Sascha (i) junto a su gran amigo Parrita, fisio de la Peña. El técnico asegura que le echará mucho de menos.

Sascha Von Donop deja la Peña Deportiva. El exjugador del club y ahora técnico del fútbol base ha decidido poner punto y final a su etapa en Santa Eulalia después de prácticamente una vida entera defendiendo el escudo de la entidad. Tras 26 años, Sascha, que tiene 31, entiende que su ciclo en la Villa del Río se ha agotado, tal y como apunta a Fútbol Pitiuso. “Considero que mi periodo aquí se ha acabado y a final de temporada me iré”, indica el preparador, que prefiere no desvelar su próximo destino.
El que fuera portero del equipo blanco empezó con seis años en la escuela peñista y pasó por todas las categorías inferiores hasta debutar, con tan sólo 15 años, con el primer equipo de la mano de Iñaki Churruca. Su última temporada con el Tercera División fue la 2007-2008, el año del ascenso a Segunda División B. Sascha, entonces, decidió colgar los guantes para dedicarse a entrenar a los chavales del pueblo.
“La verdad es que durante todos estos años he estado muy a gusto y feliz y siempre he sido bien tratado y valorado, pero ahora se inicia un nuevo periplo y tengo que coger este tren. Sinceramente, me da pena decir adiós, pero es hora de afrontar nuevos retos”, indica el de Berlín.
Sascha explica que se va triste, ya que el lazo de unión que ha forjado con sus pupilos durante las últimas campañas ha sido “muy fuerte”, pero explica que “la vida continúa” y que “el destino me tiene preparado una aventura ilusionante”.
El técnico puede presumir de ser un verdadero peñista. “No he conocido otro club. Soy de la Peña y siempre lo diré en voz alta y con orgullo. Aquí he evolucionado como deportista y he madurado como ser humano, además de haber podido conocer a grandes personas. También he hecho muy buenos amigos, entre los que destacaría a Parrita, a quien voy a echar mucho de menos. La verdad es que he sido un afortunado por poder pertenecer a la Peña Deportiva, una entidad que ha crecido y prosperado gracias al trabajo de mucha gente”, afirma Sascha, quien augura muchos éxitos en el futuro a la entidad que preside Juanito Dalias. “Estoy convencido de que llegarán triunfos. Es más, este año hay bastantes posibilidades de ascender a Segunda B. Confío mucho en Mario Ormaechea y en el primer equipo y subir de categoría es posible”, concluye.

Desde Fútbol Pitiuso deseamos mucha suerte a Sascha en su nueva andadura.

Sascha deja la Peña Deportiva tras 26 años

Sascha (i) junto a su gran amigo Parrita, fisio de la Peña. El técnico asegura que le echará mucho de menos.
Sascha Von Donop deja la Peña Deportiva. El exjugador del club y ahora técnico del fútbol base ha decidido poner punto y final a su etapa en Santa Eulalia después de prácticamente una vida entera defendiendo el escudo de la entidad. Tras 26 años, Sascha, que tiene 31, entiende que su ciclo en la Villa del Río se ha agotado, tal y como apunta a Fútbol Pitiuso. "Considero que mi periodo aquí se ha acabado y a final de temporada me iré", indica el preparador, que prefiere no desvelar su próximo destino. El que fuera portero del equipo blanco empezó con seis años en la escuela peñista y pasó por todas las categorías inferiores hasta debutar, con tan sólo 15 años, con el primer equipo de la mano de Iñaki Churruca. Su última temporada con el Tercera División fue la 2007-2008, el año del ascenso a Segunda División B. Sascha, entonces, decidió colgar los guantes para dedicarse a entrenar a los chavales del pueblo. "La verdad es que durante todos estos años he estado muy a gusto y feliz y siempre he sido bien tratado y valorado, pero ahora se inicia un nuevo periplo y tengo que coger este tren. Sinceramente, me da pena decir adiós, pero es hora de afrontar nuevos retos", indica el de Berlín. Sascha explica que se va triste, ya que el lazo de unión que ha forjado con sus pupilos durante las últimas campañas ha sido "muy fuerte", pero explica que "la vida continúa" y que "el destino me tiene preparado una aventura ilusionante". El técnico puede presumir de ser un verdadero peñista. "No he conocido otro club. Soy de la Peña y siempre lo diré en voz alta y con orgullo. Aquí he evolucionado como deportista y he madurado como ser humano, además de haber podido conocer a grandes personas. También he hecho muy buenos amigos, entre los que destacaría a Parrita, a quien voy a echar mucho de menos. La verdad es que he sido un afortunado por poder pertenecer a la Peña Deportiva, una entidad que ha crecido y prosperado gracias al trabajo de mucha gente", afirma Sascha, quien augura muchos éxitos en el futuro a la entidad que preside Juanito Dalias. "Estoy convencido de que llegarán triunfos. Es más, este año hay bastantes posibilidades de ascender a Segunda B. Confío mucho en Mario Ormaechea y en el primer equipo y subir de categoría es posible", concluye.Desde Fútbol Pitiuso deseamos mucha suerte a Sascha en su nueva andadura.

No hay comentarios

Dejar respuesta