Tacos y sangre

0
475

El Ibiza está preparado para la dura batalla que le espera este domingo en Don Benito. Los futbolistas celestes ya tienen los tacos de sus botas apretados y bien limpios para luchar y dejarse la piel sobre el terreno de juego del Vicente Sanz. Tras el empate de la jornada pasada, frente al Recreativo Granada, el plantel unionista quiere reencontrarse de nuevo con la victoria como visitante (no gana lejos de Can Misses desde el 20 de enero, cuando venció al Atlético Sanlqueño) y echará el resto para poder dedicársela a su afición.

Sangre y sudor. No hay otra receta para subir posiciones en la tabla clasificatoria. El Ibiza sabe que alcanzar el playoff, aunque las matemáticas lo permitan, es complicado cuando restan siete jornadas para la conclusión del campeonato, pero tratará de acabar lo más arriba posible para asegurarse, al menos, su participación en la próxima edición de la Copa del Rey, objetivo éste más factible.

El plantel donde juega el ibicenco Pepe Bernal se juega mucho en este enfrentamiento. No en vano, se encuentra a tres puntos de los puestos de descenso y no piensa en otro resultado que no sea el triunfo para seguir poniendo tierra de por medio respecto al pozo de la clasificación. Los rojiblancos, además, llegan a la cita con la autoestima subida después de derrotar la fecha pasada al Real Murcia en la Nueva Condomina (0-1).

Pablo Alfaro avisa de la peligrosidad que entraña el Don Benito. “El partido va a tener unas características muy concretas y tenemos que ir preparados para eso. Es un equipo que transmite, agresivo, intenso, muy directo, vertical. Hay momentos durante los partidos que no te deja ni respirar y tenemos que contrarrestar este juego”, dice el míster celeste, que añade: “Un equipo que pierde en casa no quiere volver a perder contra el mismo rival”, recordando la derrota sufrida en Can Misses en la primera vuelta con gol de Pepe Bernal.

Preguntado por las opciones que tiene el Ibiza de meterse en puestos de playoff a estas alturas, el estratega no oculta la dificultad que tiene alcanzar la cima. “Tendríamos que ganarlo prácticamente todo y que los equipos de arriba perdiesen, pero éstos no lo hacen, por eso están en la parte alta”, indica Pablo Alfaro, que, eso sí, apunta que la meta real de aquí al final de la liga es “competir todos los partidos hasta el final sin entrar en ningún tipo de relajación ni conformismo”.

Por último, el aragonés habló de la importancia que tiene para él que el Ibiza se muestre camaleónico en su pizarra. “Quiero que el equipo tenga variabilidad táctica, que sea capaz no solo jugar de una manera si no que sepa manejar dos o tres dibujos con sus variantes”, expone el preparador unionista, que para el partido del Don Benito podrá contar con todos sus hombres, a excepción del portero Lucas, que cumple un partido de sanción tras su expulsión ante el filial del Granada.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.