Ibiza Conduce

Paco Natera El partido de máxima rivalidad que enfrenta el próximo sábado (17:00 horas) en San Antonio al Portmany y la Peña Deportiva ha levantado una gran expectación entre la afición ibicenca por lo mucho que ambos equipos se juegan. Los caprichos del destino han cruzado a los dos rivales en un momento crucial para sus respectivos intereses. Y es que a falta de tres jornadas para que concluya el campeonato, los portmanyistas, que se encuentran a tan sólo dos puntos de los puestos de descenso, se juegan la categoría, mientras que el plantel blanco está inmerso de lleno en la lucha por cantar el alirón y ascender a División de Honor.

En las filas del Portmany son conscientes de la importancia que tiene el encuentro y saben muy bien que lograr la permanencia pasa por conseguir, al menos, seis puntos de aquí al final. Y el primer objetivo es ganar al líder, pese a la dificultad que entraña tumbar a un adversario que se juega mucho y que únicamente a mordido el polvo en tres ocasiones. El técnico de la escuadra sanantoniense, Monty, no oculta la necesidad que tiene su equipo de sumar los tres puntos. “El partido del sábado es una final para nosotros, aunque también diría que está descompensada porque la Peña tiene un potencial increíble”, asegura.

Ali baba

“Nos vamos a medir al mejor rival de la Liga, que se ha reforzado muy bien en la recta final del campeonato”, agrega el preparador, que analiza las cualidades de su plantel. “Somos una plantilla joven e inexperta porque muchos de nuestros miembros, algunos cadetes, son debutantes en la categoría y nos ha pasado factura, pero no estamos exentos de calidad. Luchar con estos handicaps es muy complicado, pero los chavales se lo han currado y han superado el bajón que tuvimos hace algunas semanas por mor de varias expulsiones y problemas físicos de algunos de nuestros jugadores más importantes. La verdad es que hemos sabido levantarnos para comenzar de nuevo a competir”, asegura.

Volviendo al encuentro del sábado, Monty, a pesar de su importancia, comenta que no cree que acabe siendo tan decisivo. “Pienso que el resultado que se dé en el derbi no será del todo definitivo, ni para ellos ni para nosotros. Si ganamos, la Peña no perderá la Liga ni el ascenso por esta derrota y tampoco descenderemos nosotros si nos vencen. El torneo lo componen 34 jornadas y los puntos perdidos con anterioridad cuentan mucho. Eso sí, lograr la victoria este sábado sería muy importante para el Portmany”, aclara el técnico, que confía en las posibilidades de su equipo.

cirf

Para el estraega del Portmany, el encuentro, además de lo trascendente que es en el aspecto deportivo, también lo es en el plano sentimental, ya que en el bando contrario juegan dos de sus exjugadores, con quienes le unen una relación especial. “Los mejores futbolistas de la Peña, Marc Soldat y Fabián han estado conmigo desde cadetes y ahora nos pueden abocar al descenso, pero son cosas del fútbol. Las circunstancias han venido así y no se puede hacer nada. Siempre les desearé lo mejor, pase lo que pase”, confiesa un Monty que seguro que sabe cómo frenar a los cracks peñistas.

En el Portmany están todos muy concienciados de lo mucho que hay en juego este sábado y se van a dejar la piel hasta el último minuto en busca de tres puntos vitales. “Llevamos toda la temporada trabajando duro. Será muy difícil, pero nadie nos va a poder negar que daremos todo para ganar a la Peña y luchar hasta el final de Liga con el objetivo de salvar la categoría. Lo cierto que es que los chavales se merecen la permanencia por todo el esfuerzo que han realizado”, sostiene Monty, que se siente muy orgulloso, al igual que su compañero Carlos, de la implicación del equipo. “Es de lo mejor que hemos entrenado en los últimos años, así que esperamos dar la talla y competir hasta el último segundo del encuentro”, indica el entrenador, cuyo deseo es que “los dos equipos consigamos los objetivos; que la Peña suba a División de Honor y que nosotros nos salvemos”.

unnamed (1)

“Marc Soldat y Fabián han estado conmigo desde cadetes y ahora nos pueden abocar al descenso”

Ibiza ConducePaco Natera El partido de máxima rivalidad que enfrenta el próximo sábado (17:00 horas) en San Antonio al Portmany y la Peña Deportiva ha levantado una gran expectación entre la afición ibicenca por lo mucho que ambos equipos se juegan. Los caprichos del destino han cruzado a los dos rivales en un momento crucial para sus respectivos intereses. Y es que a falta de tres jornadas para que concluya el campeonato, los portmanyistas, que se encuentran a tan sólo dos puntos de los puestos de descenso, se juegan la categoría, mientras que el plantel blanco está inmerso de lleno en la lucha por cantar el alirón y ascender a División de Honor.En las filas del Portmany son conscientes de la importancia que tiene el encuentro y saben muy bien que lograr la permanencia pasa por conseguir, al menos, seis puntos de aquí al final. Y el primer objetivo es ganar al líder, pese a la dificultad que entraña tumbar a un adversario que se juega mucho y que únicamente a mordido el polvo en tres ocasiones. El técnico de la escuadra sanantoniense, Monty, no oculta la necesidad que tiene su equipo de sumar los tres puntos. "El partido del sábado es una final para nosotros, aunque también diría que está descompensada porque la Peña tiene un potencial increíble", asegura.Ali baba"Nos vamos a medir al mejor rival de la Liga, que se ha reforzado muy bien en la recta final del campeonato", agrega el preparador, que analiza las cualidades de su plantel. "Somos una plantilla joven e inexperta porque muchos de nuestros miembros, algunos cadetes, son debutantes en la categoría y nos ha pasado factura, pero no estamos exentos de calidad. Luchar con estos handicaps es muy complicado, pero los chavales se lo han currado y han superado el bajón que tuvimos hace algunas semanas por mor de varias expulsiones y problemas físicos de algunos de nuestros jugadores más importantes. La verdad es que hemos sabido levantarnos para comenzar de nuevo a competir", asegura.Volviendo al encuentro del sábado, Monty, a pesar de su importancia, comenta que no cree que acabe siendo tan decisivo. "Pienso que el resultado que se dé en el derbi no será del todo definitivo, ni para ellos ni para nosotros. Si ganamos, la Peña no perderá la Liga ni el ascenso por esta derrota y tampoco descenderemos nosotros si nos vencen. El torneo lo componen 34 jornadas y los puntos perdidos con anterioridad cuentan mucho. Eso sí, lograr la victoria este sábado sería muy importante para el Portmany", aclara el técnico, que confía en las posibilidades de su equipo.cirfPara el estraega del Portmany, el encuentro, además de lo trascendente que es en el aspecto deportivo, también lo es en el plano sentimental, ya que en el bando contrario juegan dos de sus exjugadores, con quienes le unen una relación especial. "Los mejores futbolistas de la Peña, Marc Soldat y Fabián han estado conmigo desde cadetes y ahora nos pueden abocar al descenso, pero son cosas del fútbol. Las circunstancias han venido así y no se puede hacer nada. Siempre les desearé lo mejor, pase lo que pase", confiesa un Monty que seguro que sabe cómo frenar a los cracks peñistas.En el Portmany están todos muy concienciados de lo mucho que hay en juego este sábado y se van a dejar la piel hasta el último minuto en busca de tres puntos vitales. "Llevamos toda la temporada trabajando duro. Será muy difícil, pero nadie nos va a poder negar que daremos todo para ganar a la Peña y luchar hasta el final de Liga con el objetivo de salvar la categoría. Lo cierto que es que los chavales se merecen la permanencia por todo el esfuerzo que han realizado", sostiene Monty, que se siente muy orgulloso, al igual que su compañero Carlos, de la implicación del equipo. "Es de lo mejor que hemos entrenado en los últimos años, así que esperamos dar la talla y competir hasta el último segundo del encuentro", indica el entrenador, cuyo deseo es que "los dos equipos consigamos los objetivos; que la Peña suba a División de Honor y que nosotros nos salvemos".unnamed (1)

No hay comentarios

Dejar respuesta