noudiari.es Ya no vale con medias tintas y el San Rafael, si quiere salvar la categoría, está obligado a ganar al Llosetense en la primera de las muchas finales que les restan de ahora a final de campeonato para eludir el descenso. No es el mejor rival para que los ibicencos inicien la remontada que necesitan, pero lo cierto es que no queda tiempo ni jornadas y ha llegado la hora de la reacción, de sacar el carácter, el orgullo y el fútbol, que lo hay.

No hay excusas que valgan. El San Rafael juega en casa (domingo, 17 horas), ante su público y sabe que debe lo que no ha sumado hasta la fecha, que le quedan cosas pendientes. Ahora tiene dos partidos consecutivos en su terreno de juego, una oportunidad perfecta para dar un golpe de timón y reconducir la nave, salir de la deriva en la que se encuentra y volver a navegar con viento de popa.

Le está faltando suerte al conjunto de sa Creu en la finalización, pero no será por la falta de valía de sus puntas, puesto que tanto Carvajal, Ramos, Vicent o De Pablos poco o nada tienen que envidar de sus adversarios. La fortuna no suele venir por sí sola, o en todo caso en ocasiones contadas. Hay que buscarla, perseguirla y adivinar los quiebros cuando se muestra esquiva. Si los jugadores que entrena Vicente Román no empiezan a sumar de tres en tres desde ya van a tener muy complicado salir del hoyo, con lo que debe de haber responsabilidad y sangre fría en el remate, precisión e instinto. Todo por igual.

Jugar en largo ante el Llosetense puede ser algo similar a un suicidio. Los mallorquines tienen centímetros de sobra para discutir el balón a quien sea que se atreva a sortearlo en largo, como demostraron ante la Peña,un grupo bien armado para este fútbol y que, sin embargo, no cazó una en el desplazamiento en largo.  Lo sabe el entrenador del San Rafael, Vicente Román, que asegura que los suyos van a ir “a muerte” a por los tres puntos. “Nos está faltando el gol. Nos falla la definición y esa pizca de fortuna que no estamos teniendo nos ha condenado a esta situación en la que nos encontramos”, añade. Confía, no obstante, en que esta disposición del ánimo revierta y los putas se suelten y demuestren su calidad. “Somos, con toda probabilidad, el equipo más gafado de la Liga en esta faceta y en esta categoría todos sabemos la importancia que tiene marcar primero, con lo que esta debe ser nuestra idea”, comenta.

Con respecto a la pasada jornada, el conjunto de sa Creu recupera para este encuentro a Vega, Yeste, Iván Morales, Fisher y Vicent.

La salvación del San Rafael pasa por ganar al Llosetense

noudiari.es Ya no vale con medias tintas y el San Rafael, si quiere salvar la categoría, está obligado a ganar al Llosetense en la primera de las muchas finales que les restan de ahora a final de campeonato para eludir el descenso. No es el mejor rival para que los ibicencos inicien la remontada que necesitan, pero lo cierto es que no queda tiempo ni jornadas y ha llegado la hora de la reacción, de sacar el carácter, el orgullo y el fútbol, que lo hay. No hay excusas que valgan. El San Rafael juega en casa (domingo, 17 horas), ante su público y sabe que debe lo que no ha sumado hasta la fecha, que le quedan cosas pendientes. Ahora tiene dos partidos consecutivos en su terreno de juego, una oportunidad perfecta para dar un golpe de timón y reconducir la nave, salir de la deriva en la que se encuentra y volver a navegar con viento de popa. Le está faltando suerte al conjunto de sa Creu en la finalización, pero no será por la falta de valía de sus puntas, puesto que tanto Carvajal, Ramos, Vicent o De Pablos poco o nada tienen que envidar de sus adversarios. La fortuna no suele venir por sí sola, o en todo caso en ocasiones contadas. Hay que buscarla, perseguirla y adivinar los quiebros cuando se muestra esquiva. Si los jugadores que entrena Vicente Román no empiezan a sumar de tres en tres desde ya van a tener muy complicado salir del hoyo, con lo que debe de haber responsabilidad y sangre fría en el remate, precisión e instinto. Todo por igual. Jugar en largo ante el Llosetense puede ser algo similar a un suicidio. Los mallorquines tienen centímetros de sobra para discutir el balón a quien sea que se atreva a sortearlo en largo, como demostraron ante la Peña,un grupo bien armado para este fútbol y que, sin embargo, no cazó una en el desplazamiento en largo.  Lo sabe el entrenador del San Rafael, Vicente Román, que asegura que los suyos van a ir “a muerte” a por los tres puntos. “Nos está faltando el gol. Nos falla la definición y esa pizca de fortuna que no estamos teniendo nos ha condenado a esta situación en la que nos encontramos”, añade. Confía, no obstante, en que esta disposición del ánimo revierta y los putas se suelten y demuestren su calidad. “Somos, con toda probabilidad, el equipo más gafado de la Liga en esta faceta y en esta categoría todos sabemos la importancia que tiene marcar primero, con lo que esta debe ser nuestra idea”, comenta. Con respecto a la pasada jornada, el conjunto de sa Creu recupera para este encuentro a Vega, Yeste, Iván Morales, Fisher y Vicent.

No hay comentarios

Dejar respuesta