Fernando Liñán, a expensas de pulir algunos flecos en su contrato, es ya nuevo jugador del Ibiza para lo que resta de temporada y la próxima. El pivote defensivo, que logró ayer la baja en el Formentera, tenía varias ofertas importantes encima de la mesa de equipos punteros de Segunda B y de Finlandia, pero ha decidido sumarse al ambicioso proyecto deportivo que lidera Amadeo Salvo por lo atractivo del mismo. Al jugador granadino le apasionan los grandes retos y sabe que en Can Misses le espera uno de esos desafíos que ilusionan a los grandes futbolistas.

El ya exjugador del Formentera llega al Ibiza con mucha ilusión y con el propósito personal de aportar su contrastada calidad para tratar de lograr el ascenso a Segunda División B, principal objetivo de club ibicenco. En un principio, el andaluz podría ponerse a trabajar bajo las órdenes de Toni Amor a partir del lunes próximo, después del partido de este domingo ante el Collerense. Su debut, así pues, está previsto para la siguiente jornada, en el terreno de juego del Poblense. Sea como fuere, la afición del conjunto unionista celebra por todo lo alto el fichaje del mediocentro, de 31 años y 1,90 metros de altura. “Es una incorporación top, un jugador fuera de serie”, asegura un hincha del Ibiza que esta mañana ha presenciado el entrenamiento del equipo en Can Misses.

Fernando Liñán deja un gran vacío en el dibujo del Formentera, que tendrá muy complicado encontrar en el mercado de invierno a un 6 de las características del granadino, que llegó a la pitiusa menor la pasada temporada procedente del Legirus Inter finlandés de la mano de Tito García Sanjuán. Enseguida, el pivote defensivo se convirtió en uno de los pilares del cuadro rojinegro, con quien logró este verano el ascenso de categoría al fútbol de bronce. Esta temporada, Fernando Liñán ha jugado 21 partidos, todos como titular y ha marcado 2 goles en Liga y uno en Copa, ante el Athlétic Club de Bilbao. Ahora, espera y desea ser un referente en el esquema de un Ibiza que se ha hecho con los servicios de uno de los mejores futbolistas en su puesto del fútbol de bronce nacional.

La bomba es Liñán

Fernando Liñán, a expensas de pulir algunos flecos en su contrato, es ya nuevo jugador del Ibiza para lo que resta de temporada y la próxima. El pivote defensivo, que logró ayer la baja en el Formentera, tenía varias ofertas importantes encima de la mesa de equipos punteros de Segunda B y de Finlandia, pero ha decidido sumarse al ambicioso proyecto deportivo que lidera Amadeo Salvo por lo atractivo del mismo. Al jugador granadino le apasionan los grandes retos y sabe que en Can Misses le espera uno de esos desafíos que ilusionan a los grandes futbolistas. El ya exjugador del Formentera llega al Ibiza con mucha ilusión y con el propósito personal de aportar su contrastada calidad para tratar de lograr el ascenso a Segunda División B, principal objetivo de club ibicenco. En un principio, el andaluz podría ponerse a trabajar bajo las órdenes de Toni Amor a partir del lunes próximo, después del partido de este domingo ante el Collerense. Su debut, así pues, está previsto para la siguiente jornada, en el terreno de juego del Poblense. Sea como fuere, la afición del conjunto unionista celebra por todo lo alto el fichaje del mediocentro, de 31 años y 1,90 metros de altura. "Es una incorporación top, un jugador fuera de serie", asegura un hincha del Ibiza que esta mañana ha presenciado el entrenamiento del equipo en Can Misses. Fernando Liñán deja un gran vacío en el dibujo del Formentera, que tendrá muy complicado encontrar en el mercado de invierno a un 6 de las características del granadino, que llegó a la pitiusa menor la pasada temporada procedente del Legirus Inter finlandés de la mano de Tito García Sanjuán. Enseguida, el pivote defensivo se convirtió en uno de los pilares del cuadro rojinegro, con quien logró este verano el ascenso de categoría al fútbol de bronce. Esta temporada, Fernando Liñán ha jugado 21 partidos, todos como titular y ha marcado 2 goles en Liga y uno en Copa, ante el Athlétic Club de Bilbao. Ahora, espera y desea ser un referente en el esquema de un Ibiza que se ha hecho con los servicios de uno de los mejores futbolistas en su puesto del fútbol de bronce nacional.

No hay comentarios

Dejar respuesta