Por Manu Gon

La Regional Preferente se presenta en Ibiza y Formentera repleta de incógnitas. Por un lado, la temporada 2018-2019, a falta de los últimos retoques en las plantillas y de conocer a algunos de los entrenadores, llega sin un favorito claro. Son varios los candidatos a ocupar el primer puesto que consiguió el año pasado el CD Ibiza y con el que consiguió el ansiado ascenso a Tercera División. Los encuestados por Futbol Pitiuso dan por hecho que el ganador saldrá del cuarteto compuesto por el Portmany, el Ciudad de Ibiza, el Inter Ibiza y quien sabe si el Sant Jordi, que se presenta con un proyecto muy competitivo e interesante. Sin embargo, la propia idiosincrasia de esta competición, con apenas diez equipos y una copa con partidos entre semana, hace que la sorpresa pueda saltar fácilmente y obliga a todos los equipos a estar a tope desde la primera jornada.

Y por otro lado está la incógnita de saber cuantos equipos competirán definitivamente este año. De momento, de los diez que había la temporada pasada hay dos menos, el CD Ibiza, que ascendió a Tercera y el Puig d’en Valls, que ha decidido no salir. Así las cosas, quedarían ocho inscritos y ahora todas las miradas están puestas en la Peña Deportiva, el Atlético Jesús y el San Agustín, que al parecer han presentado la documentación necesaria pero que todavía no han confirmado su presencia en la Regional Preferente 2018-2019.

Los aspirantes
Todas las miradas están puestas este año en la Sociedad Deportiva Portmany. Tras terminar la temporada pasada en segunda posición, a siete puntos del CD Ibiza, que posteriormente consiguió el ascenso, este año se presenta muy ambicioso tras la llegada de una nueva junta directiva. En junio, Nacho Andrés sustituyó  en el puesto de presidente a Francisco Parra y su primera decisión fue la de nombrar como entrenador a Carlos Marí, un hombre de la casa que ya entrenó al equipo juvenil junto a Antonio Montalbán, que ahora ocupa la secretaría técnica del club.

Este último confirmó a Futbol Pitiuso “que se ha rejuvenecido el equipo de Regional, con el regreso de varios jugadores de nuestra cantera que estaban en otros clubes”.  Su intención es conseguir el título de Liga y posteriormente luchar por el ascenso a Tercera División. Sin embargo, Montalbán es consciente de que no será una tarea fácil “ya que todos los equipos que se enfrentan al Portmany siempre se emplean a fondo” y “porque al ser una competición corta, con pocos equipos, habrá que competir todos partidos al máximo para ganarlos”.

Una opinión parecida sobre lo complicado de esta Regional Preferente es la que tiene Carlos Fourcade, presidente del Inter Ibiza. Su equipo terminó cuarto el año pasado y una vez más la próxima temporada está en todas las quinielas para ser el que conquiste el primer puesto que da derecho a jugar por el ascenso. El argentino “está armando un equipo compacto, competitivo y fiable para dar guerra y estar peleando lo más posible”.

Sin embargo, Fourcade lamentó que haya tan pocos rivales en esta división “ya que en cuatro o cinco partidos hay dos bloques de equipos, uno con los descolgados que no compiten por nada y otro con los que luchan por el ascenso”. Además, incidió en que todos los participantes son competitivos, pudiéndote arañar puntos que luego pueden resultar decisivos al haber tan pocos adversarios. “En Regional no se puede uno desconcentrar ni una sóla jornada porque por el formato y por como está montada la competición cualquier despiste te puede dejar fuera a las primeras de cambio”.

Otro de los equipos que puede dar mucho que hablar esta temporada y que puede ser uno de los tapados de la competición es la Penya Esportiva Sant Jordi. Terminó quinto en la 2017-2018 y para este año ha apostado por Carlos Casanova, extécnico del Luchador, y por la aportación en la tarea de director deportivo del uruguayo Pablo Rodríguez, después de una exitosa experiencia en el San Rafael de Tercera División.

El objetivo del conjunto verdinegro es “formar una plantilla competitiva y dar un paso adelante respecto a campañas anteriores”. De momento el equipo se está terminando de cerrar pero Casanova asegura que la llegada de Pablo Rodríguez “vendrá genial para reforzar alguna posición en la que podamos quedar peor cubiertos”. Sin embargo, el nuevo entrenador jordier se quiere quitar la presión de ser favorito asegurando que los que, a priori, tienen que luchar por el puesto de campeón son “el Portmany y el Inter Ibiza”.

Las dos cenicientas
Las dos cenicientas, a tenor de los resultados del año pasado son el Santa Gertrudis, noveno, y El Luchador, décimo.

Los primeros afrontan su tercera temporada en la categoría apostando de nuevo por Toni Palau como entrenador.  Según ha explicado él mismo a Futbol Pitiuso “su objetivo es formar una plantilla competitiva que le permita dar un paso con respecto a campañas anteriores y lograr mejores resultados”.

De momento, el equipo no está terminado de confeccionar “aunque mantendrá su núcleo duro y añadirán algunas incorporaciones de jugadores que han formado parte del club en años anteriores y que ahora regresan a la isla después de estudiar fuera”. La intención es mezclar veteranía y juventud, “intentando dar salida a los jóvenes del club”. Eso sí, en ningún momento, el Santa Gertrudis dejará de lado su filosofía “de club humilde” y una vez más tendrá que hacer muchas cuentas para poder salir a competir. “Ten en cuenta que nosotros somos un club en el que no sólo no pagamos a nuestros jugadores, sino que ellos mismos se tienen que pagar sus propias fichas”, concluyó Palau.

El último clasificado la temporada pasada fue el Luchador. El conjunto creado en 1980 y presidido por Fernando Roa apuesta también por un cambio de entrenador para intentar estar lo más arriba posible durante la temporada y dejar atrás tiempos no demasiado positivos. Tras quedar décimos el año pasado con tan sólo un punto en todo el año, el equipo de San Antonio se ha puesto en manos de Tete Páez, exmíster del Sant Jordi y de una plantilla “que es nueva en un 80%”.

Páez ha asegurado a Futbol Pitiuso que está “muy ilusionado y contento” con esta nueva etapa. Su intención es que su equipo “sea competitivo y que de lo mejor de sí en cada partido”. Para ello, los nuevos jugadores que han llegado al Luchador “son ideales para poder llevar la iniciativa y poder hacer un buen fútbol, sobre todo cuidando el balón”.

Apuesta por la cantera
Un proyecto completamente diferente a los anteriores es el que presenta el Formentera B. El equipo que entrena por quinto año consecutivo Edu Ortiz se plantea la Regional Preferente como una competición que sirva “para completar la formación de los jugadores de la casa y darles un espacio para que puedan jugar”.  Algo que no impide que quieran ser “competitivos desde el primer día basándose en un estilo en el que el balón es el gran protagonista”. La intención es, según Ortiz, “mejorar el octavo puesto del año pasado” y para ello han creado una plantilla “bastante heterogénea,  con jugadores jóvenes en su mayoría y algunos veteranos locos por el fútbol”.

De hecho, hace unos días, el director deportivo del club de la Pitiusa menor, José Quereda, Pirri, anunció que el nuevo entrenador del primer equipo, Iván Gómez, “se implicará directamente en el conjunto de Ortiz” y que este año tendrán a su disposición al entrenador de porteros y al fisio del primer equipo y todo el material de los mayores. La intención es, según Pirri, “crear un filial con personalidad y competidor, que nos haga disfrutar y en el que los propios jugadores también lo pasen bien”.

De momento, el Formentera ya ha anunciado la renovación de dos de sus puntales del equipo filial el año pasado, Elio Moya y John Osorio, quienes además verán recompensado su esfuerzo con la posibilidad de entrenar con el primer equipo.

Misterio en otros equipos
Por el contrario, hay muchas más incógnitas con respecto a otros equipos que podrían formar parte de la Regional Preferente esta temporada. Ciudad de Ibiza, tercer clasificado el año pasado, y Sant Josep, séptimo, han confirmado a Fútbol Pitiuso que harán equipo aunque de momento no quieren adelantar nada y trabajar con tranquilidad durante estos últimos días de julio. Además, ambos tienen pensado anunciar sus entrenadores en breve; en el caso del Ciudad de Ibiza, su presidente, Ángel Nadal, confirmó que sería el próximo 21 de julio.

Más misterios rodean en este caso a la Peña Deportiva y al Atlético Jesús. Ninguno de los dos participaron el año pasado y a día de hoy, ambas juntas directivas han asegurado a Fútbol Pitiuso que desconocen si harán equipo. Lo mismo que el San Agustín. En este caso, los mentideros del fútbol de Ibiza y Formentera aseguran que ha presentado la documentación correspondiente aunque aún se desconoce si darán el paso siguiente para competir en la Regional Preferente el curso que viene.

El que desgraciadamente no competirá será el Puig d’en Valls, que terminó sexto en la 2017-2018.

Una Regional repleta de incógnitas

Por Manu Gon
La Regional Preferente se presenta en Ibiza y Formentera repleta de incógnitas. Por un lado, la temporada 2018-2019, a falta de los últimos retoques en las plantillas y de conocer a algunos de los entrenadores, llega sin un favorito claro. Son varios los candidatos a ocupar el primer puesto que consiguió el año pasado el CD Ibiza y con el que consiguió el ansiado ascenso a Tercera División. Los encuestados por Futbol Pitiuso dan por hecho que el ganador saldrá del cuarteto compuesto por el Portmany, el Ciudad de Ibiza, el Inter Ibiza y quien sabe si el Sant Jordi, que se presenta con un proyecto muy competitivo e interesante. Sin embargo, la propia idiosincrasia de esta competición, con apenas diez equipos y una copa con partidos entre semana, hace que la sorpresa pueda saltar fácilmente y obliga a todos los equipos a estar a tope desde la primera jornada. Y por otro lado está la incógnita de saber cuantos equipos competirán definitivamente este año. De momento, de los diez que había la temporada pasada hay dos menos, el CD Ibiza, que ascendió a Tercera y el Puig d'en Valls, que ha decidido no salir. Así las cosas, quedarían ocho inscritos y ahora todas las miradas están puestas en la Peña Deportiva, el Atlético Jesús y el San Agustín, que al parecer han presentado la documentación necesaria pero que todavía no han confirmado su presencia en la Regional Preferente 2018-2019. Los aspirantes Todas las miradas están puestas este año en la Sociedad Deportiva Portmany. Tras terminar la temporada pasada en segunda posición, a siete puntos del CD Ibiza, que posteriormente consiguió el ascenso, este año se presenta muy ambicioso tras la llegada de una nueva junta directiva. En junio, Nacho Andrés sustituyó  en el puesto de presidente a Francisco Parra y su primera decisión fue la de nombrar como entrenador a Carlos Marí, un hombre de la casa que ya entrenó al equipo juvenil junto a Antonio Montalbán, que ahora ocupa la secretaría técnica del club. Este último confirmó a Futbol Pitiuso "que se ha rejuvenecido el equipo de Regional, con el regreso de varios jugadores de nuestra cantera que estaban en otros clubes".  Su intención es conseguir el título de Liga y posteriormente luchar por el ascenso a Tercera División. Sin embargo, Montalbán es consciente de que no será una tarea fácil "ya que todos los equipos que se enfrentan al Portmany siempre se emplean a fondo" y "porque al ser una competición corta, con pocos equipos, habrá que competir todos partidos al máximo para ganarlos".
Una opinión parecida sobre lo complicado de esta Regional Preferente es la que tiene Carlos Fourcade, presidente del Inter Ibiza. Su equipo terminó cuarto el año pasado y una vez más la próxima temporada está en todas las quinielas para ser el que conquiste el primer puesto que da derecho a jugar por el ascenso. El argentino "está armando un equipo compacto, competitivo y fiable para dar guerra y estar peleando lo más posible". Sin embargo, Fourcade lamentó que haya tan pocos rivales en esta división "ya que en cuatro o cinco partidos hay dos bloques de equipos, uno con los descolgados que no compiten por nada y otro con los que luchan por el ascenso". Además, incidió en que todos los participantes son competitivos, pudiéndote arañar puntos que luego pueden resultar decisivos al haber tan pocos adversarios. "En Regional no se puede uno desconcentrar ni una sóla jornada porque por el formato y por como está montada la competición cualquier despiste te puede dejar fuera a las primeras de cambio". Otro de los equipos que puede dar mucho que hablar esta temporada y que puede ser uno de los tapados de la competición es la Penya Esportiva Sant Jordi. Terminó quinto en la 2017-2018 y para este año ha apostado por Carlos Casanova, extécnico del Luchador, y por la aportación en la tarea de director deportivo del uruguayo Pablo Rodríguez, después de una exitosa experiencia en el San Rafael de Tercera División. El objetivo del conjunto verdinegro es "formar una plantilla competitiva y dar un paso adelante respecto a campañas anteriores". De momento el equipo se está terminando de cerrar pero Casanova asegura que la llegada de Pablo Rodríguez "vendrá genial para reforzar alguna posición en la que podamos quedar peor cubiertos". Sin embargo, el nuevo entrenador jordier se quiere quitar la presión de ser favorito asegurando que los que, a priori, tienen que luchar por el puesto de campeón son "el Portmany y el Inter Ibiza".
Las dos cenicientas Las dos cenicientas, a tenor de los resultados del año pasado son el Santa Gertrudis, noveno, y El Luchador, décimo. Los primeros afrontan su tercera temporada en la categoría apostando de nuevo por Toni Palau como entrenador.  Según ha explicado él mismo a Futbol Pitiuso "su objetivo es formar una plantilla competitiva que le permita dar un paso con respecto a campañas anteriores y lograr mejores resultados". De momento, el equipo no está terminado de confeccionar "aunque mantendrá su núcleo duro y añadirán algunas incorporaciones de jugadores que han formado parte del club en años anteriores y que ahora regresan a la isla después de estudiar fuera". La intención es mezclar veteranía y juventud, "intentando dar salida a los jóvenes del club". Eso sí, en ningún momento, el Santa Gertrudis dejará de lado su filosofía "de club humilde" y una vez más tendrá que hacer muchas cuentas para poder salir a competir. "Ten en cuenta que nosotros somos un club en el que no sólo no pagamos a nuestros jugadores, sino que ellos mismos se tienen que pagar sus propias fichas", concluyó Palau. El último clasificado la temporada pasada fue el Luchador. El conjunto creado en 1980 y presidido por Fernando Roa apuesta también por un cambio de entrenador para intentar estar lo más arriba posible durante la temporada y dejar atrás tiempos no demasiado positivos. Tras quedar décimos el año pasado con tan sólo un punto en todo el año, el equipo de San Antonio se ha puesto en manos de Tete Páez, exmíster del Sant Jordi y de una plantilla "que es nueva en un 80%". Páez ha asegurado a Futbol Pitiuso que está "muy ilusionado y contento" con esta nueva etapa. Su intención es que su equipo "sea competitivo y que de lo mejor de sí en cada partido". Para ello, los nuevos jugadores que han llegado al Luchador "son ideales para poder llevar la iniciativa y poder hacer un buen fútbol, sobre todo cuidando el balón".
Apuesta por la cantera Un proyecto completamente diferente a los anteriores es el que presenta el Formentera B. El equipo que entrena por quinto año consecutivo Edu Ortiz se plantea la Regional Preferente como una competición que sirva "para completar la formación de los jugadores de la casa y darles un espacio para que puedan jugar".  Algo que no impide que quieran ser "competitivos desde el primer día basándose en un estilo en el que el balón es el gran protagonista". La intención es, según Ortiz, "mejorar el octavo puesto del año pasado" y para ello han creado una plantilla "bastante heterogénea,  con jugadores jóvenes en su mayoría y algunos veteranos locos por el fútbol". De hecho, hace unos días, el director deportivo del club de la Pitiusa menor, José Quereda, Pirri, anunció que el nuevo entrenador del primer equipo, Iván Gómez, "se implicará directamente en el conjunto de Ortiz" y que este año tendrán a su disposición al entrenador de porteros y al fisio del primer equipo y todo el material de los mayores. La intención es, según Pirri, "crear un filial con personalidad y competidor, que nos haga disfrutar y en el que los propios jugadores también lo pasen bien". De momento, el Formentera ya ha anunciado la renovación de dos de sus puntales del equipo filial el año pasado, Elio Moya y John Osorio, quienes además verán recompensado su esfuerzo con la posibilidad de entrenar con el primer equipo.
Misterio en otros equipos Por el contrario, hay muchas más incógnitas con respecto a otros equipos que podrían formar parte de la Regional Preferente esta temporada. Ciudad de Ibiza, tercer clasificado el año pasado, y Sant Josep, séptimo, han confirmado a Fútbol Pitiuso que harán equipo aunque de momento no quieren adelantar nada y trabajar con tranquilidad durante estos últimos días de julio. Además, ambos tienen pensado anunciar sus entrenadores en breve; en el caso del Ciudad de Ibiza, su presidente, Ángel Nadal, confirmó que sería el próximo 21 de julio. Más misterios rodean en este caso a la Peña Deportiva y al Atlético Jesús. Ninguno de los dos participaron el año pasado y a día de hoy, ambas juntas directivas han asegurado a Fútbol Pitiuso que desconocen si harán equipo. Lo mismo que el San Agustín. En este caso, los mentideros del fútbol de Ibiza y Formentera aseguran que ha presentado la documentación correspondiente aunque aún se desconoce si darán el paso siguiente para competir en la Regional Preferente el curso que viene. El que desgraciadamente no competirá será el Puig d'en Valls, que terminó sexto en la 2017-2018.

No hay comentarios

Dejar respuesta