noudiari.es La Peña juega esta jornada en sábado (16,30 horas) y lo hace en el campo de uno de esos equipos que si ahora están en tierra de nadie, el Manacor (décimo), bien podría haber luchado por una de las plazas de play-off a poco que la suerte le hubiera sonreído y las cosas no se hubiesen torcido en el plano institucional. Na Capallera no es un campo fácil. El público aprieta y el titular del mismo se siente cómodo en él. La Peña, por lo tanto, no lo tendrá nada fácil pasa sacar los tres puntos a por los que viaja y que de conseguirlos le mantendrían viva en la pugna por el título en su mano a mano con el Mallorca B.

Además, para este partido la Peña no podrá contar con los servicios de su máximo goleador, Salinas, ni el defensa Raúl Gómez, puesto que ambos cumplen con el ciclo de cinco amarillas. El entrenador peñista, Mario Ormaechea, no podrá estar tampoco en el banquillo, ya que le han caído dos partidos de sanción tras la expulsión sufrida ene l encuentro ante el Mallorca B la pasada jornada, en la que hubo de entrar cuatro veces el balón en la portería rival para que el árbitro duera validez al gol, algo cuando menos sospechoso.

En la primera vuelta del torneo, el Manacor le puso las cosas muy compicadas al cuadro de Santa Eulària en su propio domicilio (1-0), con lo que si la Peña quiere sumar tres puntos de una tacada tendrá que bordarlo ante un conjunto aguerrido en la zona ancha y al que, como a los de la Villa del Río, no les asusta el contacto. En Na Capallera no ha perdido el San Rafael y el Formentera no pudo pasasr del empate, con lo que de vencer sería el primero de los representantes pitiusos en la competición balear de Tercera División en hacerse con todo el botín en liza.

Partido trampa para la Peña en el campo del Manacor

noudiari.es La Peña juega esta jornada en sábado (16,30 horas) y lo hace en el campo de uno de esos equipos que si ahora están en tierra de nadie, el Manacor (décimo), bien podría haber luchado por una de las plazas de play-off a poco que la suerte le hubiera sonreído y las cosas no se hubiesen torcido en el plano institucional. Na Capallera no es un campo fácil. El público aprieta y el titular del mismo se siente cómodo en él. La Peña, por lo tanto, no lo tendrá nada fácil pasa sacar los tres puntos a por los que viaja y que de conseguirlos le mantendrían viva en la pugna por el título en su mano a mano con el Mallorca B. Además, para este partido la Peña no podrá contar con los servicios de su máximo goleador, Salinas, ni el defensa Raúl Gómez, puesto que ambos cumplen con el ciclo de cinco amarillas. El entrenador peñista, Mario Ormaechea, no podrá estar tampoco en el banquillo, ya que le han caído dos partidos de sanción tras la expulsión sufrida ene l encuentro ante el Mallorca B la pasada jornada, en la que hubo de entrar cuatro veces el balón en la portería rival para que el árbitro duera validez al gol, algo cuando menos sospechoso. En la primera vuelta del torneo, el Manacor le puso las cosas muy compicadas al cuadro de Santa Eulària en su propio domicilio (1-0), con lo que si la Peña quiere sumar tres puntos de una tacada tendrá que bordarlo ante un conjunto aguerrido en la zona ancha y al que, como a los de la Villa del Río, no les asusta el contacto. En Na Capallera no ha perdido el San Rafael y el Formentera no pudo pasasr del empate, con lo que de vencer sería el primero de los representantes pitiusos en la competición balear de Tercera División en hacerse con todo el botín en liza.

No hay comentarios

Dejar respuesta