Wok

Paco Natera La UD Ibiza se juega este sábado en el partido de vuelta de la final del play-off a Tercera División el objetivo de la temporada, que no es otro que ascender de categoría. Tras caer derrotado en Santanyí hace una semana 1-0, el equipo que entrena David Porras se juega la vida en 90 minutos y tratará de remontar el adverso resultado con solvencia y, a ser posible, agradando a una afición que se espera llene el estadio de la calle Campanitx. El plantel ibicenco está deseando que sean ya las 17.00 horas de mañana para que el balón eche a rodar y buscar el último triunfo de una exitosa campaña a la que se quiere poner la guinda con el deseado ascenso a categoría nacional.

En las filas unionistas se afronta la histórica cita con la moral por las nubes y con la máxima ambición e ilusión, aunque también con respeto hacia el Santanyí, un rival que demostró hace siete días ser un bloque aguerrido que no va  poner las cosas nada fáciles. Saben los jugadores de la UD Ibiza que si quieren llevarse el gato al agua tendrán que dejarse la piel sobre la hierba y no cometer errores que puedan poner en aprietos la final. En definitiva, la escuadra de Vila tiene que encarar el choque a tumba abierta, como si fuese el último partido de su vida. Sólo así tendrá a tiro la anhelada Tercera División, meta por la que lleva peleando el club desde la 2015-2016, cuando se inició el atractivo proyecto que lidera el empresario valenciano Amadeo Salvo.

Ilusions Pool

“Tenemos ganas de que llegue el sábado y dar nuestra mejor versión. Estamos conjurados para dar la cara y conseguir lo que tanto deseamos”, asegura el central sevillano Carlos Larra, para quien la derrota sufrida en el campo del Santanyí no supone un excesivo problema a la hora de lograr la remontada. “Cuando sufres un marcador en contra vas con una marcha más que te hace ir al límite. Nos jugamos el ascenso y vamos a dar el 200 por cien”, agrega al defensa, que sabe que el éxito pasa por firmar un gran encuentro. “El ascenso pasa por dar nuestra mejor versión y no conceder nada al Santanyí. Y lo cierto es que estamos capacitados para ello”, sostiene el andaluz.

El conjunto de Sergio Tíscar, por su parte, afronta el partido con la garantía que da verse por delante en el marcador de la eliminatoria. Los rojiblancos ganaron gracias a un solitario gol en el tiempo añadido y buscarán asestar el golpe mortal aprovechando algún error defensivo de una UD Ibiza que quemará todas sus naves en busca del arco rival. “La verdad es que el Santanyí me sorprendió por su poderío físico. En su campo nos aguantó los noventa minutos y seguramente aquí, en Can Misses, saldrá a defender, así que tenemos que tener calma ya que el 1-0 nos valdría para ganar la final y subir a Tercera”, afirma Carlos Larra que tiene muy claro que los mallorquines lo pasarán mal vienen a colgarse del larguero. “Si vienen aquí a defender van a sufrir y espero que la afición nos ayude también a ponérselo difícil”, apostilla el exjugador del Formentera, que espera y desea que la hinchada se vuelque con el equipo. “Seguro que la afición responde y esto nos va a motivar”, concluye.

El exjugador de la Peña Deportiva juvenil quiere lograr su segundo ascenso esta temporada con el Santantyí (Foto: Fútbol Pitiuso).
El exjugador de la Peña Deportiva juvenil quiere lograr su segundo ascenso esta temporada con el Santantyí (Foto: Fútbol Pitiuso).

“Podemos subir”

El exfutbolista de la Peña Deportiva juvenil Álex Gómez, autor del gol que dio la victoria al Santanyí en el partido en el tiempo añadido, es uno de los jugadores más peligrosos de la escuadra de Sergio Tíscar. Firmó por el conjunto rojiblanco nada más acabar la temporada en Santa Eulalia y, desde entonces, pese a su edad, se ha convertido en una de las piezas más importantes de su equipo. Juventud y desparpajo en ataque hacen del expeñista un jugador peligroso al que tendrá que atar en corto la defensa de la UD Ibiza. El extremo ya se la lió a la formación de David Porras hace una semana y confía en poder liar el taco en Can Misses. Ilusión, desde luego, no le falta. “Estoy a tope, la verdad, con muchas ganas de que me salga un buen partido y poder ayudar a mi equipo a ganar. Será un partido complicado porque se juegan la vida, pero nosotros vamos con ventaja y con nuestras opciones intactas. Pensamos que podemos lograr el ascenso”, asegura el joven.

Sabe Álex Gómez que la UD Ibiza saldrá a morder desde el primer minuto, por lo que mantener el tipo durante los primeros compases del encuentro se antoja clave. “Está claro que ellos irán a por todas porque querrán igualar la eliminatoria lo antes posible y en Can Misses estarán muy motivados y arropados por su afición, así que tendremos que hacernos fuertes en defensa y tratar de no conceder muchos espacios porque nos medimos a un equipo con un potencial ofensivo muy fuerte”, explica el futbolista del Santanyí, que cree que si pasan los minutos y logran mantener su portería a cero tendrán mucho ganado. “El proyecto deportivo de la UD es subir sí o sí. Conozco muy bien todo lo que rodea a este club después de vivir en la isla los últimos meses y sé que están obligados a subir, por lo que si no ven puerta pronto se pondrán nerviosos y nos podremos beneficiar de su ansiedad que puedan entrarles”, apostilla Álex Gómez, que está dispuesto a lograr su segundo ascenso esta temporada. “Subí con Peña a División de Honor y ahora quiero hacerlo con el Santanyí a Tercera División”, concluye.

Porras: “Queremos que la afición juegue con nosotros”

Babymoon

Un partido a tumba abierta

Wok Paco Natera La UD Ibiza se juega este sábado en el partido de vuelta de la final del play-off a Tercera División el objetivo de la temporada, que no es otro que ascender de categoría. Tras caer derrotado en Santanyí hace una semana 1-0, el equipo que entrena David Porras se juega la vida en 90 minutos y tratará de remontar el adverso resultado con solvencia y, a ser posible, agradando a una afición que se espera llene el estadio de la calle Campanitx. El plantel ibicenco está deseando que sean ya las 17.00 horas de mañana para que el balón eche a rodar y buscar el último triunfo de una exitosa campaña a la que se quiere poner la guinda con el deseado ascenso a categoría nacional. En las filas unionistas se afronta la histórica cita con la moral por las nubes y con la máxima ambición e ilusión, aunque también con respeto hacia el Santanyí, un rival que demostró hace siete días ser un bloque aguerrido que no va  poner las cosas nada fáciles. Saben los jugadores de la UD Ibiza que si quieren llevarse el gato al agua tendrán que dejarse la piel sobre la hierba y no cometer errores que puedan poner en aprietos la final. En definitiva, la escuadra de Vila tiene que encarar el choque a tumba abierta, como si fuese el último partido de su vida. Sólo así tendrá a tiro la anhelada Tercera División, meta por la que lleva peleando el club desde la 2015-2016, cuando se inició el atractivo proyecto que lidera el empresario valenciano Amadeo Salvo. Ilusions Pool "Tenemos ganas de que llegue el sábado y dar nuestra mejor versión. Estamos conjurados para dar la cara y conseguir lo que tanto deseamos", asegura el central sevillano Carlos Larra, para quien la derrota sufrida en el campo del Santanyí no supone un excesivo problema a la hora de lograr la remontada. "Cuando sufres un marcador en contra vas con una marcha más que te hace ir al límite. Nos jugamos el ascenso y vamos a dar el 200 por cien", agrega al defensa, que sabe que el éxito pasa por firmar un gran encuentro. "El ascenso pasa por dar nuestra mejor versión y no conceder nada al Santanyí. Y lo cierto es que estamos capacitados para ello", sostiene el andaluz. El conjunto de Sergio Tíscar, por su parte, afronta el partido con la garantía que da verse por delante en el marcador de la eliminatoria. Los rojiblancos ganaron gracias a un solitario gol en el tiempo añadido y buscarán asestar el golpe mortal aprovechando algún error defensivo de una UD Ibiza que quemará todas sus naves en busca del arco rival. "La verdad es que el Santanyí me sorprendió por su poderío físico. En su campo nos aguantó los noventa minutos y seguramente aquí, en Can Misses, saldrá a defender, así que tenemos que tener calma ya que el 1-0 nos valdría para ganar la final y subir a Tercera", afirma Carlos Larra que tiene muy claro que los mallorquines lo pasarán mal vienen a colgarse del larguero. "Si vienen aquí a defender van a sufrir y espero que la afición nos ayude también a ponérselo difícil", apostilla el exjugador del Formentera, que espera y desea que la hinchada se vuelque con el equipo. "Seguro que la afición responde y esto nos va a motivar", concluye.
El exjugador de la Peña Deportiva juvenil quiere lograr su segundo ascenso esta temporada con el Santantyí (Foto: Fútbol Pitiuso).
El exjugador de la Peña Deportiva juvenil quiere lograr su segundo ascenso esta temporada con el Santantyí (Foto: Fútbol Pitiuso).
"Podemos subir" El exfutbolista de la Peña Deportiva juvenil Álex Gómez, autor del gol que dio la victoria al Santanyí en el partido en el tiempo añadido, es uno de los jugadores más peligrosos de la escuadra de Sergio Tíscar. Firmó por el conjunto rojiblanco nada más acabar la temporada en Santa Eulalia y, desde entonces, pese a su edad, se ha convertido en una de las piezas más importantes de su equipo. Juventud y desparpajo en ataque hacen del expeñista un jugador peligroso al que tendrá que atar en corto la defensa de la UD Ibiza. El extremo ya se la lió a la formación de David Porras hace una semana y confía en poder liar el taco en Can Misses. Ilusión, desde luego, no le falta. "Estoy a tope, la verdad, con muchas ganas de que me salga un buen partido y poder ayudar a mi equipo a ganar. Será un partido complicado porque se juegan la vida, pero nosotros vamos con ventaja y con nuestras opciones intactas. Pensamos que podemos lograr el ascenso", asegura el joven. Sabe Álex Gómez que la UD Ibiza saldrá a morder desde el primer minuto, por lo que mantener el tipo durante los primeros compases del encuentro se antoja clave. "Está claro que ellos irán a por todas porque querrán igualar la eliminatoria lo antes posible y en Can Misses estarán muy motivados y arropados por su afición, así que tendremos que hacernos fuertes en defensa y tratar de no conceder muchos espacios porque nos medimos a un equipo con un potencial ofensivo muy fuerte", explica el futbolista del Santanyí, que cree que si pasan los minutos y logran mantener su portería a cero tendrán mucho ganado. "El proyecto deportivo de la UD es subir sí o sí. Conozco muy bien todo lo que rodea a este club después de vivir en la isla los últimos meses y sé que están obligados a subir, por lo que si no ven puerta pronto se pondrán nerviosos y nos podremos beneficiar de su ansiedad que puedan entrarles", apostilla Álex Gómez, que está dispuesto a lograr su segundo ascenso esta temporada. "Subí con Peña a División de Honor y ahora quiero hacerlo con el Santanyí a Tercera División", concluye. Porras: "Queremos que la afición juegue con nosotros" Babymoon

1 Comentario

Dejar respuesta