Peter Kroll, en el centro, es el oráculo de la afición del Formentera.
Peter Kroll, en el centro, es el oráculo de la afición del Formentera.

David Alba “¡Formenterenses! ¿cuál es vuesto oficio? ¡AUU AUU AUU!”, podría escucharse perfectamente en el vestuario del Formentera cada vez que juega en casa. En todo lo que llevamos de Liga, en su feudo, no ha perdido un partido y sólo ha encajado dos goles en las 16 citas. ¿El secreto? No. No hacen argamasa con los jugadores rivales para alzar los muros como hacían en la película 300. Carlos Larra dice que la razón por la que el Campo Municipal se ha convertido en las Termópilas de todos los equipos de Tercera es la gran solidaridad defensiva del equipo de Elcacho. “Un ejemplo claro es que en las jugadas de estrategia defensiva los que más despejan los balones son los delanteros”, destaca el central sevillano.

El ejército que este fin de semana intentará pasar por el famoso estrecho será el San Rafael . Un derbi que se presenta duro. Por un lado, los locales se juegan el liderato. Por otro, los visitantes necesitan asegurarse de no caer en el Hades de la Regional. Durante 90 minutos, los soldados de Vicente Román no solo se enfrentarán al buen oficio (“¡AUU, AUU, AUU!”) de los pupilos de Elcacho: además, tendrán que capear el temporal desde la grada que suele preparar sus antorchas cada vez que viene un equipo de Ibiza a la isla. El oráculo de la afición del Formentera, Peter Kroll, ya avisa de la importancia de la cita. “Son siempre partidos especiales cuando jugamos contra el San Rafael o contra la Peña”, explica el alemán que asegura, por otra parte, que si ganan harán una “gran fiesta” y que, si pierden, “también”.

A pesar de todo, el San Rafael pasa por un buen momento. Y para que se rompa la maldición, confiará el mando de sus tropas ofensivas a su goleador, Luque, que últimamente ha sido bendecido por los dioses de cara a la portería. El ariete lleva ya 10 goles esta temporada y tiene muchísimas ganas, el próximo domingo, de desafiar el desierto que recorren los delanteros en el Municipal de Formentera. “El reto está difícil”, reconoce Luque, que en la pasada jornada anotó dos tantos. Pero los héroes nacen ante la adversidad y pasan a la eternidad gracias a sus gestas . Y es que a día de hoy parece una locura superar al equipo de Elcacho en su campo. “¿Una locura? Esto es ¡FORMENTERA!”

¿Una locura? Esto es ¡FORMENTERA!

Peter Kroll, en el centro, es el oráculo de la afición del Formentera.
Peter Kroll, en el centro, es el oráculo de la afición del Formentera.
David Alba "¡Formenterenses! ¿cuál es vuesto oficio? ¡AUU AUU AUU!", podría escucharse perfectamente en el vestuario del Formentera cada vez que juega en casa. En todo lo que llevamos de Liga, en su feudo, no ha perdido un partido y sólo ha encajado dos goles en las 16 citas. ¿El secreto? No. No hacen argamasa con los jugadores rivales para alzar los muros como hacían en la película 300. Carlos Larra dice que la razón por la que el Campo Municipal se ha convertido en las Termópilas de todos los equipos de Tercera es la gran solidaridad defensiva del equipo de Elcacho. "Un ejemplo claro es que en las jugadas de estrategia defensiva los que más despejan los balones son los delanteros", destaca el central sevillano. El ejército que este fin de semana intentará pasar por el famoso estrecho será el San Rafael . Un derbi que se presenta duro. Por un lado, los locales se juegan el liderato. Por otro, los visitantes necesitan asegurarse de no caer en el Hades de la Regional. Durante 90 minutos, los soldados de Vicente Román no solo se enfrentarán al buen oficio ("¡AUU, AUU, AUU!") de los pupilos de Elcacho: además, tendrán que capear el temporal desde la grada que suele preparar sus antorchas cada vez que viene un equipo de Ibiza a la isla. El oráculo de la afición del Formentera, Peter Kroll, ya avisa de la importancia de la cita. "Son siempre partidos especiales cuando jugamos contra el San Rafael o contra la Peña", explica el alemán que asegura, por otra parte, que si ganan harán una "gran fiesta" y que, si pierden, "también". A pesar de todo, el San Rafael pasa por un buen momento. Y para que se rompa la maldición, confiará el mando de sus tropas ofensivas a su goleador, Luque, que últimamente ha sido bendecido por los dioses de cara a la portería. El ariete lleva ya 10 goles esta temporada y tiene muchísimas ganas, el próximo domingo, de desafiar el desierto que recorren los delanteros en el Municipal de Formentera. "El reto está difícil", reconoce Luque, que en la pasada jornada anotó dos tantos. Pero los héroes nacen ante la adversidad y pasan a la eternidad gracias a sus gestas . Y es que a día de hoy parece una locura superar al equipo de Elcacho en su campo. "¿Una locura? Esto es ¡FORMENTERA!"

1 Comentario

  1. Los comentarios del personaje lo dicen todo…el fútbol es lo de menos, lo importante es que haya cerveza. Mas que adorar a Leonidas, adoran a Duffman xD

Dejar respuesta