Se hace camino

0
342

Víctor M. Victoria Nuevo triunfo de la UD Ibiza en la Liga Nacional Juvenil, esta vez con motivo de la quinta jornada, que le encumbra a la zona noble de la clasificación. El equipo que dirige Manu Tarrazo fue capaz de doblegar con solvencia (3-1) al Atlético Rafal, equipo que ocupa el farolillo rojo de la clasificación y sin puntuar hasta la fecha. Los celestes bebieron del acierto rematador de Toni Riera, autor de dos de los goles del partido (57’ y 60’),  que voltearon el tanto inicial del visitante Fernando Bustamante poco antes del descanso (43’). Pero tras el paso por vestuarios, y tras la expulsión por roja directa del portero mallorquín Michael Cuenca (46’), los locales remaron a favor de corriente y remataron el triunfo con un tanto de Paolo Pugliese cuando el partido ya agonizaba (90’). Así, los ibicencos suman tres victorias seguidas que les ubican en la sexta posición con 9 puntos, a la espera de medir sus fuerzas ahora contra Santa Catalina como foráneo.

Peor suerte corrió el Portmany, que cayó derrotado en su visita al feudo del potente Andratx (3-1) y continúa por tanto lejos de los puntos cuando viste de visitante. El equipo que entrena Juan José López Gordillo no tuvo a la suerte como aliada en el primer tanto del partido, que llevó la firma de Juan Ávila con un tanto en propia meta (32’). Poco antes del descanso, el local Miguel Pons asestaba un golpe psicológico casi definitivo para los de San Antonio con el segundo gol del partido (42’). Tras el paso por vestuarios, los visitantes movieron algunas fichas en forma de cambios y vieron luz al final del túnel con la diana de Alejandro Andrés (53’), pero la alegría duró bien poco. Un penalti transformado por Aran Hernández (57’) devolvió la ventaja de dos goles en el marcador para el equipo mallorquín, que a la postre se adjudicó el triunfo. Así, los rojillos encadenan su tercera derrota a domicilio en otros tantos partidos, por lo que se quedan con seis puntos en la duodécima posición a la espera de medir sus fuerzas contra el Manacor en el Municipal.

Finalmente, la Peña Deportiva tampoco pudo sumar en esta ocasión debido, en parte, al buen hacer de su rival, el Atlético Baleares, líder de la categoría y que salió triunfador del duelo entre ambos (1-2). El equipo de Jordi Riera no salió del todo enchufado y recibió el primer golpe con la firma de Joan Vaquer (5’), que dibujó un panorama sombrío para los peñistas. Aún así, estos demostraron capacidad de reacción y Carles Marí puso la firma al tanto del empate (1-1), resultado con el que se llegó al descanso. Tras el paso por vestuarios, el partido entró en una dinámica de alternativas e igualdad hasta que el visitante George Andrews marcó el segundo y definitivo tanto cuando el partido encaraba la recta final (79’). Lo intentaron después los de Santa Eulalia, pero sin éxito, y el botín acabó viajando hasta tierras mallorquinas. Así, el equipo de Villa del Río queda ubicado en la parte baja de la clasificación con solamente cuatro puntos de 15 posibles, a la espera de revertir la situación en su próximo duelo contra el Mallorca B a domicilio previsto para dentro de una semana.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.