El Atlético Jesús femenino certificó este fin de semana su cuarta derrota consecutiva después de caer goleado 5-2 en el terreno de juego del Independiente. Las rojiblancas, tras un inicio de campeonato brillante, atraviesan por un bache de resultados, pero no pierden la ilusión por salir a flote. Las jugadoras se han conjurado para revertir su mala dinámica la jornada que viene ante el Algaida y el apoyo de su afición en estos duros momentos se antoja clave en la recuperación de un plantel que no arroja la toalla.

“Estamos tristes, pero no por eso acabadas. Somos muy grandes para que una derrota nos tumbe. Subiremos, ganaremos y volveremos a ser lo que nos merecemos. Somos un equipo, un grupo, unas amigas y nada ni nadie nos va a separar. No miramos el pasado ni el futuro, miramos el presente, que es lo que nos une y nos hace grandes. ¡Atchis Jesús!”, puede leerse en el Facebook oficial del Atlético Jesus femenino.

“No estamos acabadas”

El Atlético Jesús femenino certificó este fin de semana su cuarta derrota consecutiva después de caer goleado 5-2 en el terreno de juego del Independiente. Las rojiblancas, tras un inicio de campeonato brillante, atraviesan por un bache de resultados, pero no pierden la ilusión por salir a flote. Las jugadoras se han conjurado para revertir su mala dinámica la jornada que viene ante el Algaida y el apoyo de su afición en estos duros momentos se antoja clave en la recuperación de un plantel que no arroja la toalla. "Estamos tristes, pero no por eso acabadas. Somos muy grandes para que una derrota nos tumbe. Subiremos, ganaremos y volveremos a ser lo que nos merecemos. Somos un equipo, un grupo, unas amigas y nada ni nadie nos va a separar. No miramos el pasado ni el futuro, miramos el presente, que es lo que nos une y nos hace grandes. ¡Atchis Jesús!", puede leerse en el Facebook oficial del Atlético Jesus femenino.

No hay comentarios

Dejar respuesta