noudiari.es El Formentera ha jugado esta temporada a la hora de la siesta, a la hora del vermut y esta jornada le toca hacerlo a la del almuerzo, a la una y media de la tarde, en el campo de uno de los equipos nuevos en la categoría, el Atlético Rafal. Necesita el cuadro formenterense los tres puntos en disputa para aferrarse a la zona de play-off en la que se encuentra bajo la amenaza directa de Poblense y Mercadal, que se mantienen al acecho a la espera del más mínimo error de los conjuntos que les preceden en la tabla clasificatoria para dar un paso hacia arriba en una Liga que se aprieta en vanguardia en su tramo decisivo. Solo un triunfo daría por bueno el empate de la pasada jornada en Sant Francesc ante el Playas de Calviá, que se llevó un punto de Formentera gracias un regalo en defensa cuando el partido estaba a punto de expirar.

En condiciones normales, el Formentera tiene las de ganar por la mayor calidad de su plantilla y la experiencia de sus jugadores, pero sumar a domicilio es caro en esta Liga y las sorpresas están al orden del día. Los de abajo suelen ganar de tanto en tanto a los de arriba y en este vaivén de puntos es donde se deciden los objetivos de unos y otros. Sabe el Formentera que no puede dormirse para alcanzar su meta de jugar por segunda campaña seguida la fase de ascenso a Segunda B y aunque su solidez defensiva es un garantía debe cerrar los partidos para no perder puntos por falta de pegada, por no rematar la faena.

El entrenador del Formentera, Luis Elcacho, asegura que el Atlético Rafal “es un equipo joven y disciplinado y la experiencia nos ha enseñado que si te despistas o te duermes te hace un roto. Sin ir más lejos, en la primera vuelta se llevó un punto de nuestro campo. Independientemente del resultado de la pasada jornada, en la que se nos escapó la victoria, me quedo con la trayectoria que llevamos, de seis partidos sin perder. No obstante, sabemos que no podemos descuidarnos porque por detrás vienen equipos fuertes y con experiencia tanto en play-off como en categorías superiores, como ocurrió la pasada temporada”, señala el técnico.

Albert Urrea, con un golpe en las costillas, no viaja con el resto de la expedición por lesión.

Un Atlético Rafal en apuros recibe a un Formentera con la idea de resarcirse del empate anterior

noudiari.es El Formentera ha jugado esta temporada a la hora de la siesta, a la hora del vermut y esta jornada le toca hacerlo a la del almuerzo, a la una y media de la tarde, en el campo de uno de los equipos nuevos en la categoría, el Atlético Rafal. Necesita el cuadro formenterense los tres puntos en disputa para aferrarse a la zona de play-off en la que se encuentra bajo la amenaza directa de Poblense y Mercadal, que se mantienen al acecho a la espera del más mínimo error de los conjuntos que les preceden en la tabla clasificatoria para dar un paso hacia arriba en una Liga que se aprieta en vanguardia en su tramo decisivo. Solo un triunfo daría por bueno el empate de la pasada jornada en Sant Francesc ante el Playas de Calviá, que se llevó un punto de Formentera gracias un regalo en defensa cuando el partido estaba a punto de expirar. En condiciones normales, el Formentera tiene las de ganar por la mayor calidad de su plantilla y la experiencia de sus jugadores, pero sumar a domicilio es caro en esta Liga y las sorpresas están al orden del día. Los de abajo suelen ganar de tanto en tanto a los de arriba y en este vaivén de puntos es donde se deciden los objetivos de unos y otros. Sabe el Formentera que no puede dormirse para alcanzar su meta de jugar por segunda campaña seguida la fase de ascenso a Segunda B y aunque su solidez defensiva es un garantía debe cerrar los partidos para no perder puntos por falta de pegada, por no rematar la faena. El entrenador del Formentera, Luis Elcacho, asegura que el Atlético Rafal “es un equipo joven y disciplinado y la experiencia nos ha enseñado que si te despistas o te duermes te hace un roto. Sin ir más lejos, en la primera vuelta se llevó un punto de nuestro campo. Independientemente del resultado de la pasada jornada, en la que se nos escapó la victoria, me quedo con la trayectoria que llevamos, de seis partidos sin perder. No obstante, sabemos que no podemos descuidarnos porque por detrás vienen equipos fuertes y con experiencia tanto en play-off como en categorías superiores, como ocurrió la pasada temporada”, señala el técnico. Albert Urrea, con un golpe en las costillas, no viaja con el resto de la expedición por lesión.

No hay comentarios

Dejar respuesta