Xavi Crespo (d) posa junto a su compañero Miquel Tur antes del entrenamiento de ayer (Foto: Fútbol Pitiuso).
Xavi Crespo (d) posa junto a su compañero Miquel Tur antes del entrenamiento de ayer (Foto: Fútbol Pitiuso).

Francisco Natera. El Formentera ya cuenta los días que quedan para su histórico debut en la Liga Nacional juvenil. Bajo la dirección de Gerard Garcés, el conjunto rojinegro afronta el ilusionante reto con humildad, pero con ciertas dosis de ambición al mismo tiempo. Saben en el equipo formenterense que las exigencias son máximas y que el torneo balear nada tiene que ver con la competición doméstica del curso pasado, pero la aventura no asusta a un plantel que no está dispuesto a ser la cenicienta del grupo, a pesar de que hayan voces críticas que aseguran que serán carne de cañón.

La escuadra de la Pitiusa menor hace oídos sordos a estos comentarios y sólo está centrada en su estreno liguero, el próximo día 6 de septiembre, a las 12:00 horas, en el Municipal de San Francisco Javier. La Salle es el rival con el que tendrá que pelear mucho y bien para intentar regalar a su afición los primeros tres puntos de la temporada. En el vestuario sobran ganas y están preparados y mentalizados para lograr el único objetivo que se ha marcado el club: salvar la categoría.

Xavi Crespo es uno de los puntales del Formentera y quiere seguir desmostrando en la competición autonómica su pegada y olfato de gol. Explica el formenterense que el grupo aguarda esperanzado el primer partido de Liga y sostiene que la cita llega en un buen momento, con un equipo cohesionado que ha ido de menos a más en la pretemporada. “El grupo está muy bien. Poco a poco estamos conjuntándonos y esto se nota en los resultados que hemos tenido hasta ahora. Perdimos 5-1 frente a la Peña, pero luego empatamos 1-1 con el Sant Jordi y ganamos el sábado pasado 2-3 al Portmany”, indica.

Comenta el goleador que la dinámica es muy buena y que el equipo está asimilando rápido y bien la filosofía de un entrenador que ha encajado perfectamente en el vestuario. “Es muy buen técnico y estamos convencidos de que nos ayudará mucho”, confiesa un Xavi Crespo que da pistas acerca del perfil que tendrá el Formentera en Liga. “Uno de nuestros principios será mantener la portería a cero y nuestra seña de identidad será el sacrificio dentro del campo, al igual que el Atlético de Madrid, un ejemplo a seguir para cualquier equipo”, apunta.

En este sentido, el estilete resalta: “En el Formentera nadie es más importante que el compañero y el grupo está por encima de individualidades. No hay ningún Messi”. Xavi Crespo aboga por la unión del vestuario para lograr la permanencia y no duda en afirmar que el bloque se dará el alma en los partidos. “Vamos a intentar dar lo máximo y queremos que la afición esté contenta con nosotros”, mantiene un jugador que no duda en asegurar que el equipo tiene calidad y dibujará un buen fútbol. “Aparte de correr y luchar, también sabemos tocar la pelota y buscar espacios”, concluye.

Xavi Crespo: “Nuestra seña de identidad será el sacrificio, como el Atlético de Madrid”

Xavi Crespo (d) posa junto a su compañero Miquel Tur antes del entrenamiento de ayer (Foto: Fútbol Pitiuso).
Xavi Crespo (d) posa junto a su compañero Miquel Tur antes del entrenamiento de ayer (Foto: Fútbol Pitiuso).
Francisco Natera. El Formentera ya cuenta los días que quedan para su histórico debut en la Liga Nacional juvenil. Bajo la dirección de Gerard Garcés, el conjunto rojinegro afronta el ilusionante reto con humildad, pero con ciertas dosis de ambición al mismo tiempo. Saben en el equipo formenterense que las exigencias son máximas y que el torneo balear nada tiene que ver con la competición doméstica del curso pasado, pero la aventura no asusta a un plantel que no está dispuesto a ser la cenicienta del grupo, a pesar de que hayan voces críticas que aseguran que serán carne de cañón. La escuadra de la Pitiusa menor hace oídos sordos a estos comentarios y sólo está centrada en su estreno liguero, el próximo día 6 de septiembre, a las 12:00 horas, en el Municipal de San Francisco Javier. La Salle es el rival con el que tendrá que pelear mucho y bien para intentar regalar a su afición los primeros tres puntos de la temporada. En el vestuario sobran ganas y están preparados y mentalizados para lograr el único objetivo que se ha marcado el club: salvar la categoría. Xavi Crespo es uno de los puntales del Formentera y quiere seguir desmostrando en la competición autonómica su pegada y olfato de gol. Explica el formenterense que el grupo aguarda esperanzado el primer partido de Liga y sostiene que la cita llega en un buen momento, con un equipo cohesionado que ha ido de menos a más en la pretemporada. "El grupo está muy bien. Poco a poco estamos conjuntándonos y esto se nota en los resultados que hemos tenido hasta ahora. Perdimos 5-1 frente a la Peña, pero luego empatamos 1-1 con el Sant Jordi y ganamos el sábado pasado 2-3 al Portmany", indica. Comenta el goleador que la dinámica es muy buena y que el equipo está asimilando rápido y bien la filosofía de un entrenador que ha encajado perfectamente en el vestuario. "Es muy buen técnico y estamos convencidos de que nos ayudará mucho", confiesa un Xavi Crespo que da pistas acerca del perfil que tendrá el Formentera en Liga. "Uno de nuestros principios será mantener la portería a cero y nuestra seña de identidad será el sacrificio dentro del campo, al igual que el Atlético de Madrid, un ejemplo a seguir para cualquier equipo", apunta. En este sentido, el estilete resalta: "En el Formentera nadie es más importante que el compañero y el grupo está por encima de individualidades. No hay ningún Messi". Xavi Crespo aboga por la unión del vestuario para lograr la permanencia y no duda en afirmar que el bloque se dará el alma en los partidos. "Vamos a intentar dar lo máximo y queremos que la afición esté contenta con nosotros", mantiene un jugador que no duda en asegurar que el equipo tiene calidad y dibujará un buen fútbol. "Aparte de correr y luchar, también sabemos tocar la pelota y buscar espacios", concluye.

1 Comentario

Dejar respuesta