La visibilidad era nula en el terreno de juego.
La visibilidad era nula en el terreno de juego.

noudiari.es El partido entre el San Rafael y el Mercadal, con 1-1 en el marcador, ha tenido que ser suspendido por la niebla, que hacía imposible disputar la segunda mitad ante la falta de visibilidad. El encuentro, que debía comenzar a las 16.30, ya empezó con 25 minutos de retraso debido a los problemas del conjunto menorquín para aterrizar en Ibiza.

La primera mitad se jugó sin problemas. Juan Luque, en el minuto 32, adelantó al San Rafael tras una jugada de picardía de De Pablos, que sacó una falta cuando el Mercadal aún estaba colocando la barrera. No obstante, Lacueva, en el minuto 45, empató tras una acción de contragolpe muy protestada por el conjunto local, que consideraba que hubo falta previa.

Una vez que los jugadores se dirigieron a los vestuarios tras finalizar la primera parte, una espesa niebla fue cayendo sobre el Municipal de Sant Rafel, hasta el punto de que apenas había visibilidad a unos pocos metros de distancia. Tras consultar los entrenadores con el colegiado, Lara Ortega, se decidió finalmente suspender el partido con 1-1 en el marcador y a falta de jugar toda la segunda mitad.

“Nunca me había pasado algo parecido como entrenador. Sin embargo, es normal que se anule el partido, porque no se ve absolutamente nada. Lógicamente, el más perjudicado es el Mercadal, pero en eset caso hay que pensar en la integridad de los jugadores más que en el partido”, comentó Vicente Román, entrenador del San Rafael.

Por su parte, Lluís Vidal, técnico del Mercadal, señaló que tampoco le había sucedido nada parecido desde que es entrenador y que “la primera parte fue bastante bien, pero ahora no se puede ver absolutamente nada y es imposible jugar. Ahora tendremos que intentar volver a Menorca lo antes posible y a esperar una fecha para jugar lo que falta de partido”.

La niebla obliga a suspender la segunda mitad del partido en San Rafael

La visibilidad era nula en el terreno de juego.
La visibilidad era nula en el terreno de juego.
noudiari.es El partido entre el San Rafael y el Mercadal, con 1-1 en el marcador, ha tenido que ser suspendido por la niebla, que hacía imposible disputar la segunda mitad ante la falta de visibilidad. El encuentro, que debía comenzar a las 16.30, ya empezó con 25 minutos de retraso debido a los problemas del conjunto menorquín para aterrizar en Ibiza.La primera mitad se jugó sin problemas. Juan Luque, en el minuto 32, adelantó al San Rafael tras una jugada de picardía de De Pablos, que sacó una falta cuando el Mercadal aún estaba colocando la barrera. No obstante, Lacueva, en el minuto 45, empató tras una acción de contragolpe muy protestada por el conjunto local, que consideraba que hubo falta previa.Una vez que los jugadores se dirigieron a los vestuarios tras finalizar la primera parte, una espesa niebla fue cayendo sobre el Municipal de Sant Rafel, hasta el punto de que apenas había visibilidad a unos pocos metros de distancia. Tras consultar los entrenadores con el colegiado, Lara Ortega, se decidió finalmente suspender el partido con 1-1 en el marcador y a falta de jugar toda la segunda mitad.“Nunca me había pasado algo parecido como entrenador. Sin embargo, es normal que se anule el partido, porque no se ve absolutamente nada. Lógicamente, el más perjudicado es el Mercadal, pero en eset caso hay que pensar en la integridad de los jugadores más que en el partido”, comentó Vicente Román, entrenador del San Rafael.Por su parte, Lluís Vidal, técnico del Mercadal, señaló que tampoco le había sucedido nada parecido desde que es entrenador y que “la primera parte fue bastante bien, pero ahora no se puede ver absolutamente nada y es imposible jugar. Ahora tendremos que intentar volver a Menorca lo antes posible y a esperar una fecha para jugar lo que falta de partido”.

No hay comentarios

Dejar respuesta