can-Tommy

@futbolpitiuso Esta noche, ni Portmany ni CD Ibiza se han ido de fiesta después del empate a cero goles que han firmado en San Antonio. Unos y otros han tenido la pólvora mojada y se tienen que consolar con un punto que no satisface a ninguno de los dos equipos, que se jugaban dar un golpe encima de la mesa en un campeonato que puede liderar en solitario la UD Ibiza si mañana derrota al Inter de Carlos Fourcade.

David Porras se estrena en Can Misses, delante de su afición, en un encuentro complicado, ante un rival rocoso y que confía sus victorias en el Tanque, un jugador letal que ya sabe lo que es marcarle a los unionistas. El entrenador alicantino, no obstante, tiene la receta preparada para frenar a los gualdiazules y conseguir un triunfo que de alas a un equipo que no piensa en otra cosa que no sea el ascenso a Tercera División.

El Formentera B, por su parte, recibe a un Sant Jordi con la moral por las nubes tras ganar la fecha pasada al Inter Ibiza. El equipo rojinegro, que aún no sabe lo que es puntuar, se ha conjurado para sacar adelante el encuentro y tomarle el pulso al torneo con una victoria revitalizante. Los de Edu Ortiz se juegan el todo por el todo, pero con el apoyo de su afición están convecidos de superar a los verdinegros de Tete Páez.

0-0. Sin gol no hay fiesta

can-Tommy@futbolpitiuso Esta noche, ni Portmany ni CD Ibiza se han ido de fiesta después del empate a cero goles que han firmado en San Antonio. Unos y otros han tenido la pólvora mojada y se tienen que consolar con un punto que no satisface a ninguno de los dos equipos, que se jugaban dar un golpe encima de la mesa en un campeonato que puede liderar en solitario la UD Ibiza si mañana derrota al Inter de Carlos Fourcade.David Porras se estrena en Can Misses, delante de su afición, en un encuentro complicado, ante un rival rocoso y que confía sus victorias en el Tanque, un jugador letal que ya sabe lo que es marcarle a los unionistas. El entrenador alicantino, no obstante, tiene la receta preparada para frenar a los gualdiazules y conseguir un triunfo que de alas a un equipo que no piensa en otra cosa que no sea el ascenso a Tercera División.El Formentera B, por su parte, recibe a un Sant Jordi con la moral por las nubes tras ganar la fecha pasada al Inter Ibiza. El equipo rojinegro, que aún no sabe lo que es puntuar, se ha conjurado para sacar adelante el encuentro y tomarle el pulso al torneo con una victoria revitalizante. Los de Edu Ortiz se juegan el todo por el todo, pero con el apoyo de su afición están convecidos de superar a los verdinegros de Tete Páez.

No hay comentarios

Dejar respuesta