El conjunto santaeulaliense ha recortado ocho puntos al líder, Mallorca B, en los siete partidos jugados en la segunda vuelta (Foto: Francisco Natera).
El conjunto santaeulaliense ha recortado ocho puntos al líder, Mallorca B, en los siete partidos jugados en la segunda vuelta (Foto: Francisco Natera).

diariodeibiza.es La Liga de Tercera División entra en su fase más decisiva con la disputa de las doce últimas jornadas, en las que se decidirán el campeón, qué conjuntos juegan la fase de ascenso a Segunda División B y qué clubes descienden directamente a categoría Regional.

Los equipos ibicencos, Peña Deportiva, Formentera y Sant Rafel, están inmersos en esta vorágine de la competición, aunque con objetivos bien distintos, ya que mientras los dos primeros luchan por estar entre los mejores equipos de la categoría, los blues tienen problemas para salir del pozo de la tabla clasificatoria.

La Peña Deportiva es la entidad que más aspiraciones tiene gracias a su espectacular trayectoria en la Liga, ya que ha sumado 16 puntos de los 21 posibles en las siete jornadas que se han disputado de la segunda vuelta.

Esta estadística le ha permitido recortar ocho puntos al líder, Mallorca B, que ha conseguido la mitad de puntos que los santaeulalienses. Al acabar la primera vuelta, el filial malloquinista tenía 53 puntos y ahora tiene 61, mientras el conjunto peñista tenía 41 puntos y ahora posee 57.

Tras los últimos resultados, la Peña tiene el liderato a solo cuatro puntos, pero hay que tener en cuenta que el líder tiene que jugar en Santa Eulària dentro de tres jornadas y el calendario le favorece.
La estadística refleja que si la Peña Deportiva mantiene su actual promedio de puntos será otra vez campeón de Liga.

El Formentera, a por la liguilla
El Formentera está en otra guerra. Los hombres de Luis Elcacho tienen como meta volver a disputar la liguilla de ascenso a Segunda B y su lucha se centra en pelear cuerpo a cuerpo para descabalgar a rivales directos, como son el Alcúdia, Poblense, Mercadal y Binissalem. Son cinco equipos para dos plazas y faltando por jugarse 36 puntos todo puede pasar.

El calendario no es malo para el conjunto formenterés, pero tiene dos partidos muy complicados en las dos últimas jornadas contra rivales directos.

De todas formas, el conjunto formenterés tendrá asegurada la tercera o cuarta plaza si mantiene su reconocida regularidad.

Por último, el Sant Rafel tendrá que mejorar mucho sus resultados si quiere seguir jugando en Tercera División. Los números dicen que el equipo de Vicente Román descenderá a Regional si sigue tan mal como hasta ahora.

El Sant Rafel, que lleva cinco temporadas consecutivas en Tercera, nunca había tenido unos registros tan negativos.

De los 21 puntos posibles de la segunda vuelta ha sumado solamente siete y esta estadística le condena irremediablemente al descenso.

Lo único que puede ayudar al Sant Rafel es que se jugará su salvación en casa, ya que solo le quedan dos desplazamientos a Mallorca (Collerense y Felanitx) y uno a Menorca (Ciutadella), pero también es verdad que tiene que jugar en Formentera y en Santa Eulària. En su campo, con el apoyo de sus aficionados, jugará siete partidos (21 puntos) que pueden mantenerle con los mejores equipos de Balears.

La Peña va a por la Liga y el San Rafael se jugará su salvación en casa

El conjunto santaeulaliense ha recortado ocho puntos al líder, Mallorca B, en los siete partidos jugados en la segunda vuelta (Foto: Francisco Natera).
El conjunto santaeulaliense ha recortado ocho puntos al líder, Mallorca B, en los siete partidos jugados en la segunda vuelta (Foto: Francisco Natera).
diariodeibiza.es La Liga de Tercera División entra en su fase más decisiva con la disputa de las doce últimas jornadas, en las que se decidirán el campeón, qué conjuntos juegan la fase de ascenso a Segunda División B y qué clubes descienden directamente a categoría Regional. Los equipos ibicencos, Peña Deportiva, Formentera y Sant Rafel, están inmersos en esta vorágine de la competición, aunque con objetivos bien distintos, ya que mientras los dos primeros luchan por estar entre los mejores equipos de la categoría, los blues tienen problemas para salir del pozo de la tabla clasificatoria. La Peña Deportiva es la entidad que más aspiraciones tiene gracias a su espectacular trayectoria en la Liga, ya que ha sumado 16 puntos de los 21 posibles en las siete jornadas que se han disputado de la segunda vuelta. Esta estadística le ha permitido recortar ocho puntos al líder, Mallorca B, que ha conseguido la mitad de puntos que los santaeulalienses. Al acabar la primera vuelta, el filial malloquinista tenía 53 puntos y ahora tiene 61, mientras el conjunto peñista tenía 41 puntos y ahora posee 57. Tras los últimos resultados, la Peña tiene el liderato a solo cuatro puntos, pero hay que tener en cuenta que el líder tiene que jugar en Santa Eulària dentro de tres jornadas y el calendario le favorece. La estadística refleja que si la Peña Deportiva mantiene su actual promedio de puntos será otra vez campeón de Liga. El Formentera, a por la liguilla El Formentera está en otra guerra. Los hombres de Luis Elcacho tienen como meta volver a disputar la liguilla de ascenso a Segunda B y su lucha se centra en pelear cuerpo a cuerpo para descabalgar a rivales directos, como son el Alcúdia, Poblense, Mercadal y Binissalem. Son cinco equipos para dos plazas y faltando por jugarse 36 puntos todo puede pasar. El calendario no es malo para el conjunto formenterés, pero tiene dos partidos muy complicados en las dos últimas jornadas contra rivales directos. De todas formas, el conjunto formenterés tendrá asegurada la tercera o cuarta plaza si mantiene su reconocida regularidad. Por último, el Sant Rafel tendrá que mejorar mucho sus resultados si quiere seguir jugando en Tercera División. Los números dicen que el equipo de Vicente Román descenderá a Regional si sigue tan mal como hasta ahora. El Sant Rafel, que lleva cinco temporadas consecutivas en Tercera, nunca había tenido unos registros tan negativos. De los 21 puntos posibles de la segunda vuelta ha sumado solamente siete y esta estadística le condena irremediablemente al descenso. Lo único que puede ayudar al Sant Rafel es que se jugará su salvación en casa, ya que solo le quedan dos desplazamientos a Mallorca (Collerense y Felanitx) y uno a Menorca (Ciutadella), pero también es verdad que tiene que jugar en Formentera y en Santa Eulària. En su campo, con el apoyo de sus aficionados, jugará siete partidos (21 puntos) que pueden mantenerle con los mejores equipos de Balears.

No hay comentarios

Dejar respuesta