El equipo de David Ruiz festeja su campeonato (Foto: noticiasdenavarra.com)
El equipo de David Ruiz festeja su campeonato (Foto: noticiasdenavarra.com)

noudiari.es La Peña Sport, rival del Formentera en la eliminatoria de ascenso a Segunda B y campeón del grupo navarro de la cuarta división del fútbol español, es un equipo al que la Tercera se le queda pequeña y la Segunda B, grande. Es el típico conjunto ascensor, que va subiendo y bajando de categoría de forma continuada. No pasa por su mejor momento en el plano económico y su presupuesto se ha visto mermado en comparación con otras temporadas, aunque de todas formas este asciende a 200.000 euros, según apuntan desde el club, una cifra nada despreciable para esta categoría.

Pertenece a Tafalla, una localidad de 10.000 habitantes, y cuenta con un estadio de hierba natural grande, con unas dimensiones de 103 metros de largo por 68 de ancho, algo así como una pista de aterrizaje comparado con el campo de Sant Francesc Xavier donde juegan los formenterenses. Tafalla cuenta con las plantas de Fagor y Mosto Greip como principales industrias y fuente de empleo, aunque también es un pueblo dedicado al campo.

La Peña Sport se proclamó campeón de Liga en la antepenúltima jornada y su fuerte es la defensa. Solo ha recibido 30 goles en 38 partidos y en la portería y la zaga tiene futbolistas veteranos y con experiencia que el curso pasado jugaban en Segunda B. De ahí hacia adelante es un grupo joven, bisoño, pero preparado para afrontar el reto del ascenso, apuntan desde Navarra, donde los entendidos definen al campeón de Tercera de esta comunidad como un “equipo bien hecho”.

Su entrenador es David Ruiz, exjugador de la entidad y ahora técnico de la Peña Sport. “Tenemos un bloque compensado, con jugadores veteranos y jóvenes. Tanto la plantilla como el cuerpo técnico queremos estar la temporada que viene en Segunda B, pero también hay que decir que la directiva no lo tiene tan claro como nosotros. La entidad no está en un momento boyante en lo económico, como le ocurre a casi todo el fútbol modesto del país, aunque este club no ha dejado de pagar jamás ni un euro de todo lo comprometido”, señala el técnico navarro. Ruiz, que no cuenta con demasiadas referencias del Formentera, afirma que, por los números que presentan el equipo de la menor de las Pitiüses, prevé una eliminatoria “muy igualada” y “reñida” y espera “subir”.

La Peña Sport, un equipo ascensor que espera “subir”

El equipo de David Ruiz festeja su campeonato (Foto: noticiasdenavarra.com)
El equipo de David Ruiz festeja su campeonato (Foto: noticiasdenavarra.com)
noudiari.es La Peña Sport, rival del Formentera en la eliminatoria de ascenso a Segunda B y campeón del grupo navarro de la cuarta división del fútbol español, es un equipo al que la Tercera se le queda pequeña y la Segunda B, grande. Es el típico conjunto ascensor, que va subiendo y bajando de categoría de forma continuada. No pasa por su mejor momento en el plano económico y su presupuesto se ha visto mermado en comparación con otras temporadas, aunque de todas formas este asciende a 200.000 euros, según apuntan desde el club, una cifra nada despreciable para esta categoría.Pertenece a Tafalla, una localidad de 10.000 habitantes, y cuenta con un estadio de hierba natural grande, con unas dimensiones de 103 metros de largo por 68 de ancho, algo así como una pista de aterrizaje comparado con el campo de Sant Francesc Xavier donde juegan los formenterenses. Tafalla cuenta con las plantas de Fagor y Mosto Greip como principales industrias y fuente de empleo, aunque también es un pueblo dedicado al campo.La Peña Sport se proclamó campeón de Liga en la antepenúltima jornada y su fuerte es la defensa. Solo ha recibido 30 goles en 38 partidos y en la portería y la zaga tiene futbolistas veteranos y con experiencia que el curso pasado jugaban en Segunda B. De ahí hacia adelante es un grupo joven, bisoño, pero preparado para afrontar el reto del ascenso, apuntan desde Navarra, donde los entendidos definen al campeón de Tercera de esta comunidad como un “equipo bien hecho”.Su entrenador es David Ruiz, exjugador de la entidad y ahora técnico de la Peña Sport. “Tenemos un bloque compensado, con jugadores veteranos y jóvenes. Tanto la plantilla como el cuerpo técnico queremos estar la temporada que viene en Segunda B, pero también hay que decir que la directiva no lo tiene tan claro como nosotros. La entidad no está en un momento boyante en lo económico, como le ocurre a casi todo el fútbol modesto del país, aunque este club no ha dejado de pagar jamás ni un euro de todo lo comprometido”, señala el técnico navarro. Ruiz, que no cuenta con demasiadas referencias del Formentera, afirma que, por los números que presentan el equipo de la menor de las Pitiüses, prevé una eliminatoria “muy igualada” y “reñida” y espera “subir”.

No hay comentarios

Dejar respuesta