Como no podía ser de otra manera, el capitán del Ibiza, Verdú, volverá a lucir con orgullo el brazalete la temporada que viene en Tercera División. El mariscal de la defensa unionista ha sido y será de nuevo el estandarte en el terreno de juego del club que preside Amadeo Salvo, que con la renovación del cartagenero se asegura un futbolista top para la zaga en una campaña que se presenta sumamente competitiva y en donde conquistar el título va a costar caro. Por las venas del incombustible central corre ADN de campeón y los aficionados celestes lo han podido comprobar domingo a domingo la pasada campaña. Verdú es todo raza y pundonor, así como compromiso por el escudo del Ibiza y en la 2018-2019 continuará tirando del carro y liderando un vestuario con más hambre que nunca de éxitos deportivos. El kaiser unionista sabe que el curso que viene será el del equipo y así lo inculcará a sus compañeros, que volverán a tener un capitán como la copa de un pino, un capitán de los de verdad.

Káiser Verdú

Como no podía ser de otra manera, el capitán del Ibiza, Verdú, volverá a lucir con orgullo el brazalete la temporada que viene en Tercera División. El mariscal de la defensa unionista ha sido y será de nuevo el estandarte en el terreno de juego del club que preside Amadeo Salvo, que con la renovación del cartagenero se asegura un futbolista top para la zaga en una campaña que se presenta sumamente competitiva y en donde conquistar el título va a costar caro. Por las venas del incombustible central corre ADN de campeón y los aficionados celestes lo han podido comprobar domingo a domingo la pasada campaña. Verdú es todo raza y pundonor, así como compromiso por el escudo del Ibiza y en la 2018-2019 continuará tirando del carro y liderando un vestuario con más hambre que nunca de éxitos deportivos. El kaiser unionista sabe que el curso que viene será el del equipo y así lo inculcará a sus compañeros, que volverán a tener un capitán como la copa de un pino, un capitán de los de verdad.

No hay comentarios

Dejar respuesta