El marcador central, juvenil de segundo año, es una de las joyas portmanyistas.
El marcador central, juvenil de segundo año, es una de las joyas portmanyistas.

Francisco Natera. El fútbol ibicenco está de moda en la isla vecina. Mario Contreras ha firmado por el Baleares de División de Honor, Jordi Serra jugará en el primer equipo blanquiazul en Segunda B y ahora le toca el turno al central del Portmany Manu Ribas, que hará la pretemporada con el Mallorca de División de Honor y tiene muchos papeletas para firmar y jugar en la máxima categoría sub-18 la próxima temporada.

El futbolista, juvenil de segundo año, se desplaza a tierras mallorquinas este domingo para empezar el lunes a trabajar bajo las órdenes de los técnicos bermellones. La calidad del zaguero, uno de los fijos de la selección balear, tanto cuando era cadete como ahora, no ha pasado desapercibida en Son Bibiloni y los responsables del fútbol base mallorquinista quieren ver en acción a una de las joyas de la cantera portmanyista con el objetivo de incorporarle, si pasa las pruebas, a la plantilla.

“La verdad es que estoy contento, ya que oportunidades como ésta no te llegan todos los días. Estoy muy ilusionado y espero gustar para ver si puedo quedarme”, comenta un Manu Ribas que promete darle duro durante el stage veraniego. “Voy a encontrar un nivel más alto, pero estoy preparado para afrontar este reto y confío en mis posibilidades. Lo daré todo”, concluye el jugador.

Desde Fútbol Pitiuso deseamos mucha suerte a Manu Ribas.

Manu Ribas hará la pretemporada con el Mallorca

El marcador central, juvenil de segundo año, es una de las joyas portmanyistas.
El marcador central, juvenil de segundo año, es una de las joyas portmanyistas.
Francisco Natera. El fútbol ibicenco está de moda en la isla vecina. Mario Contreras ha firmado por el Baleares de División de Honor, Jordi Serra jugará en el primer equipo blanquiazul en Segunda B y ahora le toca el turno al central del Portmany Manu Ribas, que hará la pretemporada con el Mallorca de División de Honor y tiene muchos papeletas para firmar y jugar en la máxima categoría sub-18 la próxima temporada.El futbolista, juvenil de segundo año, se desplaza a tierras mallorquinas este domingo para empezar el lunes a trabajar bajo las órdenes de los técnicos bermellones. La calidad del zaguero, uno de los fijos de la selección balear, tanto cuando era cadete como ahora, no ha pasado desapercibida en Son Bibiloni y los responsables del fútbol base mallorquinista quieren ver en acción a una de las joyas de la cantera portmanyista con el objetivo de incorporarle, si pasa las pruebas, a la plantilla."La verdad es que estoy contento, ya que oportunidades como ésta no te llegan todos los días. Estoy muy ilusionado y espero gustar para ver si puedo quedarme", comenta un Manu Ribas que promete darle duro durante el stage veraniego. "Voy a encontrar un nivel más alto, pero estoy preparado para afrontar este reto y confío en mis posibilidades. Lo daré todo", concluye el jugador.Desde Fútbol Pitiuso deseamos mucha suerte a Manu Ribas.

1 Comentario

Dejar respuesta