@futbolpitiuso El San Rafael no está dispuesto a renunciar al play-off de ascenso esta temporada y mantiene la esperanza de lograr la histórica gesta después de conseguir una victoria de quilates ante el líder Poblense, que podría perder el primer puesto de la tabla si el Formentera gana esta tarde al Ciudad de Ibiza en el partido aplazado correspondiente a la jornada 23. El conjunto de Vicente Román ha vuelto a demostrar una fe ciega hasta el final del partido y se lo ha llevado gracias a un gol de penalti de Ander Arbeloa (m. 83). Sa Creu ha celebrado por todo lo alto el triunfo, ya que los blues sólo se encuentran a cinco puntos del cuarto clasificado, el Alcúdia.

cirf

V. R. /noudiari.es El San Rafael ha batido al líder de la Tercera División balear, el Poblense, en sa Creu por 1 a 0 gracias a un tanto de penalti de Arbeloa en el minuto 83. El gol ha hecho justicia a lo acontecido sobre el terreno de juego. Quitando los primeros 20 minutos, en los que el dominio y las acciones de peligro han corrido por parte del conjunto visitante, el resto del partido ha tenido al equipo de casa como protagonista.

La propuesta por el toque y el control que ambos han tratado de aplicar sobre el terreno de juego ha deparado un partido vistoso, con llegadas a ambas áreas y combinaciones poco habituales en esta categoría, algo que ha agradecido el numeroso público que se ha dado cita en el estadio rafaler.

Aplacado el ánimo de los visitantes tras un arranque en el que fueron mejores, el San Rafael ha cogido la manija en el centro del campo y solo las acciones en las que el balón pasaba por los pies del centrocampista del Poblense Sergi Rojals han hecho tambalear esa superioridad.

Durante los primeros 45 minutos hubo tiros desviados por parte de ambos contendientes y solo una acción muy clara de gol, la que tuvo el local Enzo en el último minuto del acto inicial, aunque su disparo en un mano a mano con el meta salió desviado por poco.

Aunque mejoró el Poblense tras el intermedio y dio muestras de querer ir a por el partido, el San Rafael no le dejó. Maniató el cuadro de casa a su rival en la zona ancha y salvo algunas llegadas esporádicas sin demasiado tino, el conjunto de Óscar Troya no se prodigó en ataque.

ibizaeco

La raza y determinación de Iván Morales en el centro del campo dio al San Rafael el arreón que necesitaba para acabar de creer en sus posibilidades. Zurdo y sobre todo Arbeloa empezaron a poner en jaque a la defensa con sus aproximaciones y centros sobre los delanteros y dio la impresión de que los de sa Pobla daban un paso atrás, más preocupados por defenderse de la amenaza que de crearla.

Aún así el gol se resistía. O bien los centros no llegaban o la defensa cortaba al límite las internadas de sus oponentes. Hasta que en el tramo final, minuto 83, apareció la magia de Arbeloa, que telegrafió un balón para Juanfran por encima de la defensa que dejaba al delantero solo ante el meta, que se vio obligado a cometer un penalti claro que el propio Arbeloa se encargó de transformar en gol.

Los visitantes se fueron arriba para tratar de salvar al menos un punto en el estadio de sa Creu, pero el San Rafael le frenó y, además, no cambió su forma de jugar a pesar de la ventaja y los escasos minutos que quedaban en el luminoso.

Eso propició que los mallorquines, con la espalda descuidada en su intento por igualar la contienda, pudieran encajar hasta dos goles más, pero ni Fernando ni Pacheta acertaron a convertir las claras ocasiones de las que dispusieron en los instantes finales de un partido que acabó con los jugadores del San Rafael aplaudiendo desde el centro del campo a los numerosos aficionados que se dieron cita en el terreno de juego.

Marí Mayans

1-0. Se lo comió

@futbolpitiuso El San Rafael no está dispuesto a renunciar al play-off de ascenso esta temporada y mantiene la esperanza de lograr la histórica gesta después de conseguir una victoria de quilates ante el líder Poblense, que podría perder el primer puesto de la tabla si el Formentera gana esta tarde al Ciudad de Ibiza en el partido aplazado correspondiente a la jornada 23. El conjunto de Vicente Román ha vuelto a demostrar una fe ciega hasta el final del partido y se lo ha llevado gracias a un gol de penalti de Ander Arbeloa (m. 83). Sa Creu ha celebrado por todo lo alto el triunfo, ya que los blues sólo se encuentran a cinco puntos del cuarto clasificado, el Alcúdia. cirf V. R. /noudiari.es El San Rafael ha batido al líder de la Tercera División balear, el Poblense, en sa Creu por 1 a 0 gracias a un tanto de penalti de Arbeloa en el minuto 83. El gol ha hecho justicia a lo acontecido sobre el terreno de juego. Quitando los primeros 20 minutos, en los que el dominio y las acciones de peligro han corrido por parte del conjunto visitante, el resto del partido ha tenido al equipo de casa como protagonista. La propuesta por el toque y el control que ambos han tratado de aplicar sobre el terreno de juego ha deparado un partido vistoso, con llegadas a ambas áreas y combinaciones poco habituales en esta categoría, algo que ha agradecido el numeroso público que se ha dado cita en el estadio rafaler. Aplacado el ánimo de los visitantes tras un arranque en el que fueron mejores, el San Rafael ha cogido la manija en el centro del campo y solo las acciones en las que el balón pasaba por los pies del centrocampista del Poblense Sergi Rojals han hecho tambalear esa superioridad. Durante los primeros 45 minutos hubo tiros desviados por parte de ambos contendientes y solo una acción muy clara de gol, la que tuvo el local Enzo en el último minuto del acto inicial, aunque su disparo en un mano a mano con el meta salió desviado por poco. Aunque mejoró el Poblense tras el intermedio y dio muestras de querer ir a por el partido, el San Rafael no le dejó. Maniató el cuadro de casa a su rival en la zona ancha y salvo algunas llegadas esporádicas sin demasiado tino, el conjunto de Óscar Troya no se prodigó en ataque. ibizaeco La raza y determinación de Iván Morales en el centro del campo dio al San Rafael el arreón que necesitaba para acabar de creer en sus posibilidades. Zurdo y sobre todo Arbeloa empezaron a poner en jaque a la defensa con sus aproximaciones y centros sobre los delanteros y dio la impresión de que los de sa Pobla daban un paso atrás, más preocupados por defenderse de la amenaza que de crearla. Aún así el gol se resistía. O bien los centros no llegaban o la defensa cortaba al límite las internadas de sus oponentes. Hasta que en el tramo final, minuto 83, apareció la magia de Arbeloa, que telegrafió un balón para Juanfran por encima de la defensa que dejaba al delantero solo ante el meta, que se vio obligado a cometer un penalti claro que el propio Arbeloa se encargó de transformar en gol. Los visitantes se fueron arriba para tratar de salvar al menos un punto en el estadio de sa Creu, pero el San Rafael le frenó y, además, no cambió su forma de jugar a pesar de la ventaja y los escasos minutos que quedaban en el luminoso. Eso propició que los mallorquines, con la espalda descuidada en su intento por igualar la contienda, pudieran encajar hasta dos goles más, pero ni Fernando ni Pacheta acertaron a convertir las claras ocasiones de las que dispusieron en los instantes finales de un partido que acabó con los jugadores del San Rafael aplaudiendo desde el centro del campo a los numerosos aficionados que se dieron cita en el terreno de juego. Marí Mayans

No hay comentarios

Dejar respuesta