Adrián y Manu, primos, posan después de su debut con el Portmany la pasada jornrada.
Adrián y Manu, primos, posan después de su debut con el Portmany la pasada jornrada.

Paco Natera La aventura del central de San Antonio Manu Ribas en el Mallorca de División de Honor, desafortunadamente, no ha tenido un final feliz. Y es que el futbolista decidió la semana pasada regresar al Portmany después de las pocas oportunidades que ha tenido en el conjunto bermellón. La falta de minutos ha acabado con la paciencia de un Manu Ribas que se marchó la campaña pasada para jugar en el San Francisco. El defensa ha sido recibido con los brazos abiertos por el Portmany y la jornada pasada, frente al Atlético Jesús, volvió a vestir la camiseta que tantas veces ha sudado.

“Ha sido una triste noticia, pero el fútbol tiene estas cosas”, ha apuntado Montalbán, míster de la escuadra portmanyista. “Manu es un gran futbolista, pero no ha tenido la opción de demostrarlo en el Mallorca. No han contado con él y al final se ha cansado y ha decidido regresar”, añade el estratega. “Con Manu ganamos en experiencia en defensa y solidez y la verdad es que su veteranía nos va a venir muy bien”, concluye Montalbán.

Paco Natera Logo

Debuta Adrián
Adrián Montalbán, una de las joyas de la cantera portmanyista, se estrenó, con 15 años, en Liga Nacional la pasada jornada, en el derbi frente al Atlético Jesús. Pese a ser cadete, el cuerpo técnico del equipo decidió dar la alternativa al joven delantero después de su destacada trayectoria en el conjunto cadete, donde ha enchufado 14 goles en los tres partidos de Liga que ha disputado. El Portmany no pasa por sus mejores momentos de cara al gol y sus entrenadores han visto en Adrián a un jugador que puede paliar la carencia que sufre el grupo. El goleador ingresó en el campo en el minuto 71 y tuvo el debut soñado, ya que pudo coincidir sobre el verde con su primo Manu Ribas.

Manu Ribas pone fin a su aventura en el Mallorca

Adrián y Manu, primos, posan después de su debut con el Portmany la pasada jornrada.
Adrián y Manu, primos, posan después de su debut con el Portmany la pasada jornrada.
Paco Natera La aventura del central de San Antonio Manu Ribas en el Mallorca de División de Honor, desafortunadamente, no ha tenido un final feliz. Y es que el futbolista decidió la semana pasada regresar al Portmany después de las pocas oportunidades que ha tenido en el conjunto bermellón. La falta de minutos ha acabado con la paciencia de un Manu Ribas que se marchó la campaña pasada para jugar en el San Francisco. El defensa ha sido recibido con los brazos abiertos por el Portmany y la jornada pasada, frente al Atlético Jesús, volvió a vestir la camiseta que tantas veces ha sudado. "Ha sido una triste noticia, pero el fútbol tiene estas cosas", ha apuntado Montalbán, míster de la escuadra portmanyista. "Manu es un gran futbolista, pero no ha tenido la opción de demostrarlo en el Mallorca. No han contado con él y al final se ha cansado y ha decidido regresar", añade el estratega. "Con Manu ganamos en experiencia en defensa y solidez y la verdad es que su veteranía nos va a venir muy bien", concluye Montalbán. Paco Natera Logo Debuta Adrián Adrián Montalbán, una de las joyas de la cantera portmanyista, se estrenó, con 15 años, en Liga Nacional la pasada jornada, en el derbi frente al Atlético Jesús. Pese a ser cadete, el cuerpo técnico del equipo decidió dar la alternativa al joven delantero después de su destacada trayectoria en el conjunto cadete, donde ha enchufado 14 goles en los tres partidos de Liga que ha disputado. El Portmany no pasa por sus mejores momentos de cara al gol y sus entrenadores han visto en Adrián a un jugador que puede paliar la carencia que sufre el grupo. El goleador ingresó en el campo en el minuto 71 y tuvo el debut soñado, ya que pudo coincidir sobre el verde con su primo Manu Ribas.

No hay comentarios

Dejar respuesta