El portero lanza un original mensaje a su novia y padre.
El portero lanza un original mensaje a su novia y padre.

diariodeibiza.es Francisco Torres Zurdo (Ibiza, 18-9-1984) lleva una docena de partidos consecutivos defendiendo la portería de la Peña Deportiva y demostrando que es un guardameta de garantía para un club que aspira a todo. Torres, de 31 años, está siendo talismán y es el líder natural del conjunto peñista, que no ha perdido ningún partido desde que él está bajo los palos.

Todo empezó en la jornada decimotercera que se disputó a mediados de noviembre del año pasado. El meta Carlos Moro había jugado todos los encuentros hasta entonces, pero en el partido en el campo del Alaró (1-2) su compañero Baena le dio involuntariamente una patada con tan mala suerte que le rompió el pulgar de su mano derecha, lo que le apartaba forzosamente de la titularidad.

El testigo lo recogió su compañero y amigo Torres, que siempre ha estado preparado, mental y físicamente, para jugar y defender los colores de ´su´ Peña.

El Ferriolense fue el primer equipo que puso a prueba al cancerbero y el examen lo superó con nota, puesto que mantuvo su portería intacta (0-0).

Desde aquel lejano día, Torres ha sido siempre el titular de la portería peñista y no ha perdido ningún encuentro. En los 12 partidos que ha jugado, la Peña ha ganado ocho encuentros y ha empatado cuatro.

Asimismo, cabe destacar que en los 1.080 minutos que ha disputado el arquero ibicenco solamente ha encajado 9 goles (0,75 por partido), mientras que a su compañero Moro le metieron 16 tantos en los primeros 12 partidos de Liga (1,33).

Se reconoce que el meta está siendo clave en la buena trayectoria de su equipo y que en el partido jugado en Sa Pobla (1-2) se afianzó definitivamente y demostró ser un magnífico valladar, con las manos y con los pies, que maneja como si fuera un futbolista de campo.

Si bajo los palos es un valladar, en el vestuario es un auténtico líder, como reconocen todos sus compañeros, que consideran que Torres tiene mucho peso en el vestuario y sus opiniones son siempre respetadas. «Siempre suma y ayuda a todos. Es muy especial», dicen de él.

Torres también sabe que en la Peña Deportiva no hay nadie que tenga asegurada la titularidad y lo tiene asumido. No se sabe cuántos partidos más jugará como titular, pero, aunque a nadie le gusta estar en el banquillo, está igual de preparado para jugar como para ayudar desde fuera del terreno de juego.

Torres siempre está dispuesto a darlo todo. Lo ha demostrado muchas veces y al técnico Mario Ormaechea le consta más que a nadie. Llevan ocho temporadas juntos y se conocen a la perfección. Ambos saben que es tan importante ponerte el chándal para esperar tu oportunidad desde el banquillo como atarte las botas para jugar.

Torres, talismán y líder de la Peña Deportiva

El portero lanza un original mensaje a su novia y padre.
El portero lanza un original mensaje a su novia y padre.
diariodeibiza.es Francisco Torres Zurdo (Ibiza, 18-9-1984) lleva una docena de partidos consecutivos defendiendo la portería de la Peña Deportiva y demostrando que es un guardameta de garantía para un club que aspira a todo. Torres, de 31 años, está siendo talismán y es el líder natural del conjunto peñista, que no ha perdido ningún partido desde que él está bajo los palos. Todo empezó en la jornada decimotercera que se disputó a mediados de noviembre del año pasado. El meta Carlos Moro había jugado todos los encuentros hasta entonces, pero en el partido en el campo del Alaró (1-2) su compañero Baena le dio involuntariamente una patada con tan mala suerte que le rompió el pulgar de su mano derecha, lo que le apartaba forzosamente de la titularidad. El testigo lo recogió su compañero y amigo Torres, que siempre ha estado preparado, mental y físicamente, para jugar y defender los colores de ´su´ Peña. El Ferriolense fue el primer equipo que puso a prueba al cancerbero y el examen lo superó con nota, puesto que mantuvo su portería intacta (0-0). Desde aquel lejano día, Torres ha sido siempre el titular de la portería peñista y no ha perdido ningún encuentro. En los 12 partidos que ha jugado, la Peña ha ganado ocho encuentros y ha empatado cuatro. Asimismo, cabe destacar que en los 1.080 minutos que ha disputado el arquero ibicenco solamente ha encajado 9 goles (0,75 por partido), mientras que a su compañero Moro le metieron 16 tantos en los primeros 12 partidos de Liga (1,33). Se reconoce que el meta está siendo clave en la buena trayectoria de su equipo y que en el partido jugado en Sa Pobla (1-2) se afianzó definitivamente y demostró ser un magnífico valladar, con las manos y con los pies, que maneja como si fuera un futbolista de campo. Si bajo los palos es un valladar, en el vestuario es un auténtico líder, como reconocen todos sus compañeros, que consideran que Torres tiene mucho peso en el vestuario y sus opiniones son siempre respetadas. «Siempre suma y ayuda a todos. Es muy especial», dicen de él. Torres también sabe que en la Peña Deportiva no hay nadie que tenga asegurada la titularidad y lo tiene asumido. No se sabe cuántos partidos más jugará como titular, pero, aunque a nadie le gusta estar en el banquillo, está igual de preparado para jugar como para ayudar desde fuera del terreno de juego. Torres siempre está dispuesto a darlo todo. Lo ha demostrado muchas veces y al técnico Mario Ormaechea le consta más que a nadie. Llevan ocho temporadas juntos y se conocen a la perfección. Ambos saben que es tan importante ponerte el chándal para esperar tu oportunidad desde el banquillo como atarte las botas para jugar.

No hay comentarios

Dejar respuesta