour se llevó un gran chasco cuando la dirección deportiva de la UD Ibiza le comunicó este verano que no contaba con él para su proyecto deportivo en Tercera División. El central de origen senegalés confiaba en seguir jugando en la isla, pero no le quedó más remedio que resignarse y plantearse nuevos retos. Al futbolista no le fue fácil encontrar equipo, pero el Salmantino, hijo heredero de la extinta UD Salamanca, le dio la oportunidad de demostrar su valía y firmarle si convencía a los técnicos. Dos encuentros amistosos fueron suficientes para que el espigado jugador enamorara con su fútbol a los responsables del equipo charro, que no se pensaron dos veces incorporar al defensa a la plantilla.

300x250_baner agenda

Mansour lleva una una semana como fichaje oficial del Salmantino y ayer, ante el Almazán, tuvo sus primeros minutos en el estreno liguero del conjunto castellano leonés en Tercera División. Saltó al césped en la segunda mitad, protagonizando un destacado papel en la zaga del conjunto que entrena María. El exfutbolista de la UD Ibiza pudo celebrar con sus compañeros el primer triunfo de la temporada (3-0) y, lo que es mejor, disfrutó de lo lindo jugando al fútbol en un estadio de Primera División. Mansour ha pasado de competir en el pequeño Can Misses, de hierba sintética y con una capacidad para 10.000 espectadores, a hacerlo en un campo para más de 17.000 aficionados, de césped natural y que en el pasado albergó encuentros de la máxima categoría del balompié nacional y de la selección española.

Es Vermell bueno

“Que quieres que te diga… no me puedo quejar, la verdad. Jugar en el Helmántico es la hostia”, asegura, feliz y contento, Mansour. “Jugamos en un estadio de Primera División, donde en su día jugó la UD Salamanca. El terreno de juego es de grandes dimensiones y la hierba es una pasada. No tiene nada que ver con Can Misses, donde la moqueta era sintética y encima estaba muy gastada”, relata el jugador africano, que no oculta su satisfacción por haber firmado esta temporada en un equipo con las máximas aspiraciones deportivas. “Se ha hecho un equipazo y el objetivo no es otro que jugar el play-off de ascenso porque el club aspira a jugar la campaña que viene en Segunda B. Hay mucha ilusión en el entorno, en el club y en la afición por este proyecto. Espero y deseo que todo salga bien y que podamos cumplir los objetivos marcados”, explica el central.

unnamed

“Jugar en el Helmántico es la hostia”

Paco Natera Mansour se llevó un gran chasco cuando la dirección deportiva de la UD Ibiza le comunicó este verano que no contaba con él para su proyecto deportivo en Tercera División. El central de origen senegalés confiaba en seguir jugando en la isla, pero no le quedó más remedio que resignarse y plantearse nuevos retos. Al futbolista no le fue fácil encontrar equipo, pero el Salmantino, hijo heredero de la extinta UD Salamanca, le dio la oportunidad de demostrar su valía y firmarle si convencía a los técnicos. Dos encuentros amistosos fueron suficientes para que el espigado jugador enamorara con su fútbol a los responsables del equipo charro, que no se pensaron dos veces incorporar al defensa a la plantilla.300x250_baner agendaMansour lleva una una semana como fichaje oficial del Salmantino y ayer, ante el Almazán, tuvo sus primeros minutos en el estreno liguero del conjunto castellano leonés en Tercera División. Saltó al césped en la segunda mitad, protagonizando un destacado papel en la zaga del conjunto que entrena María. El exfutbolista de la UD Ibiza pudo celebrar con sus compañeros el primer triunfo de la temporada (3-0) y, lo que es mejor, disfrutó de lo lindo jugando al fútbol en un estadio de Primera División. Mansour ha pasado de competir en el pequeño Can Misses, de hierba sintética y con una capacidad para 10.000 espectadores, a hacerlo en un campo para más de 17.000 aficionados, de césped natural y que en el pasado albergó encuentros de la máxima categoría del balompié nacional y de la selección española.Es Vermell bueno"Que quieres que te diga... no me puedo quejar, la verdad. Jugar en el Helmántico es la hostia", asegura, feliz y contento, Mansour. "Jugamos en un estadio de Primera División, donde en su día jugó la UD Salamanca. El terreno de juego es de grandes dimensiones y la hierba es una pasada. No tiene nada que ver con Can Misses, donde la moqueta era sintética y encima estaba muy gastada", relata el jugador africano, que no oculta su satisfacción por haber firmado esta temporada en un equipo con las máximas aspiraciones deportivas. "Se ha hecho un equipazo y el objetivo no es otro que jugar el play-off de ascenso porque el club aspira a jugar la campaña que viene en Segunda B. Hay mucha ilusión en el entorno, en el club y en la afición por este proyecto. Espero y deseo que todo salga bien y que podamos cumplir los objetivos marcados", explica el central.unnamed

No hay comentarios

Dejar respuesta