Álex López, jugador del Portmany (i) coincidió con Paquito, portero de la Peña, en el Rápid (Foto: Francisco Natera).
Álex López, jugador del Portmany (i) coincidió con Paquito, portero de la Peña, en el Rápid (Foto: Francisco Natera).

Francisco Natera. Este sábado, a partir de las 17:00 horas, Santa Eulalia acoge el último derbi de la temporada. La Peña Deportiva recibe la visita del Portmany en un partido dramático en donde ambas escuadras están obligadas a sumar la victoria para alejarse de una vez por todas del pozo de la clasificación. Sobre todo el equipo de San Antonio, que flirtea desde hace varias jornadas con el descenso.

El portero Paquito y el extremo Álex López son dos de los protagonistas de este emocionante enfrentamiento. Ambos son íntimos colegas fuera del campo, pero este fin de semana dejarán la amistad a un lado y rivalizarán en un bonito duelo. El gol del killer portmanyista contra los reflejos del pulpo de Figueretas.

Las dinámicas con las que llegan unos y otros a la cita son bien diferentes. Así, la Peña Deportiva la encara felizmente después de romper una racha de siete encuentros sin saborear las mieles del triunfo, donde tan sólo había sumado dos puntos. De la mano de Raúl Casañ, los blancos han recuperado la senda de la victoria y en las dos últimas rondas se impusieron a la Penya Arrabal y al Constància, resultados que le permitieron tomar oxígeno en la tabla y situarse en una tranquila décima posición con 40 puntos.

El Portmany, por su parte, no puede decir lo mismo que sus vecinos de la Villa del Río. Ostenta el décimoquinto lugar de la clasificación con 35 puntos y si finalizara hoy mismo la competición, se vería arrastrado al descenso por el Menorca de División de Honor, equipo que no ha logrado salvar la categoría. El bloque de Casanova y Damián, pese a su buen hacer en la primera vuelta, no ha encontrado una regularidad en la segunda y lleva jugando con fuego varias jornadas. La semana pasada cayó incomprensiblemente 4-3 en el campo del Serverense cuando llegó a ponerse 0-3 en el marcador.

El jugador del Portmany ya le marcó a Paquito en San Antonio.
El jugador del Portmany ya le marcó a Paquito en San Antonio.

Álex López explica que su equipo acabó tocado tras la última derrota, pero aclara que un derbi es un partido especial y no entiende de trayectorias ni clasificaciones, por lo que las sensaciones que tiene el grupo a un día del partido son muy positivas. “Estamos con muchas ganas y, sobre todo, muy ilusionados. Vamos a jugar un partido diferente, muy bonito y  trataremos de luchar por una victoria que va a ser importante para que podamos alejarnos de ahí abajo, puesto que queda muy poca Liga y cada vez tenemos menos margen de reacción”, comenta el volante.

En el otro bando, las aguas bajan menos revueltas. Paquito sostiene que las dos últimas victorias han afianzado la seguridad y la confianza del vestuario y están dispuestos a enlazar un tercer triunfo que permita poner más tierra de por medio respecto a los puestos de descenso. “Estamos fuertes y con mucha motivación. Creemos en nuestras posibilidades y estamos convencidos de poder llevarnos el gato al agua. Además, jugamos en nuestro campo, delante de nuestra gente y tenemos que aprovechar este factor”, mantiene el arquero.

Los dos cracks, además, vivirán un derbi muy especial. Y es que volverán a verse las caras en un terreno de juego después de muchas temporadas vistiendo la misma camiseta, la del Rápid, club donde se formaron como futbolistas. Aunque a finales del curso pasado sus carreras tomaron caminos diferentes. El guardameta firmó por la Peña Deportiva y el centrocampista decidió enrolarse en el proyecto del Portmany. “Nos conocemos desde hace un montón de tiempo y somos muy coleguitas, pero en el partido no lo seremos tanto”, afirman dos chavales que ya se batieron en duelo en el enfrentamiento de la primera vuelta (2-2).

El pulpo de Figueretas quiere aguarle la fiesta a su colega (Foto: Francisco Natera).
El pulpo de Figueretas quiere aguarle la fiesta a su colega (Foto: Francisco Natera).

Álex López, en San Antonio, salió airoso de este particular pique y consiguió superar al peñista por primera vez en su vida en un partido oficial. El interior enchufó el 2-1 y lo celebró por todo lo alto para frustración de un Paquito que tuvo que comerse con patatas el chicharrito de su colega. “Recuerdo ese gol con mucho cariño, ya que conseguí superar a un gran portero”, comenta un jugador que espera y desea volver a ver puerta en Santa Eulalia. “A ver si cazo alguna y le hago la puñeta. Y si sirve para ganar el partido, mejor que mejor”, añade el portmanyista.

Paquito, no obstante, no va a permitir que Álex López se salga con la suya y tratará de aguarle la fiesta. “Haré todo lo que esté en mi mano para que no gane el Portmany y para que mi amigo no vea puerta. Eso sí, tendré que estar muy atento porque es un futbolista muy peligroso en los últimos metros”, señala el portero, que recuerda: “Me conoce muy bien y sabe perfectamente cuáles son mis puntos débiles, pero yo también le tengo muy estudiado y sé de qué pie cojea, así que no lo tendrá fácil”.

Sea como fuere, tanto Peña Deportiva como Portmany se juegan algo más que tres puntos este sábado y saltarán al campo a morder desde el primer minuto. “Va a ser un derbi intenso y seguramente físico, por lo que vamos a salir enchufados para marcar un gol pronto que nos dé alas”, avisa Álex López. “Será un partido reñido, con dos equipos que van a ir a muerte por lo mucho que nos jugamos y el que logre abrir la lata en primer lugar tendrá mucho ganado”, afirma Paquito.

Paquito y Álex López, íntimos enemigos en el derbi

Álex López, jugador del Portmany (i) coincidió con Paquito, portero de la Peña, en el Rápid (Foto: Francisco Natera).
Álex López, jugador del Portmany (i) coincidió con Paquito, portero de la Peña, en el Rápid (Foto: Francisco Natera).
Francisco Natera. Este sábado, a partir de las 17:00 horas, Santa Eulalia acoge el último derbi de la temporada. La Peña Deportiva recibe la visita del Portmany en un partido dramático en donde ambas escuadras están obligadas a sumar la victoria para alejarse de una vez por todas del pozo de la clasificación. Sobre todo el equipo de San Antonio, que flirtea desde hace varias jornadas con el descenso. El portero Paquito y el extremo Álex López son dos de los protagonistas de este emocionante enfrentamiento. Ambos son íntimos colegas fuera del campo, pero este fin de semana dejarán la amistad a un lado y rivalizarán en un bonito duelo. El gol del killer portmanyista contra los reflejos del pulpo de Figueretas. Las dinámicas con las que llegan unos y otros a la cita son bien diferentes. Así, la Peña Deportiva la encara felizmente después de romper una racha de siete encuentros sin saborear las mieles del triunfo, donde tan sólo había sumado dos puntos. De la mano de Raúl Casañ, los blancos han recuperado la senda de la victoria y en las dos últimas rondas se impusieron a la Penya Arrabal y al Constància, resultados que le permitieron tomar oxígeno en la tabla y situarse en una tranquila décima posición con 40 puntos. El Portmany, por su parte, no puede decir lo mismo que sus vecinos de la Villa del Río. Ostenta el décimoquinto lugar de la clasificación con 35 puntos y si finalizara hoy mismo la competición, se vería arrastrado al descenso por el Menorca de División de Honor, equipo que no ha logrado salvar la categoría. El bloque de Casanova y Damián, pese a su buen hacer en la primera vuelta, no ha encontrado una regularidad en la segunda y lleva jugando con fuego varias jornadas. La semana pasada cayó incomprensiblemente 4-3 en el campo del Serverense cuando llegó a ponerse 0-3 en el marcador.
El jugador del Portmany ya le marcó a Paquito en San Antonio.
El jugador del Portmany ya le marcó a Paquito en San Antonio.
Álex López explica que su equipo acabó tocado tras la última derrota, pero aclara que un derbi es un partido especial y no entiende de trayectorias ni clasificaciones, por lo que las sensaciones que tiene el grupo a un día del partido son muy positivas. "Estamos con muchas ganas y, sobre todo, muy ilusionados. Vamos a jugar un partido diferente, muy bonito y  trataremos de luchar por una victoria que va a ser importante para que podamos alejarnos de ahí abajo, puesto que queda muy poca Liga y cada vez tenemos menos margen de reacción", comenta el volante. En el otro bando, las aguas bajan menos revueltas. Paquito sostiene que las dos últimas victorias han afianzado la seguridad y la confianza del vestuario y están dispuestos a enlazar un tercer triunfo que permita poner más tierra de por medio respecto a los puestos de descenso. "Estamos fuertes y con mucha motivación. Creemos en nuestras posibilidades y estamos convencidos de poder llevarnos el gato al agua. Además, jugamos en nuestro campo, delante de nuestra gente y tenemos que aprovechar este factor", mantiene el arquero. Los dos cracks, además, vivirán un derbi muy especial. Y es que volverán a verse las caras en un terreno de juego después de muchas temporadas vistiendo la misma camiseta, la del Rápid, club donde se formaron como futbolistas. Aunque a finales del curso pasado sus carreras tomaron caminos diferentes. El guardameta firmó por la Peña Deportiva y el centrocampista decidió enrolarse en el proyecto del Portmany. "Nos conocemos desde hace un montón de tiempo y somos muy coleguitas, pero en el partido no lo seremos tanto", afirman dos chavales que ya se batieron en duelo en el enfrentamiento de la primera vuelta (2-2).
El pulpo de Figueretas quiere aguarle la fiesta a su colega (Foto: Francisco Natera).
El pulpo de Figueretas quiere aguarle la fiesta a su colega (Foto: Francisco Natera).
Álex López, en San Antonio, salió airoso de este particular pique y consiguió superar al peñista por primera vez en su vida en un partido oficial. El interior enchufó el 2-1 y lo celebró por todo lo alto para frustración de un Paquito que tuvo que comerse con patatas el chicharrito de su colega. "Recuerdo ese gol con mucho cariño, ya que conseguí superar a un gran portero", comenta un jugador que espera y desea volver a ver puerta en Santa Eulalia. "A ver si cazo alguna y le hago la puñeta. Y si sirve para ganar el partido, mejor que mejor", añade el portmanyista. Paquito, no obstante, no va a permitir que Álex López se salga con la suya y tratará de aguarle la fiesta. "Haré todo lo que esté en mi mano para que no gane el Portmany y para que mi amigo no vea puerta. Eso sí, tendré que estar muy atento porque es un futbolista muy peligroso en los últimos metros", señala el portero, que recuerda: "Me conoce muy bien y sabe perfectamente cuáles son mis puntos débiles, pero yo también le tengo muy estudiado y sé de qué pie cojea, así que no lo tendrá fácil". Sea como fuere, tanto Peña Deportiva como Portmany se juegan algo más que tres puntos este sábado y saltarán al campo a morder desde el primer minuto. "Va a ser un derbi intenso y seguramente físico, por lo que vamos a salir enchufados para marcar un gol pronto que nos dé alas", avisa Álex López. "Será un partido reñido, con dos equipos que van a ir a muerte por lo mucho que nos jugamos y el que logre abrir la lata en primer lugar tendrá mucho ganado", afirma Paquito.

4 Comentarios

  1. chavales se me pone la piel de gallina nada más de veros juntos en nuestro campo, mucho amor vosotros, a disfrutar de los 90 minutos a tope!

  2. Mucha suerte para la peña y esye pulpo de figuretas jajaja no es pakito el gordito …..jajaja un saludo alex pero por mayoría de amarillos me entiendes no

  3. Sois dos cracks y aunque os quiero mucho a los dos………. Lo siento Alex, los colores son los colores y el rojo no es mi color. ¡¡¡¡¡Vamos chicossssss, vamos Peñaaaaaaaa!!!!!

Dejar respuesta