Un chaval de Primera

0
977
Moha, en una acción del partido en la Nova Creu Alta frente al Sabadell.

Cuando eres humilde, trabajador y constante acabas logrando, por norma general, lo que te propongas en la vida. Siempre, con una pizca de suerte y, por su puesto, con un mínimo de calidad en lo que haces, pero si curras, curras y curras es más fácil llegar a buen puerto en tus objetivos.

Es lo que le está pasando durante los últimos tiempos al exjugador de la Peña Deportiva, formado en la cantera del Santa Gertrudis, Moha Keita, que se marchó de la isla el verano pasado para ingresar en el División de Honor del Girona y, de momento, le está yendo todo, como se suele decir, sobre ruedas.

Tras brillar el curso pasado con el plantel juvenil, Moha, que el próximo 18 de septiembre cumple 19 años, va a empezar la 2018-2019 como jugador senior del Peralada, filial del Girona en Segunda División B, pero, además, recientemente, debutó con el primer equipo, el de Primera División, hace pocos días en un amistoso de pretemporada frente al Sabadell.

“La verdad es que fue una experiencia muy bonita, pero hay que seguir trabajando”, comenta a Fútbol Pitiuso Moha, que da “gracias a Dios” por las cosas buenas que le están pasando en tierras catalanas. “Jugué unos 30 minutos de la segunda parte, en la posición de mediapunta y quedé muy satisfecho; ganamos 0-1”, agrega el joven futbolista.

El exjugador de la Peña festeja con sus compañeros el gol de la victoria.

La imagen que ofreció el expeñista sobre la hierba de la Nova Creu Alta fue muy buena y al acabar el encuentro, tanto sus compañeros como el técnico le felicitaron. “Me dijeron que lo había hecho muy bien y que siguiera esforzándome”, recuerda Moha, que confía en repetir otra vez la experiencia de compartir vestuario con sus compis de Primera División.

Pero antes, tendrá que seguir dándole duro con el Peralada en una campaña que afronta con muchas ilusión, ya que, después de abandonar la categoría juvenil, se estrenará como jugador en el fútbol de bronce. “Tengo muchas ganas de empezar la Liga y, sobre todo, de hacer las cosas bien para poder seguir creciendo”, dice el chaval.

Moha, que hace no mucho tiempo encandilaba con su fútbol en Santa Gertrudis primero y Santa Eulalia después, no se olvida de su etapa en la isla, donde se ganó el cariño y el respeto de muchos, además de hacer muy buenos amigos. “No olvido mi vida en Ibiza y recuerdo con cariño a mucha gente”, concluye.

Desde Fútbol Pitiuso deseamos muchos éxitos a Moha en Girona.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.