El delantero canario (i), junto con su compañero Urrea, festeja los históricos cuatro goles que marcó en Liga (Foto: Fútbol Pitiuso).
El delantero canario (i), junto con su compañero Urrea, festeja los históricos cuatro goles que marcó en Liga (Foto: Fútbol Pitiuso).

noudiari.es La SD Formentera juega este sábado a partir de las 19.00 horas el partido más decisivo de su historia sin Carlos Larra ni Winde, sancionados, pero con la presencia de Néstor Trujillo. El delantero canario, el héroe de la eliminatoria ante el Villarrobledo, forzará para estar en el Nuevo Pepico Amat de Elda porque “no me perdería este partido por nada del mundo”.

Trujillo ha tenido que seguir desde la grada los dos últimos partidos de su equipo, el de vuelta ante la Montañesa (3-1) y el de ida frente al Eldense (0-0). “En el partido ante el conjunto barcelonés sufrí bastante, sobre todo cuando nos marcaron el 3-0. Este domingo, sin embargo, estaba más tranquilo, porque el equipo jugó muy bien. La eliminatoria ahora está muy abierta y, aunque para mí lo mejor hubiese sido ganar en la ida, dejar la portería a cero en casa es muy importante”, señala.

“Todavía tengo molestias por el esguince en el pie, pero no me van a impedir ayudar a mis compañeros. La baja de Winde hace que tengamos pocos jugadores de ataque ante el Eldense por lo que, si ya estaba dispuesto a forzar para reaparecer en este encuentro, ahora lo haré con más motivo”, asegura.

Un gol para el recuerdo
El delantero del Formentera sueña con ascender a Segunda B y, por qué no, repetir un gol como el que consiguió en el minuto 94 en el Barranco del Lobo, que supuso el 1-1 y la eliminación del Villarrobledo. “Ese gol ha sido uno de los más importantes de mi carrera y no lo olvidaré nunca. Fue un éxtasis. Una auténtica locura. Me gustaría marcar otro parecido ante el Eldense pero, en el fondo, da igual quién marque siempre que logremos el ascenso”, comenta.

La eliminatoria ante el Eldense guarda gran parecido con la que tuvieron que superar frente al Villarrobledo. En ambos casos, el partido de ida en Formentera finalizó con empate sin goles y tanto los albaceteños como los alicantinos partían como favoritos. “No hay duda de que el Eldense es un equipazo y habrá que ir con pies de plomo, pero a cualquier equipo se le puede eliminar. Tenemos el caramelo al alcance de la mano y vamos a ir a por todas para conseguirlo, porque por eso es por lo que hemos estado luchando toda la temporada”, afirma.

Hasta que llegue ese momento, en el ambiente se respira ilusión y mucha responsabilidad. “Todos en la Isla están muy ilusionados. La gente me para p0r la calle continuamente y me pregunta si estoy recuperado y me dan ánimos. También fue increíble cuando nos vinieron a recibir al puerto después de las dos anteriores eliminatorias. Tenemos ganas de poder brindarles el ascenso porque, si la afición del Formentera no es la mejor de España, sí lo es de Balears”, añade el jugador.

Un equipo sufridor
Lo que sí parece asegurado es el sufrimiento a lo largo de los próximos 90 minutos, que pueden ser interminables para el Formentera. “Somos un equipo sufridor, de eso no hay duda. Lo positivo es que no damos nada por perdido y, por eso, estamos donde estamos. Después de ganar con tantos apuros al Villarrobledo y Montañesa esperamos no tener que sufrir tanto el sábado y que el fútbol sea justo con nosotros, porque nos merecemos el ascenso”, declara.

Néstor quiere petarlo en Elda con otro “Trujillazo”

El delantero canario (i), junto con su compañero Urrea, festeja los históricos cuatro goles que marcó en Liga (Foto: Fútbol Pitiuso).
El delantero canario (i), junto con su compañero Urrea, festeja los históricos cuatro goles que marcó en Liga (Foto: Fútbol Pitiuso).

noudiari.es La SD Formentera juega este sábado a partir de las 19.00 horas el partido más decisivo de su historia sin Carlos Larra ni Winde, sancionados, pero con la presencia de Néstor Trujillo. El delantero canario, el héroe de la eliminatoria ante el Villarrobledo, forzará para estar en el Nuevo Pepico Amat de Elda porque “no me perdería este partido por nada del mundo”.

Trujillo ha tenido que seguir desde la grada los dos últimos partidos de su equipo, el de vuelta ante la Montañesa (3-1) y el de ida frente al Eldense (0-0). “En el partido ante el conjunto barcelonés sufrí bastante, sobre todo cuando nos marcaron el 3-0. Este domingo, sin embargo, estaba más tranquilo, porque el equipo jugó muy bien. La eliminatoria ahora está muy abierta y, aunque para mí lo mejor hubiese sido ganar en la ida, dejar la portería a cero en casa es muy importante”, señala.

“Todavía tengo molestias por el esguince en el pie, pero no me van a impedir ayudar a mis compañeros. La baja de Winde hace que tengamos pocos jugadores de ataque ante el Eldense por lo que, si ya estaba dispuesto a forzar para reaparecer en este encuentro, ahora lo haré con más motivo”, asegura.

Un gol para el recuerdo El delantero del Formentera sueña con ascender a Segunda B y, por qué no, repetir un gol como el que consiguió en el minuto 94 en el Barranco del Lobo, que supuso el 1-1 y la eliminación del Villarrobledo. “Ese gol ha sido uno de los más importantes de mi carrera y no lo olvidaré nunca. Fue un éxtasis. Una auténtica locura. Me gustaría marcar otro parecido ante el Eldense pero, en el fondo, da igual quién marque siempre que logremos el ascenso”, comenta.

La eliminatoria ante el Eldense guarda gran parecido con la que tuvieron que superar frente al Villarrobledo. En ambos casos, el partido de ida en Formentera finalizó con empate sin goles y tanto los albaceteños como los alicantinos partían como favoritos. “No hay duda de que el Eldense es un equipazo y habrá que ir con pies de plomo, pero a cualquier equipo se le puede eliminar. Tenemos el caramelo al alcance de la mano y vamos a ir a por todas para conseguirlo, porque por eso es por lo que hemos estado luchando toda la temporada”, afirma.

Hasta que llegue ese momento, en el ambiente se respira ilusión y mucha responsabilidad. “Todos en la Isla están muy ilusionados. La gente me para p0r la calle continuamente y me pregunta si estoy recuperado y me dan ánimos. También fue increíble cuando nos vinieron a recibir al puerto después de las dos anteriores eliminatorias. Tenemos ganas de poder brindarles el ascenso porque, si la afición del Formentera no es la mejor de España, sí lo es de Balears”, añade el jugador.

Un equipo sufridor Lo que sí parece asegurado es el sufrimiento a lo largo de los próximos 90 minutos, que pueden ser interminables para el Formentera. “Somos un equipo sufridor, de eso no hay duda. Lo positivo es que no damos nada por perdido y, por eso, estamos donde estamos. Después de ganar con tantos apuros al Villarrobledo y Montañesa esperamos no tener que sufrir tanto el sábado y que el fútbol sea justo con nosotros, porque nos merecemos el ascenso”, declara.

No hay comentarios

Dejar respuesta