Una mano inocente

0
330

Años atrás, brillo como portero del Valencia, Sevilla y de la Selección Española, entre otros. Sus manos protagonizaron legendarias noches de gloria con paradones que hicieron grandes a sus clubes y permitieron que levantaran títulos en Europa. Y, de nuevo, un tiempo después, las manos de Andrés Palop, técnico del Ibiza, han vuelto a cobrar protagonismo en el Viejo Continente porque el exguardameta valenciano fue quien sacó las bolas de los cruces de los octavos de final de la Europa League.

El preparador unionista fue invitado ayer por la UEFA, del que es embajador, para que se encargara de repartir suerte en Nyon a los equipos españoles que siguen vivos en el torneo continental. Clubes a los que defendió en su carrera profesional y con los que ganó prestigiosos trofeos. Así, al Valencia le tocó el Krasnodar ruso, mientras que al Sevilla lo emparejó con el Slavia de Praga checo. Al Villarreal, por su parte, lo cruz con el Zenit de Rusia.

“Es un orgullo participar de nuevo como embajador de la Europa League en el sorteo de 1/8 de final de una competición tan prestigiosa. Muchas gracias y suerte a todos los equipos participantes”, comentó Palop en sus redes sociales.

El míster celeste, tras esta emotiva y enriquecedora experiencia en tierras suizas, donde pudo rememorar sus legendarias conquistas europeas, como las Copas de la UEFA que ganó con el Valencia y con el Sevilla, tratará de seguir engrandando su curriculum profesional (ahora como entrenador) en las filas del Ibiza, donde persigue la clasificación esta misma temporada para el playoff de ascenso a Segunda División. Aunque, eso sí, la primera parada en esta escalada hacia la cima está en el El Ejido.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.