noudiari.es El entrenador de la Peña, Dani Mori, gran triunfador del derbi pitiuso, se muestra satisfecho con el partido realizado por su equipo y asegura que la jornada que viene tratarán de infringir la primera derrota al Mallorca, líder destacado de la Liga, para dar un nuevo paso adelante. “Un triunfo en ese partido nos haría imparables”, afirma.

“Empezamos muy bien. Salimos muy fuertes, con presión sobre su defensa y muy buenas sensaciones. Hemos hecho el partido que tocaba. Cada vez que llegábamos al área era con claridad, pero sin demasiada pegada. En la segunda mitad, el Formentera nos echó atrás, pero cuando cambiaron de sistema y empezaron a jugar con cuatro defensas nos sentimos más cómodos. Y la parte final, fantástica. Estamos muy contentos, porque hasta el momento la suerte había sido esquiva con nosotros. Teníamos bajas, pero apostamos por salir con tres delanteros”, empezó diciendo el técnico peñista tras el encuentro.

A pesar del triunfo, Mori recuerda que tienen aún una arduo trabajo por delante para tratar de salvar la categoría. “Seguimos en una situación muy complicada, pero lo bueno es que lo sabemos. Cuando han venido mal dadas, hemos seguido unidos y es grato saber que tienes el apoyo de los jugadores y del club. Sabemos de dónde venimos y a dónde queremos llegar. Tomamos nota y ojalá de ahora en adelante podamos mirar hacia arriba, porque mantenemos la ilusión y nadie nos la va a quitar”.

Sobre la posibilidad de nuevas incorporaciones, el entrenador de la Peña ha señalado que puede salir algún jugador y, en ese caso, llegaría sustituto. Sobre el partido de la semana que viene ante el Mallorca, el preparador peñista ha señalado que el equipo “está fuerte y unido y en casa somos fuertes, trabajamos bien y trataremos de hacer el partido que nos interese y nos vemos con posibilidades de conseguir los tres puntos, aunque hay que recordar que el Mallorca sigue sin perder. Ojalá podamos ganar al Mallorca, porque entonces no habrá quien nos pare”, ha comentado.

Sanjuán: “Duele la manera de perder”
El entrenador del Formentera, Tito García Sanjuán, lamentó tras el partido la forma de perder de su equipo. “En Bilbao nos tocó cara, hoy ha salido cruz. Es lo que tiene el fútbol. Lo que duele es cómo llega el gol de la derrota. Pusimos un jugador de forma específica para que evitar prolongaran el balón desde el córner al segundo palo, y aún así lo consiguen y llega el gol. En la primera parte les hemos dado el balón, a ver que querían hacer, y así dosificar las fuerzas, que vamos justos el peaje de la Copa. En su campo creo que nos llevamos los tres puntos de forma inmerecida y hoy nos han devuelto la jugada”, comenzó diciendo.

“Nos quedamos con la sensación de que esto va a ser duro -prosiguió-, y de que queda una segunda vuelta tremenda. Si con los equipos de nuestra Liga no somos capaces de ganar partidos nos va a costar mucho. La Copa nos está pasando factura y se ha visto en cuanto hemos tenido que hacer un puzzle en la alienación, con jugadores fuera de posición, algo que a veces te sale regular pero nunca bien.

El preparador del club formenterense no aleja la vista de su meta. “Tenemos muy claro nuestro objetivo y jamás hemos mirado hacia arriba, como me consta que se ha hecho de puertas a fuera, aunque eso no me importa. Tenemos que tratar de hacernos fuera en casa y el mensaje de hoy era que, si en el minuto 80 no habíamos podido ganar, no había que perder. Nos faltan en torno a 20 puntos para salvarnos y hoy no hemos sumado, con lo que llevamos tres puntos menos que en la primera vuelta a estas alturas. Eso es en lo que debemos pensar”, ha concluido.

Subidón de Dani Mori

noudiari.es El entrenador de la Peña, Dani Mori, gran triunfador del derbi pitiuso, se muestra satisfecho con el partido realizado por su equipo y asegura que la jornada que viene tratarán de infringir la primera derrota al Mallorca, líder destacado de la Liga, para dar un nuevo paso adelante. “Un triunfo en ese partido nos haría imparables”, afirma. “Empezamos muy bien. Salimos muy fuertes, con presión sobre su defensa y muy buenas sensaciones. Hemos hecho el partido que tocaba. Cada vez que llegábamos al área era con claridad, pero sin demasiada pegada. En la segunda mitad, el Formentera nos echó atrás, pero cuando cambiaron de sistema y empezaron a jugar con cuatro defensas nos sentimos más cómodos. Y la parte final, fantástica. Estamos muy contentos, porque hasta el momento la suerte había sido esquiva con nosotros. Teníamos bajas, pero apostamos por salir con tres delanteros”, empezó diciendo el técnico peñista tras el encuentro. A pesar del triunfo, Mori recuerda que tienen aún una arduo trabajo por delante para tratar de salvar la categoría. “Seguimos en una situación muy complicada, pero lo bueno es que lo sabemos. Cuando han venido mal dadas, hemos seguido unidos y es grato saber que tienes el apoyo de los jugadores y del club. Sabemos de dónde venimos y a dónde queremos llegar. Tomamos nota y ojalá de ahora en adelante podamos mirar hacia arriba, porque mantenemos la ilusión y nadie nos la va a quitar”. Sobre la posibilidad de nuevas incorporaciones, el entrenador de la Peña ha señalado que puede salir algún jugador y, en ese caso, llegaría sustituto. Sobre el partido de la semana que viene ante el Mallorca, el preparador peñista ha señalado que el equipo “está fuerte y unido y en casa somos fuertes, trabajamos bien y trataremos de hacer el partido que nos interese y nos vemos con posibilidades de conseguir los tres puntos, aunque hay que recordar que el Mallorca sigue sin perder. Ojalá podamos ganar al Mallorca, porque entonces no habrá quien nos pare”, ha comentado.
Sanjuán: “Duele la manera de perder” El entrenador del Formentera, Tito García Sanjuán, lamentó tras el partido la forma de perder de su equipo. “En Bilbao nos tocó cara, hoy ha salido cruz. Es lo que tiene el fútbol. Lo que duele es cómo llega el gol de la derrota. Pusimos un jugador de forma específica para que evitar prolongaran el balón desde el córner al segundo palo, y aún así lo consiguen y llega el gol. En la primera parte les hemos dado el balón, a ver que querían hacer, y así dosificar las fuerzas, que vamos justos el peaje de la Copa. En su campo creo que nos llevamos los tres puntos de forma inmerecida y hoy nos han devuelto la jugada”, comenzó diciendo. “Nos quedamos con la sensación de que esto va a ser duro -prosiguió-, y de que queda una segunda vuelta tremenda. Si con los equipos de nuestra Liga no somos capaces de ganar partidos nos va a costar mucho. La Copa nos está pasando factura y se ha visto en cuanto hemos tenido que hacer un puzzle en la alienación, con jugadores fuera de posición, algo que a veces te sale regular pero nunca bien. El preparador del club formenterense no aleja la vista de su meta. “Tenemos muy claro nuestro objetivo y jamás hemos mirado hacia arriba, como me consta que se ha hecho de puertas a fuera, aunque eso no me importa. Tenemos que tratar de hacernos fuera en casa y el mensaje de hoy era que, si en el minuto 80 no habíamos podido ganar, no había que perder. Nos faltan en torno a 20 puntos para salvarnos y hoy no hemos sumado, con lo que llevamos tres puntos menos que en la primera vuelta a estas alturas. Eso es en lo que debemos pensar”, ha concluido.

4 Comentarios

Dejar respuesta