Luka (d), junto a su hermano mellizo.
Luka (d), junto a su hermano mellizo.

David Alba Cuenta la leyenda que en diciembre del año 2000 los representantes de jugadores Horacio Gaggioli y Josep Maria Minguella mantuvieron una discusión en un restaurante con el director deportivo del F.C.Barcelona, Carles Rexach,  sobre un pequeño jugador argentino de 13 años que había deslumbrado en los entrenamientos con el Barça.

Las impresiones de uno y otro lado tuvieron como resultado un contrato firmado en una servilleta de ese mismo restaurante: “En Barcelona, a 14 de Diciembre del 2000 y en presencia de los Sres. Minguella y Horacio (Gaggioli), Carles Rexach, Secretario Técnico del F.C.B., se compromete bajo su responsabilidad y a pesar de algunas opiniones en contra a fichar al jugador Lionel Messi siempre y cuando nos mantengamos en las cantidades acordadas”.

El resto es historia. Desde entonces,  Gaggioli ha seguido buscando jóvenes talentos. Hace casi cuatro  años el destino le llevo a Formentera donde se fijó en otra ‘pulga’ que, a pesar de contar sólo con 7 años, estaba avalado por Miguel Ruiz: director deportivo del club bermellón que tenía pasado de ojeador de la entidad blaugrana.

Era evidente. Luka Romero (México, 2004) es de esa clase de jugadores que tiene ese don de crear donde antes no había nada.  Así que Gaggioli y Ruiz concertaron las pruebas con el F.C. Barcelona para  diciembre de 2011. Luka las pasó con solvencia, pero hubo un problema: el Barça no fichaba a menores de 10 años para La Masia. Explicaron a sus padres que si se mudaban a la Ciudad Condal el niño tendría las puertas abiertas del club blaugrana. Sin embargo, Diego Romero, futbolista por aquel entonces de la S.D. Formentera, tuvo que declinar la propuesta por razones laborales y acordaron que el Barça le haría un seguimiento para ver si en un futuro podía incorporarse a la disciplina del club más adelante.

Los Romero son dos auténticos craks. Uno marcando goles y el otro parándolos.
Los Romero son dos auténticos craks. Uno marcando goles y el otro parándolos.

Aproximadamente seis meses después de este episodio,  Luka hacía ‘jueguito’ en la playa de ses Illetes. El niño, por aquel entonces, era capaz de dar más de quinientos toques a la pelota y los bañistas, la mayoría italianos, admiraban la proeza del pequeño futbolista. Entre la multitud de toallas, sombrillas y pareos, oculto tras unas grandes gafas de sol,  estaba el lateral derecho del F.C. Barcelona, Dani Alves. Quedó tan sorprendido con la habilidad de Luka que se acercó y comenzó a jugar con él a la pelota ante el regocijo de las personas que poblaban la playa.

Los paparazzis descubrieron sus posiciones  y empezaron a sacar fotos del internacional brasileño jugando con aquel niño. Alves decidió posar con Luka. Le señaló y les dijo a los fotógrafos: “sáquenle las fotos a él: es Leo Messi”. Pero Alves no fue el único que quedó prendado de la destreza del jovencísimo futbolista. El centrocampista italiano del PSG, Marco Verratti, y el internacional español del Sevilla, José Antonio Reyes, también quisieron pelotear con él en la arena de ses Illetes.

A día de hoy, Luka sigue creciendo. Milita en el Sant Jordi donde sigue marcando goles y generando fútbol y, según ha podido saber Futbol Pitiuso, el último informe de seguimiento hecho por el club blaugrana es bastante positivo. Sin embargo, otros clubes como el Real Madrid o el Mallorca ya han preguntado por el zurdo que reconoce que “imagina  y sueña todo lo que va a hacer en el terreno de juego” antes de salir al campo. Y normalmente se cumple.

Para su entrenador, Rodinei Luis de Andrade ‘Nino’, el valor de Luka, más allá del futbolístico, está en cómo es como persona. “Es un chico muy humilde, excelente compañero y muy apegado a su hermano mellizo Tobías”, destaca Nino que asegura que es “siempre un placer hablar de Luka”. No obstante, en lo futbolístico, él le ve parecido con otro jugador. “Creo que se parece más a Isco ya que defiende bien, tiene buen regate y hace jugar al equipo: es un futbolista moderno”, explica el míster que añade que en el futuro “vamos a disfrutar mucho de este jugador”.

A pesar de que las comparaciones con grandes cracks son odiosas, a veces, son inevitables. Un dato más. Luka luce el dorsal 18 en honor a su abuela, a su madre y a su hermano mellizo (todos nacieron ese día). Sin embargo,  con ese mismo número debutó Lionel Messi con la selección Argentina, una selección con la que el jovencísimo futbolista sueña.  Y ya se sabe qué pasa con los sueños que tiene Luka  en relación a todo lo que rodea una cancha de fútbol.  Parece que se cumplen.

En el siguiente vídeo pueden disfrutar de la brutal calidad del joven Luka. Además, también pueden ver, sobre el minuto 18′ 20”, el jueguito que hizo en Formentera con Dani Alves.

Luka Romero, el Messi de Ibiza

Luka (d), junto a su hermano mellizo.
Luka (d), junto a su hermano mellizo.
David Alba Cuenta la leyenda que en diciembre del año 2000 los representantes de jugadores Horacio Gaggioli y Josep Maria Minguella mantuvieron una discusión en un restaurante con el director deportivo del F.C.Barcelona, Carles Rexach,  sobre un pequeño jugador argentino de 13 años que había deslumbrado en los entrenamientos con el Barça. Las impresiones de uno y otro lado tuvieron como resultado un contrato firmado en una servilleta de ese mismo restaurante: “En Barcelona, a 14 de Diciembre del 2000 y en presencia de los Sres. Minguella y Horacio (Gaggioli), Carles Rexach, Secretario Técnico del F.C.B., se compromete bajo su responsabilidad y a pesar de algunas opiniones en contra a fichar al jugador Lionel Messi siempre y cuando nos mantengamos en las cantidades acordadas”. El resto es historia. Desde entonces,  Gaggioli ha seguido buscando jóvenes talentos. Hace casi cuatro  años el destino le llevo a Formentera donde se fijó en otra 'pulga' que, a pesar de contar sólo con 7 años, estaba avalado por Miguel Ruiz: director deportivo del club bermellón que tenía pasado de ojeador de la entidad blaugrana. Era evidente. Luka Romero (México, 2004) es de esa clase de jugadores que tiene ese don de crear donde antes no había nada.  Así que Gaggioli y Ruiz concertaron las pruebas con el F.C. Barcelona para  diciembre de 2011. Luka las pasó con solvencia, pero hubo un problema: el Barça no fichaba a menores de 10 años para La Masia. Explicaron a sus padres que si se mudaban a la Ciudad Condal el niño tendría las puertas abiertas del club blaugrana. Sin embargo, Diego Romero, futbolista por aquel entonces de la S.D. Formentera, tuvo que declinar la propuesta por razones laborales y acordaron que el Barça le haría un seguimiento para ver si en un futuro podía incorporarse a la disciplina del club más adelante.
Los Romero son dos auténticos craks. Uno marcando goles y el otro parándolos.
Los Romero son dos auténticos craks. Uno marcando goles y el otro parándolos.
Aproximadamente seis meses después de este episodio,  Luka hacía 'jueguito' en la playa de ses Illetes. El niño, por aquel entonces, era capaz de dar más de quinientos toques a la pelota y los bañistas, la mayoría italianos, admiraban la proeza del pequeño futbolista. Entre la multitud de toallas, sombrillas y pareos, oculto tras unas grandes gafas de sol,  estaba el lateral derecho del F.C. Barcelona, Dani Alves. Quedó tan sorprendido con la habilidad de Luka que se acercó y comenzó a jugar con él a la pelota ante el regocijo de las personas que poblaban la playa. Los paparazzis descubrieron sus posiciones  y empezaron a sacar fotos del internacional brasileño jugando con aquel niño. Alves decidió posar con Luka. Le señaló y les dijo a los fotógrafos: "sáquenle las fotos a él: es Leo Messi". Pero Alves no fue el único que quedó prendado de la destreza del jovencísimo futbolista. El centrocampista italiano del PSG, Marco Verratti, y el internacional español del Sevilla, José Antonio Reyes, también quisieron pelotear con él en la arena de ses Illetes. A día de hoy, Luka sigue creciendo. Milita en el Sant Jordi donde sigue marcando goles y generando fútbol y, según ha podido saber Futbol Pitiuso, el último informe de seguimiento hecho por el club blaugrana es bastante positivo. Sin embargo, otros clubes como el Real Madrid o el Mallorca ya han preguntado por el zurdo que reconoce que "imagina  y sueña todo lo que va a hacer en el terreno de juego" antes de salir al campo. Y normalmente se cumple. Para su entrenador, Rodinei Luis de Andrade 'Nino', el valor de Luka, más allá del futbolístico, está en cómo es como persona. "Es un chico muy humilde, excelente compañero y muy apegado a su hermano mellizo Tobías", destaca Nino que asegura que es "siempre un placer hablar de Luka". No obstante, en lo futbolístico, él le ve parecido con otro jugador. "Creo que se parece más a Isco ya que defiende bien, tiene buen regate y hace jugar al equipo: es un futbolista moderno", explica el míster que añade que en el futuro "vamos a disfrutar mucho de este jugador". A pesar de que las comparaciones con grandes cracks son odiosas, a veces, son inevitables. Un dato más. Luka luce el dorsal 18 en honor a su abuela, a su madre y a su hermano mellizo (todos nacieron ese día). Sin embargo,  con ese mismo número debutó Lionel Messi con la selección Argentina, una selección con la que el jovencísimo futbolista sueña.  Y ya se sabe qué pasa con los sueños que tiene Luka  en relación a todo lo que rodea una cancha de fútbol.  Parece que se cumplen. En el siguiente vídeo pueden disfrutar de la brutal calidad del joven Luka. Además, también pueden ver, sobre el minuto 18' 20'', el jueguito que hizo en Formentera con Dani Alves.

2 Comentarios

  1. QUE PODEMOS DECIR DE ESTE PEQUEÑO GRAN GIGANTE MAS Q DECEARLE TENGA TODA LA SUERTE DEL MUNDOY CUANDO SEA FAMOSO NO SE OLVIDE DE SUS RAIZES .Y TAMBIEN FELICITAR A SUS PADRES X TODO LO Q LO APOYAN .Q LES VALLA MUY BIEN EN EL NUEVO EMPRENDIMIENTO.BESOTES DE CATI Y PICHI SUERTEEEEEEEEEEEEEEEEE¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

Dejar respuesta