Manuel Bosch (2º izqda. sentado), en una reunión de la directiva de la FFIB. RAFAEL SABATER
Manuel Bosch (2º izqda. sentado), en una reunión de la directiva de la FFIB. RAFAEL SABATER

diariodeibiza.es El Club Deportivo Ibiza Islas Pitiusas, fundado en octubre de 2012, tiene su futuro totalmente en el alero después de conocerse la pasada semana que la Federación Española de Fútbol ha sacado un nuevo apartado contra el fraude de clubes refundados, incluido dentro del artículo 104 dentro del Reglamento General, en el que se obligará a las entidades de nueva creación a abonar los impagos de los anteriores clubes endeudados. El presidente del nuevo club de Vila, Pepe Vidal, se mostró muy molesto con la FFIB (Federació de Fútbol de les Illes Balears) a la que acusó de «actuar de mala fe», porque siguieron todos sus consejos para inscribirse y ahora se ve que tienen que pagar una deuda de 34.000 euros de la antigua UD Ibiza Eivissa. Además, les podrían ser reclamados 300.699 euros de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE).

El secretario de la FFIB, Manuel Bosch, se defendió de estas acusaciones: «Nosotros nunca hemos actuado de mala fe. Cuando les indicamos las pautas que debían seguir para crear el club no sabíamos nada de este nuevo reglamento que ha sacado la Federación Española de Fútbol». Además, Bosch aseguró que le une una buena relación con algunos miembros del CD Ibiza: «Cuando me llamaron Braulio Díaz y Tolo Darder yo les aconsejé como si fueran hermanos míos. Con Tolo me une una gran amistad y nunca se me ocurriría decirles algo que les perjudicara».

El dirigente del estamento federativo balear resaltó que no tuvieron conocimiento del nuevo reglamento de la Federación Española, aprobado por la Comisión Delegada el pasado 18 de febrero, hasta hace pocas fechas: «A nosotros nos llegó este comunicado la semana pasada. A Braulio, que lo conozco de hace casi 30 años y a Tolo, que para mí es como de mi familia, nunca les ocultaría algo de esto si yo lo hubiera sabido con anterioridad. Hay que tener un poco de sentido común antes de hacer este tipo de acusaciones».

Manuel Bosch reconoció que la deuda con la FFIB es de 34.000 euros, aunque aseguró que podría ser aún mayor, debido a que hay otros clubes anteriores con el nombre de Ibiza: «He leído el artículo 104 muchas veces y se deduce que hay otras entidades desaparecidas, aparte de la UD Ibiza Eivissa, que tienen similitud con el nuevo club y podrían incrementar los pagos de otras deudas dejadas por otros clubes extinguidos».

Bosch destacó que la Federación Balear de Fútbol no pondrá ningún impedimento a que se inscriba el CD Ibiza, pero asegura que si lo hacen cargarán con todas las deudas: «El secretario de este club debería asesorar a su presidente –José Vidal– y decirle que hay que actuar con sentido común. Ahora no deben nada a nadie, pero, si continúan adelante, deberán abonar lo que deben los clubes endeudados desaparecidos. Ellos están avisados de lo que les puede pasar».

El secretario de la FFIB no dudó en ofrecer la ayuda que necesite al CD Ibiza: «Nosotros no tenemos nada en contra ni de ellos ni del Sporting 1974, que está en una situación similar. Son dos clubes de nuestra Federación y les apoyaremos en todo lo que necesiten».

Sobre la posibilidad de que el CD Ibiza, que se inscribió el pasado 3 de junio, impugne este nuevo reglamento de la RFEF por entrar en vigor el 1 de julio, Manuel Bosch destacó que le parece perfecto: «Puede ser una buena alegación y me parece legítimo que recurran esta normativa. Vuelvo a reiterar que no tengo nada en contra de este club y que les prestaremos la ayuda que quieran. Incluso les podemos poner a su disposición nuestros servicios jurídicos para que les asesoren».

Manuel Bosch: «La Federación Balear no actuó de mala fe con el CD Ibiza»

 Manuel Bosch (2º izqda. sentado), en una reunión de la directiva de la FFIB. RAFAEL SABATER
Manuel Bosch (2º izqda. sentado), en una reunión de la directiva de la FFIB. RAFAEL SABATER
diariodeibiza.es El Club Deportivo Ibiza Islas Pitiusas, fundado en octubre de 2012, tiene su futuro totalmente en el alero después de conocerse la pasada semana que la Federación Española de Fútbol ha sacado un nuevo apartado contra el fraude de clubes refundados, incluido dentro del artículo 104 dentro del Reglamento General, en el que se obligará a las entidades de nueva creación a abonar los impagos de los anteriores clubes endeudados. El presidente del nuevo club de Vila, Pepe Vidal, se mostró muy molesto con la FFIB (Federació de Fútbol de les Illes Balears) a la que acusó de «actuar de mala fe», porque siguieron todos sus consejos para inscribirse y ahora se ve que tienen que pagar una deuda de 34.000 euros de la antigua UD Ibiza Eivissa. Además, les podrían ser reclamados 300.699 euros de la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE). El secretario de la FFIB, Manuel Bosch, se defendió de estas acusaciones: «Nosotros nunca hemos actuado de mala fe. Cuando les indicamos las pautas que debían seguir para crear el club no sabíamos nada de este nuevo reglamento que ha sacado la Federación Española de Fútbol». Además, Bosch aseguró que le une una buena relación con algunos miembros del CD Ibiza: «Cuando me llamaron Braulio Díaz y Tolo Darder yo les aconsejé como si fueran hermanos míos. Con Tolo me une una gran amistad y nunca se me ocurriría decirles algo que les perjudicara». El dirigente del estamento federativo balear resaltó que no tuvieron conocimiento del nuevo reglamento de la Federación Española, aprobado por la Comisión Delegada el pasado 18 de febrero, hasta hace pocas fechas: «A nosotros nos llegó este comunicado la semana pasada. A Braulio, que lo conozco de hace casi 30 años y a Tolo, que para mí es como de mi familia, nunca les ocultaría algo de esto si yo lo hubiera sabido con anterioridad. Hay que tener un poco de sentido común antes de hacer este tipo de acusaciones». Manuel Bosch reconoció que la deuda con la FFIB es de 34.000 euros, aunque aseguró que podría ser aún mayor, debido a que hay otros clubes anteriores con el nombre de Ibiza: «He leído el artículo 104 muchas veces y se deduce que hay otras entidades desaparecidas, aparte de la UD Ibiza Eivissa, que tienen similitud con el nuevo club y podrían incrementar los pagos de otras deudas dejadas por otros clubes extinguidos». Bosch destacó que la Federación Balear de Fútbol no pondrá ningún impedimento a que se inscriba el CD Ibiza, pero asegura que si lo hacen cargarán con todas las deudas: «El secretario de este club debería asesorar a su presidente –José Vidal– y decirle que hay que actuar con sentido común. Ahora no deben nada a nadie, pero, si continúan adelante, deberán abonar lo que deben los clubes endeudados desaparecidos. Ellos están avisados de lo que les puede pasar». El secretario de la FFIB no dudó en ofrecer la ayuda que necesite al CD Ibiza: «Nosotros no tenemos nada en contra ni de ellos ni del Sporting 1974, que está en una situación similar. Son dos clubes de nuestra Federación y les apoyaremos en todo lo que necesiten». Sobre la posibilidad de que el CD Ibiza, que se inscribió el pasado 3 de junio, impugne este nuevo reglamento de la RFEF por entrar en vigor el 1 de julio, Manuel Bosch destacó que le parece perfecto: «Puede ser una buena alegación y me parece legítimo que recurran esta normativa. Vuelvo a reiterar que no tengo nada en contra de este club y que les prestaremos la ayuda que quieran. Incluso les podemos poner a su disposición nuestros servicios jurídicos para que les asesoren».

No hay comentarios

Dejar respuesta