Imagen de archivo de un partido de la categoría de infantiles disputado esta temporada. LUIS HERRERA
Imagen de archivo de un partido de la categoría de infantiles disputado esta temporada. LUIS HERRERA

A partir del 1 de marzo la FIFA cambiará la reglamentación para tramitar las fichas, rebajando de los 12 a los 10 años la edad de control a los futbolistas que no sean españoles | Se mantiene que los padres deban tener contrato de trabajo para que su hijo juegue al fútbol | En las Pitiusas ya hay varios afectados

diariodeibiza.es Los menores extranjeros que quieren jugar al fútbol deben cumplir una exigente normativa de la Federación Internacional de Fútbol que a partir del 1 de marzo lo será aún más. Al hecho de que los ´sin papeles´ estén excluidos de las competiciones federadas, se unirá ahora un control más exhaustivo para la tramitación de las fichas de los jugadores extranjeros, que se empezará a aplicar a futbolistas de 10 años en adelante (hasta ahora es a partir de los 12). En las Pitiusas ya hay varios afectados por la reglamentación anterior y con la nueva se esperan muchos más casos.

Desde hace ya varias temporadas los clubes deben aportar numerosa documentación para que las fichas de sus jugadores extranjeros sean validadas. Por ejemplo, como requisito más significativo, se exige que los progenitores de estos jugadores presenten el permiso de trabajo, un contrato laboral y un certificado de empadronamiento (tanto el padre como la madre). Esto se seguirá mantiendo.

Sería evitable si el jugador ha vivido ininterrumpidamente en España durante los últimos cinco años. Sin embargo, debe demostrar que lleva media década en nuestro país y además adjuntar su certificado de empadronamiento.

El cambio introducido en esta reglamentación, que la FIFA ha comunicado a la Federación Española recientemente a través de una circular, se refiere a la edad de control de estos fichajes, pasando de los 12 a los 10 años. Se ampliará así el abanico de jugadores y, por tanto, puede haber más afectados de no poder jugar a fútbol: «Cada día nos ponen más trabas», aseguraron fuentes de la delegación insular.

Con estas medidas la FIFA quiere controlar la transferencia de jugadores menores de edad y que los grandes clubes profesionales no ´mercadeen´ con ellos como si de simples objetos se tratase. Uno de los clubes que se saltó las normas internacionales en el fichaje de menores fue el Barcelona, que ha sido castigado por ello con dos periodos sin poder fichar.

Daños colaterales
A raíz de este asunto, la FIFA ha querido cortar de raíz, pero sin tener en cuenta lo que representa para los clubes modestos, cuya función única es la de formar futbolistas y personas: «No entiendo cómo un niño puede estar escolarizado pero no puede jugar al fútbol. Es incomprensible», dice Gabino Canales, presidente del Bahía de San Agustín.

El propio club agustiner tiene a un jugador infantil, el paraguayo Juan Carlos Centurión, que no puede participar con ellos en competiciones oficiales porque no cumple alguno de los requisitos que exige la FIFA.
No es el único caso en las Pitiusas, ya que en la Peña Deportiva también cuentan con uno. Se trata del francés Naïm Passes, que al igual que Centurión es de categoría infantil, al que se le impide jugar ya que sus padres no han podido presentar toda la documentación. «Todas las temporadas tenemos problemas», declaró Pere Seguí, coordinador del club de Santa Eulària.

En total, en Ibiza y Formentera hay una media docena de menores que no pueden jugar por no cumplir con las prerrogativas de la FIFA, según informó la delegación insular. Otros, finalmente, han coseguido sortear todo el enredo burocrático del ente internacional. Es el caso de Lucas Quevedo, juvenil del Formentera, que ha estado sin jugar durante bastante tiempo.

La Federación endurece las normas para el fichaje de menores extranjeros

Imagen de archivo de un partido de la categoría de infantiles disputado esta temporada. LUIS HERRERA
Imagen de archivo de un partido de la categoría de infantiles disputado esta temporada. LUIS HERRERA
A partir del 1 de marzo la FIFA cambiará la reglamentación para tramitar las fichas, rebajando de los 12 a los 10 años la edad de control a los futbolistas que no sean españoles | Se mantiene que los padres deban tener contrato de trabajo para que su hijo juegue al fútbol | En las Pitiusas ya hay varios afectados diariodeibiza.es Los menores extranjeros que quieren jugar al fútbol deben cumplir una exigente normativa de la Federación Internacional de Fútbol que a partir del 1 de marzo lo será aún más. Al hecho de que los ´sin papeles´ estén excluidos de las competiciones federadas, se unirá ahora un control más exhaustivo para la tramitación de las fichas de los jugadores extranjeros, que se empezará a aplicar a futbolistas de 10 años en adelante (hasta ahora es a partir de los 12). En las Pitiusas ya hay varios afectados por la reglamentación anterior y con la nueva se esperan muchos más casos. Desde hace ya varias temporadas los clubes deben aportar numerosa documentación para que las fichas de sus jugadores extranjeros sean validadas. Por ejemplo, como requisito más significativo, se exige que los progenitores de estos jugadores presenten el permiso de trabajo, un contrato laboral y un certificado de empadronamiento (tanto el padre como la madre). Esto se seguirá mantiendo. Sería evitable si el jugador ha vivido ininterrumpidamente en España durante los últimos cinco años. Sin embargo, debe demostrar que lleva media década en nuestro país y además adjuntar su certificado de empadronamiento. El cambio introducido en esta reglamentación, que la FIFA ha comunicado a la Federación Española recientemente a través de una circular, se refiere a la edad de control de estos fichajes, pasando de los 12 a los 10 años. Se ampliará así el abanico de jugadores y, por tanto, puede haber más afectados de no poder jugar a fútbol: «Cada día nos ponen más trabas», aseguraron fuentes de la delegación insular. Con estas medidas la FIFA quiere controlar la transferencia de jugadores menores de edad y que los grandes clubes profesionales no ´mercadeen´ con ellos como si de simples objetos se tratase. Uno de los clubes que se saltó las normas internacionales en el fichaje de menores fue el Barcelona, que ha sido castigado por ello con dos periodos sin poder fichar. Daños colaterales A raíz de este asunto, la FIFA ha querido cortar de raíz, pero sin tener en cuenta lo que representa para los clubes modestos, cuya función única es la de formar futbolistas y personas: «No entiendo cómo un niño puede estar escolarizado pero no puede jugar al fútbol. Es incomprensible», dice Gabino Canales, presidente del Bahía de San Agustín. El propio club agustiner tiene a un jugador infantil, el paraguayo Juan Carlos Centurión, que no puede participar con ellos en competiciones oficiales porque no cumple alguno de los requisitos que exige la FIFA. No es el único caso en las Pitiusas, ya que en la Peña Deportiva también cuentan con uno. Se trata del francés Naïm Passes, que al igual que Centurión es de categoría infantil, al que se le impide jugar ya que sus padres no han podido presentar toda la documentación. «Todas las temporadas tenemos problemas», declaró Pere Seguí, coordinador del club de Santa Eulària. En total, en Ibiza y Formentera hay una media docena de menores que no pueden jugar por no cumplir con las prerrogativas de la FIFA, según informó la delegación insular. Otros, finalmente, han coseguido sortear todo el enredo burocrático del ente internacional. Es el caso de Lucas Quevedo, juvenil del Formentera, que ha estado sin jugar durante bastante tiempo.

6 Comentarios

  1. Me gustaría ayuda…yo tengo una hija que juega en un club femenino es portuguesa me pueden informar quais son la documentación que tengo que a presentar para que pueda jugar en los partidos….tengo permiso de residencia de ella empradonamento mi vida laboral con eso me basta ou nesecito algo mas??? Mitad gracias

  2. Tengo un nieto de 7 años, nacido en Addis Abeba, que fue adoptado por una hija y su esposo, y pudo venir a España
    a los 5 meses de edad,NO AÑOS,a los 4 y 5 años jugó, con ficha en la SD O`VAL de Narón,en La Coruña, pasó un año sin jugar en ningún equipo y la pasada temporada fichò como Pre-Benjamín en la SD ANIMAS de Ferrol.
    La RFEF toma como a extranjero a este niño,discriminándolo por el mero hecho de nacer en Etiopìa.Está asentado en el Registro Civil, y en el libro de familia figuran como padres mi yerno y mi hija,tiene el DNI del Reino de España,lo que quiere
    decir que es español con todos los derechos de cualquier ciudadano.
    Le hacen firmar un documento en el que dice no haber jugado en ningún equipo de su País de origen, un niño de 5 meses no juega ni a las “bolas”,y no le hacen ficha porque falta el certificado de empadronamiento, que se presentó uno de toda la familia y no valió, desde la fecha de inscripción.No valió tampoco las alegaciones del Club ni el Libro de Familia.
    Entre todos tratemos de publicarlo y que la RFEF tenga claro que niños como éste los hay, que los clubes en los que quieren jugar no son de hélite y una cosa muy importante NO SON EXTRANJEROS.

    • Hola Pablo, he leido tu caso y parece que al final lo conseguisteis. Estoy en tu misma situación. Mi hijo, español de origen con DNI y libro de família pero nacido en Holanda no me le dejan federarse o me piden no se cuanta documentación. Si ves este mensaje, te rogaría asesoramiento de los pasos a seguir. Gracias

  3. hola me gustaría saber si es posible hacer una reclamación a la federación para agilizar este tramite ya que mi hijo que tiene 6 años lo tienen impedido de jugar a pesar de haber presentado todos los papeles en regla.
    Nacio aquí en Denia España pero adopto la nacionalidad de la madre con pasaporte italiano. vvivimos en Ibiza desde que nacio ….

Dejar respuesta