Un santo bajo palos

0
1140

El Club Deportivo Ibiza está de enhorabuena. La suspensión de la temporada regular por
la pandemia del COVID-19 ha provocado que los buenos registros rojos se conviertan en
definitivos. En este sentido, el gran trabajo defensivo de la escuadra que adiestra desde
la banda José Pérez Herrera ha hecho posible que el bloque pitiuso se haya alzado con el
título honorífico de equipo menos goleado del Grupo XI de la Tercera División.

Una ‘medalla’ que recae especialmente en la figura de Marcos Contreras Fariñas,
veterano de guerra que aterrizó en Ibiza hace dos temporadas con un espectacular
curriculum que escribió a golpe de parada en la SD Formentera. Contreras aceptó la
propuesta del ‘Cedé’ para ser uno de los capitanes del ilusionante proyecto de la entidad
de Vila y esta temporada sus paradas han sido claves para alcanzar el objetivo del
playoff exprés.

Marcos ha encajado tan solo 15 goles en los 26 partidos disputados. Esta cifra le
convierten en el decimotercer portero menos goleado de los dieciocho grupos de Tercera
División, a tan solo cinco tantos de los diez recibidos por Jonmi, del CD Vitoria, ‘Zamora’
de la categoría. El sevillano se entiende a la perfección con Pau Pomar, Fernando Losada
y Enric Tarrés, asiduos compañeros de fatigas en una retaguardia que ha logrado que en
la mitad de los partidos disputados (13) el CD Ibiza pudiera presumir de finalizar con la
portería a cero, sin ningún rasguño que lamentar. Para más inri, la regularidad defensiva
del cuadro rojo se demuestra con hechos: solo el Santanyí, en la jornada 24, pudo
perforar en más de una ocasión el arco de Contreras (2-2).

La experiencia es un grado. Y es por ello que el ‘Zamora’ del Grupo XI no ha dejado
escapar la oportunidad de transformar este título individual en colectivo. “Hace ya tiempo
que entendí que los premios individuales en un deporte colectivo no existen, por lo tanto
este premio es mérito de todo mi equipo, del cual me siento muy orgulloso, y estoy
satisfecho de haber podido aportar mi granito de arena. Lo mejor está por llegar” ha
destacado en sus redes sociales.

Todo éxito deportivo se basa en un trabajo diario. El promedio de poco más de medio gol
por partido (0’57) llega por el trabajo oscuro en cada entrenamiento de un preparador de
arqueros joven pero sobradamente preparado. Es el caso del también sevillano Migue
Alves, que abandonó su tierra en este periodo estival para lanzarse a la aventura
ibicenca y hacer progresar a un cancerbero que vive su segunda juventud y sueña con
volver a Segunda B.

Y, cómo no, el arquero formado en la cantera del Real Betis y que pasó por Cabecense, Mairena y CD Alcalá antes de probar fortuna en las Islas Baleares, sirve de ejemplo a los más jóvenes. Prueba de ello es el caso de los ibicencos Dani Martínez y Aarón Cano. Sin ir más lejos, Dani tuvo la oportunidad de debutar en Tercera División en la séptima jornada del presente curso en el triunfo del Ibiza (2-0) frente a la UD Collerense. Por su parte, Cano es una de las promesas del fútbol pitiuso y escucha los consejos de un
Marcos Contreras que también es su entrenador en el Juvenil del CD Ibiza Insular, que ha
cuajado una formidable actuación en la Regional de Ibiza y Formentera.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.