No hay quinto malo

0
526
Solano, en su presentación con el Galapagar (Foto: www.futmadrid,com)

El quinto refuerzo del CD Ibiza en el mercado veraniego es Solano, un joven extremo de 19 años nacido de la localidad gaditana de Ubrique y que se embarca en el ilusionante proyecto deportivista tras su paso, la temporada pasada, por el Carabanchel (Tercera División), donde jugó nueve partidos y el Galapagar (Preferente madrileña).

Se trata de un futbolista de una enorme progresión que destaca por su facilidad para el regate, su verticalidad y sus centros. Ahora, quiere seguir explotando sus virtudes con el balón en Can Misses, donde espera y desea tener protagonismo y ayudar al equipo de José Herrera en su camino hacia la Segunda División B.

Suerte y éxitos Solano.

Compartir
Artículo anteriorFórmula joven
Artículo siguienteArias trae ilusión

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.